Karl y Rosa – Alfred Döblin

0
1394

Karl y Rosa - Alfred DöblinKarl y Rosa es el volumen que cierra Noviembre de 1918, el ciclo novelístico de carácter histórico que Alfred Döblin dedicó a la breve revolución que recorrió Alemania al finalizar la Primera Guerra Mundial y que para los primeros meses de 1919 ya había sido sofocada.

De los últimos días de esa revolución trata precisamente Karl y Rosa, cuyos protagonistas serán precisamente Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo, artífices en gran parte de los vientos de cambio que, por un momento, soplaron en Alemania.

Al enfrentar el último tomo de esta obra enorme y magnífica es inevitable sentir un deje de tristeza ante el final de una historia hermosa y que, se sabe, no acaba bien. Al abrir Karl y Rosa se dice adiós a un texto conmovedor, literariamente superior, al tiempo que se asiste al triste final de unos hechos que podían haber cambiado la faz de Europa.

Eso a pesar de que esta última sea tal vez la menos lograda de las tres que componen el ciclo (la segunda parte está dividida en dos tomos, de ahí que sean cuatro el total de los publicados por Edhasa). En este último libro, Döblin se centra en las vidas de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo, especialmente en la de ella. Presa política, Rosa será liberada en los primeros días de la revolución, pero la novela se centra en sus días en prisión, donde es visitada por el fantasma de su amante caído en Rusia. Aunque el talento narrativo de Döblin logra como siempre páginas magistrales, los delirios de Rosa interrumpen la acción con extraños derroteros.

También Friedrich Becker, un personaje que en el primer libro se caracterizaba por su extrema lucidez y sensibilidad, pero que ya en El regreso de las tropas del frente empezaba una extraña deriva psicológica, acaba ahora convertido en un hombre incapaz de adaptarse a la vida después dela guerra. Tal vez su final es lógico, pero no deja de parecer tan triste como injusto.

Sin embargo, el brío de la narración se recupera en aquellas partes dedicadas a describir los acontecimientos que condujeron a la derrota de la revolución. Junto a los movimientos políticos de Friedrich Ebert, que trabajó junto a los burgueses y al ejército para aplastar a los espartaquistas, se describen los combates por las calles de Berlín de los obreros y los soldados recién llegados del frente para resistir los avances de la reacción.

Karl y Rosa presenta la tragedia de un pueblo dispuesto para la lucha, pero doblemente traicionado. Traicionado por un gobierno presuntamente de izquierdas que, sin embargo, solo está interesado en mantener el poder que la revolución le ha puesto en las manos; y traicionado por los espartaquistas que, titubeantes, no saben estar a la altura del pueblo puesto en pie.

Igual que en los libros anteriores la esperanza, Döblin logra en este trasmitir la frustración, la impotencia ante la pérdida de una ocasión única. Con el asesinato de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo la hermosa revolución queda desmantelada y el lector se despide también de una obra que nadie debería dejar de leer.

Para los que todavía no lo hayan hecho, va una recomendación: háganse con los cuatro tomos y léanlos de un tirón: sin distracciones, sin interrupciones. Noviembre de 1918 lo merece.

Más de Alfred Döblin:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here