Las bibliotecas pagarán a los autores

0
431

Las bibliotecas pagarán a los autoresLas bibliotecas españolas deberán pagar a los autores por los libros que prestan.

Los beneficios serán recaudados por las entidades de gestión de derechos de autor —pensamos, de manera evidente, en CEDRO—, que retendrán un porcentaje del dinero recaudado y lo repartirán con un criterio objetivo, proporcional y de público conocimiento. El pago se realizará teniendo en cuenta dos aspectos: por el número de usuarios —0,05 euros cada uno—, incluso si los libros que se llevan a casa forman parte —obras de Cervantes, Quevedo, Bécquer, etcétera— del dominio público, y por el número de libros sujetos a derechos de autor que se ofrezcan para préstamo —0,004 euros por título—. La cuantía se calculará anualmente, y se hará efectiva a lo largo del primer semestre del año siguiente.

Dos sensaciones ante este Real Decreto: por una parte, la necesidad de que el autor obtenga una remuneración justa a su trabajo. Los escritores constituyen uno de los eslabones más débiles en la cadena del libro, invirtiendo años de labor para conseguir a cambio, y con suerte, un adelanto exiguo y un 10% del precio del libro, que no se logra en la mayoría de los casos. El Real Decreto contempla a los autores de obras no incluidas en el dominio público, como hemos especificado. De igual forma, los derechos de los escritores extranjeros recaerán en el traductor correspondiente.

Sin embargo, esta medida hiere de muerte a las bibliotecas españolas. Con un presupuesto en equilibrio debido a los recortes, sin ayudas para ampliar fondo o realizar actividades de animación a la lectura, el poco dinero del que disponen se tendrá que destinar al pago de esta tasa, que acabará con cualquier posibilidad de comprar nuevos títulos, dinamizar el espacio e incluso mantener su personal, a no ser que prescindan de parte del catálogo de la biblioteca o cobren a los usuarios por el servicio.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here