Boris Pasternak, un escritor obligado a rechazar el Nobel

0
1700

Boris Pasternak, un escritor obligado a rechazar el NobelNo es que no quisieran ser «institucionalizados por el Oeste o por el Este» con un premio de «tinte político», como argumentó Jean Paul Sartre para rechazar su Nobel de Literatura en 1964. Para cuatro de los ganadores del prestigioso galardón que cada año otorga la Academia Sueca no fue una decisión personal. Se vieron forzados por sus gobiernos a renunciar.

Boris Pasternak se quedó para siempre sin el premio de Literatura que le fue otorgado en 1958 «por su importante obra, tanto en poesía lírica contemporánea como en el campo de la gran tradición épica rusa». El autor de El doctor Zhivago, una obra prohibida en la Unión Soviética, aceptó el galardón con un sencillo telegrama: «Agradecido, conmovido, orgulloso, asombrado». No indicaba si tenía pensado trasladarse a Estocolmo para recogerlo.

A la mañana siguiente, el jefe del Departamento Cultural del Comité Central del Partido le exigió rechazar inmediatamente el premio, pero él se negó. Aguantó hasta que fueron a por su amor, Olga Ivinskaya, a la que estuvo unido desde 1946 hasta su muerte. «Devuelvan a Ivinskaya su puesto de trabajo, he rechazado el premio» escribió al Comité Central del Partido tras enviar su dramática renuncia a Estocolmo. Su telegrama explicaba que «debido a la significación que se ha atribuido a ese premio en la sociedad a la que pertenezco» no le era posible aceptar el galardón al que renunciaba «voluntariamente».

«Qué clase de sucio crimen he cometido, ¿soy un asesino, un villano? Yo, que hice que todo el mundo llorase ante la belleza de mi patria», escribió un año después en el poema titulado «El Premio Nobel»

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here