47 ronin – Tamenaga Shunsui

0
1346

47 ronin - Tamenaga Shunsui

La leyenda de los 47 ronin es una historia que ha superado las fronteras japonesas y se ha instalado en el imaginario colectivo de la sociedad globalizada. Su popularidad se debe fundamentalmente a las numerosas adaptaciones cinematográficas del título (la más reciente, la lamentable La leyenda del samurái, protagonizada por Keanu Reeves), pero tiene su origen a finales del siglo XIX. Entonces Japón y su cultura fueron descubiertos por Occidente y se despertó una auténtica pasión por el país.

La leyenda de los leales samuráis de Ako, apostilla del título, es un ejemplo interesante de cómo la literatura japonesa se abrió camino hasta los lectores occidentales (principalmente en lengua inglesa y francesa) para mostrarles un mundo extraño y maravilloso, pero real. Tamenaga Shunsui había muerto en 1844, pero había sido un autor muy reconocido y había escrito, entre otras obras, una colección de biografías basadas en la historia de los cuarenta y siete ronin llamada Iroha Bunko.

Los cuarenta y siete ronin eran héroes populares japoneses: cuando en 1701 el señor de Ako fue condenado a muerte de manera injusta, sus samuráis decidieron vengarse del pérfido causante de la condena. Como guerreros sin amo, los ronin sufrieron todo tipo de penalidades mientras aguardaban el momento de llevar a cabo su venganza, para después inmolarse ante la tumba del que fue su señor.

El ejemplo de la abnegación, lealtad y sentido del honor de estos cuarenta y siete hombres trascendió las generaciones hasta convertirse en parte sustancial de la manera de ver e interpretar el mundo de los japoneses. Por ese motivo, en 1880 Edward Greey y Shiuichiro Saito, diplomáticos e intelectuales, eligieron la obra de Tamenaga Shunsui para presentarla al público occidental como muestra de la literatura japonesa y, al tiempo, de la cultura y el modo de vida del Japón feudal.

No obstante, Greey y Saito realizaron una adaptación de la obra original de Tamenaga, ajustándola a lo que consideraban que sería el gusto occidental: alteraron el orden de los capítulos y trataron (con acierto) de imbuir ciertos valores occidentales en un relato netamente japonés. De este modo, acercaron la historia al lector europeo y americano y lograron un notable éxito.

Como ya Tamenaga Shunsui había sido un autor popular que publicaba por entregas en los periódicos novelas históricas, eróticas y de misterio, el resultado de filtrar su Iroha Bunko a través de Greey y Saito dio lugar a una obra inmejorable, en la que la amenidad no se ha logrado a costa de sacrificar la calidad literaria.

47 ronin es una novela donde late un espíritu heroico, aunque solo el final resulta verdaderamente épico. Durante la mayoría de los capítulos, el narrador acompaña a los samuráis caídos en desgracia para dar cuenta de cómo eran sus vidas mientras aguardaban el momento de la venganza y de cómo iban preparando esta sin impaciencia, convencidos del resultado final. Cada hombre, y algunas mujeres, tenía claro su destino, que aceptaba sin titubeos; antes bien, los autores supieron plasmar cómo una recóndita alegría bullía en las almas de los ronin ante la perspectiva de cumplir con honor un deber sagrado.

47 ronin es una novela con todos los elementos para hacer disfrutar a cualquier lector. Y la presente edición incluye varios anexos que ayudan a comprender la popularidad de la leyenda de los 47 ronin y su llegada a Occidente, así como las claves del suicidio ritual por el que mueren tanto el señor de Ako como sus leales samuráis. Un libro excelente para meter en la maleta este verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here