Lee, es por tu bien

1
1434

Lee, es por tu bienLeer no solo te permite abrir la imaginación y volar hacia mundos que solo cobran vida cuando una persona se sumerge en un buen libro. Esta actividad también brinda beneficios para la salud mental e incluso puede fomentar el fortalecimiento de la interacción social y las relaciones interpersonales.

Una investigación publicada recientemente en Neurology, estableció que actividades como leer reducen el deterioro cognitivo, según los resultados de un análisis –post mortem– del cerebro de 294 pacientes que sufrieron demencia. En el caso de las personas que no suelen leer, escribir o practicar juegos que requieran de habilidad y actividad mental, su deterioro cognitivo puede ser hasta 48 por ciento más rápido, de acuerdo a las conclusiones y los resultados de esta investigación.

Otros estudios, entre ellos uno a cargo de un grupo de psicólogos de la Universidad de Toronto, subrayaron que de los múltiples beneficios que brinda la lectura –y de los más inmediatos–, está el aumento de tolerancia hacia la incertidumbre.

De hecho, quienes son lectores ávidos suelen tener mejor capacidad para pensar ideas creativas y son más abiertos a escuchar más opciones e ideas frente a una misma situación. Y tienen menos necesidad de “clausura cognitiva” (necesidad de llegar a una conclusión rápidamente en la toma de decisiones y una aversión a la ambigüedad y la confusión), sobre todo los que tienden a elegir libros de ficción.

Leer los grandes clásicos de la literatura también tiene sus beneficios, en comparación con los que brinda “clavarse” en los libros contemporáneos.

Natalie Phillips y un equipo de neurobiólogos de la Universidad de Stanford analizaron los escáneres cerebrales de participantes voluntarios e indicó que “poner atención a los textos literarios requiere la coordinación de múltiples funciones cognitivas complejas”.

Y si se trata de un clásico literario, el cerebro ejercita áreas que casi no se trabajan durante el día, dependiendo del ritmo de vida que lleve la persona. El beneficio se debe a que la literatura clásica estimula directamente la parte moral y social del cerebro, en cada línea que repasan los lectores, incitando a la autoreflexión.

La lectura de obras de ficción, en comparación con textos de otro tipo de narrativa, también puede marcar la diferencia.

Un estudio titulado “Reading literary fiction improves theory of mind”, publicado en Science, reveló que leer ficción aumenta la capacidad empática de las personas.

Fuente

1 Comentario

  1. ¡Qué difícil tarea la de estimular la lectura de textos impresos! Y cada vez se lee menos. esa es una realidad acá en Chile. Y lo peor que cuando se lee no se entiende lo que se lee. Parece una acertijo, pero por desgracia no es así. Aunque no todo está perdido: Chile pertenece a la OCDE, lo que es muy importante ¿no lo creen ustedes? Es nuestro premio de consuelo. Y el problema creo yo es más grave que las investigaciones que se hagan en neurociencia a propósito de estimular la actividad cerebral e influir positivamente para no sufrir demencia senil o al menos postergarla, por lo demás los jóvenes siendo jóvenes se creen inmortales y eso ustedes lo saben así es que poca importancia le darán a futuras enfermedades ¿quién se acuerdo de ellas? Y cuando digo que el problema es más grave es porque vivimos en una sociedad que se escribe en términos económicos, la economía marca agendas en todos los países y todo se mide cuantitavamente: la sociología al servicio del capital y nos va diciendo cada día hoy tenemos 10 pobres menos y entonces todos felices. ¿Qué importa hoy la búsqueda de sentido para gobiernos y transnacionales? ¿Y qué importa para nosotros y nosotras? Desvarío de septiembre en Chile cuando comienza la primavera. Rosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here