Leer es jugar

0
598

Leer es jugarAfirma Savater, sin dudarlo ni un momento, que leer es una actividad intrínsecamente infantil —cosa para él muy positiva— y que sólo una actitud equivocada ante todo aquello que la vida nos ofrece nos lleva a intelectualizar en demasía el proceso de lectura y a buscarte tres pies a todos los gatos literarios. Nos gusta leer porque es un juego, porque somos niños, básicamente, y esto no es en absoluto sinónimo de puerilidad, porque los niños —con toda sensatez— exigen emoción, belleza y entretenimiento en lo que leen, que es todo o casi todo lo que se debería exigir. Nuestro hombre nos indica que el leer es cosa de niños. Leer otras cosas, tratados de sociología o el código civil es documentarse, obtener información, algo equivalente a leer las páginas amarillas. Leer es jugar, por lo cual la lectura esta en abierta contradicción con todo lo serio. La gente seria se dedica a cosas de adultos: principalmente a ganar dinero trasegando y vendiendo cosas. Por el contrario, sumergirse en un mundo de mentira tiene que parecerles a las mentalidades pragmáticas y utilitaristas una manera bien tonta de perder el tiempo.

Pero Savater comienza por advertirnos cuál es el principal mal de nuestra época: tomarse las cosas —y la lectura entre ellas— y a uno mismo demasiado en serio, lo que es la peor plaga que hace estragos a nuestro alrededor y en cada uno de nosotros. Porque lo único verdaderamente serio es que nada puede ser absolutamente serio, que todo monopolio de la seriedad es perverso, que la seriedad bien entendida empieza por cualquiera menos por uno mismo.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here