El mapa del tiempo – Félix J. Palma

13
2557

El mapa del tiempo - Félix J. PalmaHace poco comentábamos en esta página el libro “Una venus mutilada“, en el que Germán Gullón hablaba de unas características para definir las novelas de entretenimiento; estas características eran las siguientes: 1) que produzcan una experiencia emocional y generen placer en la audiencia; 2) que consigan atraer la atención sin distracciones, concentrada, del lector; y 3) que la obra no obligue a nada. Podemos atrevernos a considerar la primera y la segunda como extensibles a casi cualquier obra de creación literaria (se aceptan matices), pero es indudable que el rasgo distintivo es el tercero. La novela de entretenimiento es la que no obliga al lector a nada: no le induce a pensar, no le plantea dificultades —ya sean técnicas (de estilo narrativo) o morales—, no le empuja hacia la reflexión.

Todo esto viene a cuento porque el último libro de Félix J. Palma, “El mapa del tiempo”, se engloba sin ningún tipo de duda dentro del género de la novela de entretenimiento. Este hecho, y vuelvo a Gullón, no hace de la obra algo deleznable per se, sino que la sitúa en otro ámbito de estudio; lo que podría ser válido para otro tipo de obra, no lo es para ésta, ya que no se la puede juzgar siguiendo unos parámetros estándar. “El mapa del tiempo”, qué duda cabe, es un excelente libro de entretenimiento: es emocionante, vertiginoso, con una trama donde las vueltas de tuerca, los descubrimientos y las aventuras se suceden a un ritmo galopante y que deja al lector sin aliento. No son frases hechas, créanme: les aseguro que se disfruta muchísimo durante la lectura.

Bien es cierto que, a nivel estilístico, el buen hacer como prosista de Palma deja una impronta significativa en el texto: es obvio que Palma no es Zafón (por fortuna), y eso se nota y se agradece. Los episodios están tramados con inteligencia, la historia se desarrolla en un crescendo perfecto y los personajes se perfilan con humanidad. Un hallazgo notable es el narrador, una voz omnisciente juguetona y lenguaraz, que aparece en ocasiones (demasiado pocas, por desgracia) para acotar momentos e introducir su peculiar visión de lo que está ocurriendo.

Luego, silencio. La luz del atardecer afilando sus sombras. La cortinita de la ventana retemblando apenas. La brisa arrancando un bisbiseo fantasmal al sacudir las ramas del árbol que se erguía como una pica torcida en el jardín. Un macilento corrillo de espectros sacudiendo la cabeza, avergonzados del torpe dramatismo de la escena, en el caso de que esto fuera una novela de Henry James, quien por cierto también se dejará ver por esta historia.

Todas estas cualidades hacen de la novela un producto exquisito. Y ojo, porque el término «producto» está elegido con mucha intención.

Creo que parece evidente que Félix J. Palma ha escrito esta novela para divertir y divertirse; y también parece evidente que ha logrado lo segundo y está consiguiendo lo primero. “El mapa del tiempo” es, sin duda, una novela de entretenimiento excelente, con detalles muy trabajados, como son el magnífico desarrollo de la trama o la creación de un personaje como el de H.G. Wells. (Lo cual me hace pensar en la protagonista, Claire Haggerty, a quien el autor dibuja como una joven insatisfecha con las condiciones sociales que le ha tocado vivir, inteligente y luchadora, pero que cae rendida a los pies de un militar del futuro al que conoce en un viaje en el tiempo. Toda una personalidad coherente…) Sin embargo, tratar de equiparar esta novela con su producción anterior (o, al menos, con alguna obra concreta) está fuera de lugar, como ya he leído en más de una crítica. Está claro que el libro es un producto ideado para cumplir una doble función: en lo literario, entretener; en lo comercial, vender.

Palma puede dar muchísimo de sí, como ya demostró con su primera obra, “El vigilante de la salamandra”, una auténtica obra de arte que se puede considerar como uno de los mejores libros de relatos en castellano. Con esta novela parece haber querido rendir un homenaje a esas obras clásicas de aventuras de toda la vida, algo que ha logrado con creces y sin sacrificar ni un ápice de maestría narrativa, haciendo de ella un ejemplo idóneo de cómo debe ser una obra de este jaez. Ahora bien, no busquen algo más en “El mapa del tiempo”, porque no lo hay: no hay personajes con personalidades complejas y ricas, ni historias que muevan a la reflexión; no hay lectura entre líneas, ni mensajes, enseñanzas o teorías que puedan extraerse; no hay tramas que espejen el mundo o la sociedad, ni frases que encierren una sutil sabiduría vital. Esta es una obra para leerla del tirón, disfrutar como niños y olvidarse de ella pasada la última página. Ni más ni menos. Si van a adentrarse en ella (como hizo uno) pensando que pueden encontrar esos rasgos del mejor Palma de los que ha venido haciendo gala, olvídenlo.

Más de Félix J. Palma:

13 Comentarios

  1. Me ha gustado esta reseña. Llevo algo más de cien páginas y de momento, a pesar de la prosa límpida y llena de algunos acierto muy notables, esos que me resuenan del Vigilante, me está resultando algo plasta, nada trepidante. Espero ese crescendo y la leeré porque el tema me interesa, los viajes en el tiempo, HG Wells, etc…
    sin embargo, no deja de ser algo muy pobre, por parte de un autor. Esto, con variantes inevitables, ya se escribía en el XIX. Incluso en el Vigilante de la Salamandra, que me parece un prodigio, me pareció que el lado oscuro de Palma era ése, su gran dominio de la técnica y el estilo, algo que le hacía caer en cierto manierismo, algo que allí conseguía sorprender por su desbordante, acojonante, imaginación, pero que aquí se ha quedado en oficio sin más.

  2. […] RESEÑAS DE EL MAPA DEL TIEMPO EN: Solo de libros / […]

  3. Acabo de terminar el libro y me ha gustado en líneas generales; aunque su libro de relatos “El vigilante de la salamandra” me gustó más. Lo que me parece lamentable es la edición, muy poco cuidada con faltas de ortografía increíbles: en la página 75 “grababa” con v y en la 367(creo) “hallarse” con y.

  4. Estoy casi terminando el libro mencanta no he leido nunca un novela ten interesante recomendo a todos lo lecrores que lo compren e las librerias y comprarlo deverda men canta

  5. Estoy casi terminando el libro. Me está encantando, es suave, ingenuo, con un lenguaje claro, con una construcción sencilla y hasta pueril, pero con una estructura interna muy estudiada. Me parece un fantástico resfresco para despues de un atracón de novela negra sueca

  6. Yo acabo de terminar de leer el libro de Félix J. Palma y sí me ha gustado. Estoy de acuerdo en que se trata de un libro destinado a vender y a entretener fundamentalmente y me da la impresión además de que trata de hacer un homenaje al escritor H.G. Wells.
    Por otra parte, sí me ha chirriado un poco la puntuación, como ha dicho Javier.
    Y a pesar de que sí ha sido un libro que ha coseguido atraparme, a veces me desconectaba, quizás porque sea demasiado largo.
    Y por último, algunos razonamientos o planteamientos que realizan los personajes o el autor, me resultan muy inocentes, introducidos con calzador… no sé cómo explicarlo. Por ejemplo, ¿cómo es posible que H.G. Wells tenga la primera intención de acudir a la mansión en que ha sido citado con los otros dos autores, por el viajero del tiempo, para entregarle el manuscrito de su último libro, aún sin publicar, precisamente para evitar que se lo robe otro viajero del tiempo?, ¿no se le ocurre que quizás sea ese personaje quién quiere robarle su libro y después matarlo?

  7. La tilde diacrítica en el adverbio “sólo” únicamente es prescriptiva cuando el contexto en el que aparece puede llevar a confundirlo con el adjetivo “solo” de la misma forma que los pronombres demostrativos (este, ese, aquel) han pasado a llevar tilde solo si existe riesgo de ambigüedad con respecto a los determinantes demostrativos que tienen idéntica forma.

  8. ¿Alguien más que yo se ha dado cuenta de que no ha puesto tilde ni a una sola palabra “solo”? Además, ¿alguien se ha dado cuenta de que el libro está bastante mal puntuado? (sobre todo en el uso de las comas) ¿cómo es todo esto posible?

  9. Buenos días, acabo de leerme “El mapa del Tiempo”, he de reconocer que algunas partes sí me han gustado (el capítulo XXIV me ha parecido sublime), pero, en mi opinión, al libro le sobran muchas cosas. Sinceramente no me ha gustado la novela, y me duele decirlo porque es algo que no me suele ocurrir con ningún libro. Han pasado muchos libros por mis manos, de diferentes autores, de múltiples estilos y géneros literarios, no he sido un lector exigente en el sentido más estricto de la palabra, es más, podría decirse que he tenido poco criterio a la hora de elegir las lecturas, casi todo lo que cae en mis manos lo leo y casi todo me suele gustar.
    Esta novela no me ha gustado, no me ha atrapado como esperaba, no me ha divertido o entretenido realmente, no sé si se debe al modo de narrarla o a la temática en sí, pero para gustos los colores, eso está claro.

    Un saludo.

  10. Encantándome como me está gustando la novela, no estoy de acuerdo con la última afirmación. Creo que la novela sí que tiene su reflexión, y que precisamente está normalmente en boca del narrador. Llevo muy poco, apenas unas cien páginas, pero sí que hay frases que me han hecho detenerme por 1) su belleza literaria, por llamarla de alguna manera, aunque quizá quede mejor “valor literario”, que lo de belleza literaria parece demasiado romántico, también en el sentido literario del término y 2) por lo que decía.

    Suscribo la recomendación.

    Aunque, claro, es lo primero que leo de Palma. Y no va a ser lo último.

Deja un comentario