Las mejores lecturas de 2016 en solodelibros

10
1309

Una vez más despedimos el año con las que consideramos las mejores lecturas de estos últimos doce meses.

  1. Los Zelmenianos, de Moyshe Kulbak.
  2. La bendición de la tierra, de Knut Hamsun.
  3. Industrias y andanzas de Alfanhuí, de Rafael Sánchez Ferlosio.
  4. La mujer rota, de Simone de Beauvoir.
  5. Mi nombre es Legión, de António Lobo Antunes.
  6. Dombey e Hijo, de Charles Dickens
  7. Relojes de hueso, de David Mitchell
  8. Nostromo, de Joseph Conrad
  9. La saga de los Forsyte, de John Galsworthy
  10. En vísperas, de Iván S. Turguénev
  11. La conquista de la felicidad, de Bertrand Russell

10 Comentarios

  1. Alguno de los libros que mencionas en la lista están entre mis favoritos, así que tomo nota del resto, pues seguro que me gustan.

    Aprovecho para daros las gracias por este estupendo blog, que a mí por lo menos me sirve de guía en la elección de mis lecturas.

    Felices fiestas a solodelibros y a todos los amantes de la literatura que circulan por aquí.

  2. Sra. Castro, ayer busqué como loca Los Zelmelianos, y tuve la suerte de encontrar gratis en mi biblioteca digital, una copia en libro electrónico de The Zelmenyaners, el cual estoy leyendo con avidez y que me mata de la risa. Qué libro tan curioso, es de un grupo de gente tan diferente a lo que conozco, y a la vez parecen historias del patio de nuestras abuelas, ¿verdad? Como dice usted, qué prosa tan elegante y poética la de este escritor.

    Este año me han gustado sobre todo:

    Catch 22.
    Por lo inusual, el humor y la crítica tan aguda de la sociedad, la guerra, el capitalismo, etc.

    A sangre fría, de Capote
    Todos sabemos de qué trata el libro, pero es impresionante leer a Truman Capote en esta novela en la que tanto de él invirtió. Es como adentrarse en el seno de una familia que tipifica lo que es la América de clase media trabajadora, y en el corazón de un pueblito, en la mente de sus habitantes, y en la de los asesinos, y de paso, todo un tratado psicológico y un repaso crítico de la pena de muerte, aparte de una novela super bien escrita, con atención a múltiples aspectos como descripciones, diálogos, no sé qué decir más que la recomiendo muchísimo.

    The Makioka Sisters
    Es un libro que creo uno de ustedes ha leído. Me gusta muchísimo.

    El arte de la guerra
    Estupendo tratado pequeño y muy interesante.

    El cisne negro, de Nassim Nicholas Taleb
    La sorpresa del 2016. Un cisne negro es como dice el subtítulo, algo altamente improbable. Es un libro escrito con un sentido del humor nada político. Taleb trabajaba en Wall Street, y aquí nos muestra lo que ocurre detrás de las bambalinas de esos supuestos expertos en finanzas. Es un libro filosófico, político, intelectual, y a la vez como las conversaciones que tenemos con los taxistas. Taleb es un genio que integra todo lo que ha vivido con lo que sabemos de medicina, ciencia, cultura callejera, conocimiento intelectual, y nos ofrece teorías y sugerencias basadas en sus hallazgos que no nos dejarán impasibles, sino que nos harán pensar y actuar en consecuencia. Es un libro fascinante.

    El amigo Manso, Galdós
    Porque sólo Galdós nos hace pensar y reir, nos describe igual una borrachera que una escena casera, y sólo él nos presenta personajes tan reales que se olvida uno que está leyendo un libro. Creo que este libro está cercano a su propia biografía. Galdós es único. Sé que ustedes han leído este título, y que son admiradores de Galdós.

    Gracias por todas sus reseñas de libros, me gusta leerlas y me dan buenas ideas.

    • Muchísimas gracias, Silvia, por dejarnos su lista de mejores lecturas del año. Me alegra que esté disfrutando Los Zelmenianos. Tengo ganas de releer A sangre fría, tal vez sea una de las lecturas de 2017. Las hermanas Makioka es un hermoso libro y qué decir del inconmensurable Galdós.

      Saludos y buenas lecturas.

  3. Sra. Castro, un placer leerla. Tomo nota de sus lecturas y buscaré en la biblioteca.
    Además me ha hecho recordar que Alfanhuí es un libro a regalar a mis hijos. Comparto su admiración por él y su sorpresa. No he chequeado fechas pero siempre he pensado que detrás de ese libro está el influjo de Carmen Martín Gaite o de la hija de ambos.
    Un abrazo literario.

  4. Un placer compartir con vosotros mi particular lista de las “mejores” lecturas del año que nos deja. Si me lo permitís, he decidido también decir algo sobre las “no tan buenas”; en ellas hay pocos libros, mejor así.

    Mejores:

    -“La nueva Grub Street”, de George Gissing.

    -“Casas Viejas”, de Ramón J. Sender. Crónica periodística de la masacre de jornaleros acaecida en la pedanía de Medina Sidonia, que propició el descreimiento general de aquellos que habían depositado excesivas esperanzas en el gobierno republicano de Manuel Azaña. Gran y documentado trabajo de una parte de nuestra historia.

    -“Cartas de una pionera”, de Elinore Pruitt Stewart.

    -“Noventa y tres”, de Víctor Hugo. Víctor Hugo en estado puro. Abrumador en la erudición, inteligente en las ideas y compasivo, como siempre, con los débiles y desamparados. Una novela que, además de sus bondades literarias, nos permite conocer el período convulso de la guerra de la Vendée, inmediatamente posterior a la revolución francesa.

    -“La desheredada”, de Benito Pérez Galdós. Ni un año falta don Benito a esta cita. Otra gran obra, la primera que inauguró su ciclo de novelas contemporáneas. Los anhelos aristocráticos de la protagonista, Isidora Rufete, sirven de base para una crítica a la sociedad burguesa madrileña, así como a los movimientos revolucionarios internacionalistas de la época.

    -“Narraciones”, de Maksim Gorki.

    -“Solaris”, de Stanislaw Lem.

    -“Tentación”, de János Székely. Obra sencilla, plena de ironía corrosiva, prototipo del libro de aprendizaje de los perdedores. El escenario es Budapest, pero podría ser cualquier otra ciudad europea de entreguerras. Para desgracia de todos, no sólo en Hungría abunda la especie con “alma de ciclista”: “Los que se yerguen hacia arriba y pisotean hacia abajo”, se reproducen con una facilidad pasmosa no importa en qué tiempo ni lugar.

    -“La hoja plegada”, de William Maxwell. Evidentemente no fue una casualidad “Vinieron como golondrinas”. Aquí, Maxwell vuelve a hacer gala de la misma sensibilidad extrema para reflejar el paso de la adolescencia a la juventud de Lymie Peters y Spud Latham, los dos protagonistas. Una excelente novela.

    -“Lord Jim”, de Joseph Conrad. Una de sus más famosas novelas, escrita en clave de género de aventuras, donde está presente el sempiterno mar y la intrincada selva, pero en la que destaca sobre todo la complejidad de su principal protagonista, al que el destino depara una inesperada oportunidad de redención personal. Conrad se muestra como lo que es, un narrador magistral.

    -“Los solteros”, de Muriel Spark

    Decepcionantes:

    -”El oro blanco. Historia de una obsesión”, de Edmund de Waal. En literatura, como en casi todo, no resulta aconsejable repetir experiencias. Si los retazos de vida tejidos alrededor de los “netsuke”, de “La liebre con ojos de ámbar”, enganchaban y seducían a la primera, idéntico experimento, trasladado a la historia de la porcelana, no funciona de la misma manera. Demasiado fría e impersonal, no transmite nada.

    Insufribles:

    -“Su pasatiempo favorito”, de William Gaddis.

    Feliz año 2017 a todos los seguidores de soldelibros

    • Gracias por sus sugerencias. He tenido suerte de encontrar La desheredada de Galdós gratis para Kindle, y ya lo tengo esperándome para su lectura en el 2017.

    • ¡Feliz Navidad, Miguel!

      Tomo nota de las que consideras las mejores lecturas, a ver si le hago hueco a alguna en 2017.

      Un abrazo fuerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here