La imaginación en la jaula – Javier Aparicio Maydeu

0
147

La imaginación en la jaula - Javier Aparicio MaydeuCon La imaginación en la jaula Javier Aparicio Maydeu cierra una suerte de tetralogía de la creación compuesta por Continuidad y ruptura, El desguace de la tradición, Lecturas de ficción contemporánea y el texto que nos ocupa. En esta ocasión el autor se centra en los cambios que el proceso de creación y la propia consideración de la creatividad han sufrido en los últimos tiempos, especialmente con el advenimiento de internet y las nuevas tecnologías de distribución. Una reflexión necesaria en el ámbito artístico, sin duda, pero quizá también en el social, ya que nos obliga a asumir las variaciones que ha sufrido nuestra visión de la cultura en este mundo hipermoderno.

La tesis de partida, que se repite y reinterpreta a lo largo del ensayo, es que la inmediatez que propicia nuestro mundo hiperconectado no suele contribuir al desarrollo coherente de la creación artística. La «incitación a la exposición pública» que exige internet obliga a descuidar procedimientos complejos, como la reflexión, corrección, revisión o edición; todos ellos elementos insoslayables del proceso de creación. La exhibición de la vida a todas horas impone en los artistas (o en los aspirantes) un prurito de velocidad, que exhorta a una interacción continua: algo que menoscaba la reflexión inherente al acto de crear. Mientras que el artista se ha movido en un ámbito de soledad para enfrentarse al proceso de creación, quizás ineludible para alcanzar una excelencia reflexiva, internet y las redes sociales imponen una visibilidad constante que dificulta el morigerado trabajo del creador.

Asociada a esta inmediatez aparece la facilidad de la propia obra para acceder al lector; una rebaja en las dificultades propias de una obra de arte auténtica con el objetivo de ahorrarle esfuerzo al consumidor. Por contradictorio que parezca, a pesar de ese afán por hacerle la vida más fácil al lector existe una tendencia a la hipervinculación del texto (la interacción constante a la que se aludía antes); frente a la linealidad con abundancia de información de las obras clásicas, nos enfrentamos a una narrativa que ofrece profusión de conexiones y vínculos, pero un estilo conciso y plano, fruto de esa velocidad que impregna el proceso de creación.

Y es que estas características de la actividad artística moderna contribuyen al surgimiento de obras que buscan la difusión rápida, más que el logro de un estilo personal. En palabras del autor: «la rentabilidad del entretenimiento ha sucedido a la voluntad de trascendencia y perdurabilidad». Esto nos lleva, además, a la asunción de que los géneros literarios (y, por extensión, los estilos) se moldean en relación al mercado, lo que se traduce en una mutabilidad incesante y vertiginosa. Los artistas modernos se pliegan a esa persistente volubilidad y adaptan sus estilos a una demanda que cambia de un minuto para el siguiente.

En general, Maydeu advierte una falta o menoscabo en la creatividad, al menos tal y como se ha entendido a lo largo de la historia. Los escritores (aunque se pueda hacer extensivo al resto de disciplinas) se preocupan más por adaptarse a unas reglas estipuladas por el mercado y las consignas consumistas, que dictan temas, géneros, estilos e incluso formatos, que por cultivar una voz propia y experimentar con las posibilidades que ofrece su campo de creación. Incluso la mediación —en el caso de la escritura, la de un editor— se contempla como un escollo, cuando resulta una actividad casi imprescindible para la excelencia de la obra artística. (Y es que, como señala el autor, la capacidad del editor para rechazar la publicación no es, ni mucho menos —por mucho que los defensores de la autopublicación se empeñen—, un mecanismo de censura, sino una habilidad cultivada con años de experiencia y conocimiento del entorno artístico; el criterio de un mediador puede contribuir a la creación de un ecosistema cultural variado, pródigo y arriesgado, todo lo contrario a lo que solemos hallar en estos tiempos.)

La imaginación en la jaula es un ensayo profuso en referencias, si bien se centra en dos o tres ideas que (re)desarrolla desde todos los puntos de vista. Lejos de intentar convencer a escépticos o a enarbolar una postura tecnófoba, Maydeu prefiere señalar los cambios que se han venido produciendo en los actos de creación y dejar al lector la responsabilidad de extraer posibles conclusiones. En todo caso, es un texto al que merece la pena acercarse para conocer la evolución de lo que consideramos arte; y quizás también para imaginar qué puede depararnos el futuro de la creación.

Más de Javier Aparicio Maydeu:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here