Pensar el 15M y otros textos – VVAA

3
888

Pensar el 15M y otros textos - VVAAEntre todos los textos que han ido apareciendo a raíz del surgimiento hace meses del movimiento 15M es difícil encontrar alguno que lo aborde desde una perspectiva crítica; casi todos han sido laudatorios en mayor o menor medida, señalando los aciertos y minimizando los errores, y centrándose en los aspectos más “públicos” de esta revolución ciudadana. Pensar el 15M y otros textos introduce una nota discordante en esta serie de publicaciones al focalizar su atención en un elemento importante dentro de este movimiento: el aspecto teórico/intelectual del mismo, exigiendo la construcción de un trasfondo ideológico sólido en el que pueda basarse su desarrollo y evolución.

El texto que da nombre al ensayo, escrito por Félix Rodrigo Mora, es el que desarrolla esta tesis en profundidad; los siguientes capítulos, a cargo de Prado Esteban y Frank G. Rubio, se centran en la cuestión feminista dentro del 15M y en las distintas visiones del mismo de algunos participantes de las asambleas (en forma de entrevistas). El texto inicial comienza cargando, precisamente, contra todos los textos publicados referentes al 15M y, en general, con cualquier tipo de análisis previo que se haya realizado; Mora carga contra los ensayistas arguyendo falta de profundidad, cortedad de miras y un profundo desconocimiento de la raíz del movimiento y de lo que él cree que debería ser su deriva en un futuro. Después pasa a arremeter contra algunos colectivos que han apoyado esta revolución, comenzando con Democracia Real Ya y pasando por Juventud Sin Futuro, el colectivo universitario o el sector sindical. Por último, quizá no satisfecho, critica el comportamiento de lo que él denomina “el sector popular” del 15M (la gente que no pertenece a ningún tipo de asociación y que se echó a la calle de manera espontánea) por su pasividad ante la usurpación de las asambleas de los colectivos anteriormente citados, que han contribuido a transformar en inane cualquier atisbo de revolución o cambio.

¿Qué aporta el análisis de Rodrigo Mora? Muchas vaguedades, ya que insiste en la necesidad de que la lucha ideológica que inevitablemente se va a desarrollar se apoye en unas ideas sólidas, si bien ofrece muy pocos ejemplos. Con todo, me parece importante resaltar dos elementos que han pasado un poco desapercibidos en el debate y que sí es fundamental destacar: por una parte, la necesidad de comprender que el 15M debe luchar por destruir este sistema, no por cambiarlo o reformarlo; por otra, la importancia de apoyar esta transformación con un bagaje de ideas, de teorías, que puedan resultar un contrapunto firme a las (cuidadosamente urdidas) mentiras que el sistema capitalista utiliza para aborregarnos. Y es que el sistema neocapitalista es insostenible en sus fundamentos: las teorías del crecimiento sostenible son falacias y la única verdad es que debemos replantear nuestro modo de vida para hacer frente a las crisis que vendrán; y me refiero a las naturales, no ya a las económicas, que son meras creaciones del propio sistema para autoperpetuarse.

Estas ideas, si bien interesantes, están insertas en un discurso que oscila entre lo mesiánico, lo paranoide y lo irreal. Y es importante resaltar este detalle, porque a pesar de sostener una tesis capital (el derrocamiento del sistema, en lugar de su perpetuación), el libro se aleja de un paradigma cercano para situarse en la abstracción, en las teorías descabelladas y en los ataques indiscriminados contra casi cualquier integrante del 15M; incluso los cuestionarios finales buscan “acorralar” a los entrevistados, aunque hay que reconocer que su inclusión añade un punto de vista muy distinto a la complacencia habitual. Mora, al igual que los otros autores, parte de unas bases imposibles, pidiendo unos cambios que necesitan de unos pasos previos: algo que, en este momento, es lo que el 15M representa. Es absurdo ansiar un modelo de autogestión cuando hoy día vivimos en una sociedad anestesiada por un capitalismo feroz; el movimiento 15M puede verse como una etapa, una transición, pero es injusto y absurdo exigir una responsabilidad tal a un grupo de personas heterogéneo y recién constituido.

Pensar el 15M y otros textos, en suma, es un libro alejado de la realidad, pero que ofrece un par de reflexiones necesarias: lo cierto es que se abordan desde una perspectiva hostil y peculiar, pero no por ello hay que dejarlas de lado. De hecho, son tesis que habría que trabajar en las asambleas para otorgarles, en el futuro, la importancia que merecen.

3 Comentarios

  1. El 15M es un movimiento muy novedoso y requiere un estudio “profundo” y denso. Veamos lo que aporta este trabajo. Por otra parte se celebra que comience a escribirse sobre el tema.

  2. Las críticas al 15M desde todos los ámbitos (del anarquismo de Mora al conservadurismo de nuestros gobernantes) me parecen no estar justificadas. No son más que un sabotaje a cualquier tipo de protesta, con la que se puede estar o no de acuerdo.

  3. Siempre me pareció que resultaba pertinente que se incluyesen en las reseñas (por lo demás, siempre interesantes), una pequeña ficha, en la que, por lo menos, se indicara la editorial. Hoy me ha parecido necesario.

    En cualquier caso, mi felicitación entusiasta, para ambos, por vuestro magnífico proyecto.

Deja un comentario