El sabio, el mercader y el guerrero – Franco Berardi, Bifo

2
1841

Del rechazo al trabajo al surgimiento del cognitariado. Ese es el subtítulo que subraya la idea principal de este opúsculo de Franco Berardi que pretende recoger la evolución del trabajo asalariado, enfrentado al capital, en las últimas décadas del siglo XX y principios de la presente centuria. Se hace necesario subrayar que este libro fue publicado en Italia en 2004, antes de que la presente crisis económica ofreciese la oportunidad de plantear a cara descubierta las políticas contra la clase media que se vienen practicando en occidente desde la década de los 80.

Bifo defiende la tesis, no carente de lógica, de que el progreso tecnológico promovido por el capital ha sido siempre una consecuencia del rechazo de trabajo por parte de las clases asalariadas. En la década de los sesenta y durante los primeros setenta, y gracias a la movilización sindical, los trabajadores lograron importantes mejoras en lo relativo a salarios y horarios de trabajo. El trabajador, aunque el capital quiera obviar sus atributos de ser humano, deseaba tener tiempo libre y recursos que invertir en otras inquietudes distintas de su puesto de trabajo. Y ese espíritu de rechazo del trabajo eclosionó en los movimientos del 68, pero también en la revolución tecnológica que tuvo como consecuencia sustituir a esos trabajadores díscolos por máquinas que no desearan su emancipación.

Haciendo un recorrido década a década, el autor presenta la desintegración de las formas de vida tradicionales, el fin del trabajo obrero e industrial que dio paso al trabajo científico técnico, el regreso del paro a la escena social, el Estado convertido en un mecanismo de control de la planificación capitalista y no de representación de sus ciudadanos, el asalto del capital contra el salario obrero, el desmantelamiento del estado del bienestar, el fin de la democracia… Realidades que han ido volviéndose cada vez más descarnadas a medida que nos acercábamos al nuevo milenio, y que han dado lugar a un estado de psicosis social que intentamos aplacar con drogas legales (tranquilizantes, estimulantes) o ilegales, mediante el consumismo, mediante la ausencia de compromiso, mediante el cinismo o la indiferencia.

Sin embargo, para Franco Berardi existe una posibilidad de plantar cara al ataque neoliberal que, hoy más que nunca, impone sus reglas. Nuestra baza pasa precisamente por aprovechar esa reconversión obligada que dejó atrás a la mano de obra industrial, para convertirla en una mano de obra tecnológica y científica. Hoy la clase obrera puede definirse según lo que el autor designa como cognitariado: consecuencia del rechazo del trabajo industrial y de la transformación productiva tecnológica postfordista, tiene lugar la aparición de una composición del trabajo global en la que adquiere una posición central la concreción del intelecto.

Para Bifo la historia del siglo XX es la historia del conflicto y la alianza entre tres figuras: el sabio, el guerrero y el mercader. El conocimiento, atributo del sabio, multiplica las posibilidades de producir cosas útiles, pero también multiplica los espacios de libertad para todos los seres humanos. De ahí que el mercader, apoyado por el guerrero, quiera hacer del conocimiento una fuerza de poder. Pero para hacerlo deben someter al sabio, mediante astucias y triquiñuelas.

La organización del cognitariado, que hoy sólo comienza a esbozarse, supone la búsqueda de futuros autónomos frente al futuro totalizante que el capitalismo parece querer imponer, dando por ineludible la primacía absoluta del beneficio. Se trata de poner en funcionamiento dispositivos que permitan a los trabajadores cognitivos actuar como factor de transformación de todo el proceso de trabajo, para que este no dependa del beneficio, sino de la utilidad social.

2 Comentarios

  1. […] entrada la he sacado de un libro muy interesante, El sabio, el mercader y el guerrero, de Franco Berardi, Bifo. A mi personalmente me gusto […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here