Otro gobierno – César Calderón

0
1496

Otro gobierno - César CalderónLa efervescencia social causada por la gestión de una crisis cuyas culpas están pagando los ciudadanos, poco a poco va cuajando en ideas que pueden ayudar a crear una nueva y mejor sociedad. Entre ellas, la que recoge César Calderon en Otro gobierno, un breve libro que nos traslada la noción de una nueva manera de gobernar basada en la participación ciudadana y ayudada por las nuevas tecnologías.

Aunque los sectores más inmovilistas se nieguen a reconocerlo —e incluso se obstinen en legislar en contra— la sociedad ha dado un enorme cambio en las últimas décadas. Gran parte de ese cambio ha sido fomentado, o al menos canalizado, por las nuevas tecnologías de la información. Los móviles y luego los smartphones, internet y las redes sociales han cambiado la manera de informarse pero también de situarse en el mundo, y por supuesto de relacionarse con los demás, incluidos los gobiernos.

Los ciudadanos deseamos participar, sentirnos parte de un proyecto común. Calderón cita el ejemplo de la Wikipedia: millones de personas se involucran en construir una enciclopedia sin esperar a cambio reconocimiento o remuneración económica. En una sociedad donde, gracias a la tecnología, participar, compartir y colaborar son experiencias habituales, la participación política no puede reducirse a votar cada cuatro años.

Esta nueva sociedad, en opinión del autor, conducirá inevitablemente al Gobierno Abierto: un nuevo modo de hacer política cuyos ejes deben ser la transparencia, la colaboración y la participación; y que no debe confundirse con el e-gobierno o gobierno electrónico, aunque las facilidades telemáticas que las distintas Administraciones vienen implementando desde hace unos años pueden considerarse un primer paso hacia ese Gobierno Abierto. Sin embargo, la fórmula de gobierno por la que postula el libro es mucho más ambiciosa.

Se basa en el axioma «Más democracia, mejor democracia» y consiste en que los ciudadanos se otorguen mayor participación en la toma de decisiones. De manera que no se limiten a delegar el poder en manos de otros, sino que puedan proponer, opinar, revisar, enmendar…  participando de manera activa en la elaboración de las políticas que les atañen (es decir, todas) y, sobre todo, ejercer un control continuo sobre quienes las ejecutan. No es una utopía, en el libro se recogen algunas iniciativas de este tipo que ya se están desarrollando en España.

Sin embargo, Otro gobierno recoge también la reticencia que existe desde los estamentos oficiales a caminar con los nuevos tiempos. No se trata solo del temor a perder parcelas de poder (que también), sino más bien de una ceguera que impide ver las ventajas de los cambios acaecidos. Corregir esta situación es tarea, según Calderón, de la izquierda, y debe empezar por cambiar la manera en que se gestionan los propios partidos políticos.

La estructura colaborativa de la red ha vuelto a poner de manifiesto el deseo de sentirse parte de una comunidad que es inherente al ser humano, a la vez que nos brinda las herramientas necesarias para crear comunidades más eficientes, cooperativas, cohesionadas, horizontales y altruistas. Nuestros gobiernos deberán adaptarse a esta nueva realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here