El sector del libro, cada vez más alejado de la lectura

1
1126

El sector del libro, cada vez más alejadas de la lecturaMientras los años de vacas gordas duraron, todos, editores, distribuidores y libreros, viajaron contentos bajo el mantra de más lectura más compra de libros, o viceversa. Llegó la crisis, como la plaga bíblica, después de los años de bonanza, y todo empezó a desmoronarse.

Octubre suele ser mes de datos en el sector del libro ya que es cuando se hacen públicas las cifras de comercio interior; las que hemos conocido en estos días sitúan al sector del libro en el 2012 a niveles del 2001 ó 2002 en lo que a facturación se refiere.

Es curiosa la denominación en el Ministerio de la «Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro» como si el sector del libro se situara ya con claridad fuera de la cultura. Y no falta razón en ello cuando, según las cifras de 2012, la literatura, el libro infantil y el ensayo humanista no suponen ni el 40% de la cifra de negocio.

El contenido y no la pela es lo que da valor y referencia a un sector en el ámbito de la cultura. En esta línea me atrevo a proponer algunas recetas:

  1. Generar nuevas estructuras sectoriales que pongan su acento en el valor cultural, en el contenido, y que no mezclen churras (editores de libros de texto) con merinas (editores literarios). Que, al mismo tiempo interactúen sobre todo con libreros y otros sectores (¿bibliotecarios?) que apuesten en el mismo sentido.
  2. Trabajar desde lo público y lo privado, como ya se hace en otros países, por modelos de calidad en las librerías donde se valore y se apoye de manera especial a aquéllas que mantienen y proponen un fondo coherente más allá de la ‘burbuja de las novedades’.
  3. Ofertar contenidos en digital sin DRM y a precios ajustados atendiendo, además, a algunas de las sugerencias que los bibliotecarios, quizás los más cercanos como mediadores a los lectores, hacen en estos momentos y que pasan entre otras por facilitar la compra, y no el alquiler, de contenidos desde plataformas coherentes y colaborativas y no controladas o bien por los grandes grupos o por agentes externos al sector.

Fuente

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here