Belleza de lo brutal – Ryūnosuke Akutagawa

0
2096

Belleza de lo brutal - Ryūnosuke AkutagawaRyūnosuke Akutagawa es uno de los autores japoneses más conocido —es el autor del popular relato «Rashōmon»— y reconocido —se le considera uno de los autores nipones más relevantes del siglo XX, junto a Natsume Sōseki o Mori Ōgai. Su producción literaria está claramente dividida en dos períodos: de un lado se encuentran los relatos de corte popular, basados en antiguas leyendas y cuentos japoneses; y de otro, los relatos casi autobiográficos donde consignó su camino hacia la locura y la muerte. (Akutagawa se suicidó a los treinta y cinco años de edad).

Belleza de lo brutal reúne diez relatos de su primera etapa, entre ellos algunos de los más populares, como el ya citado «Rashōmon», «La nariz», «El hilo de la araña» o «El biombo del Infierno». Como introducción, el presente volumen ofrece un texto de Haruki Murakami («Akutagawa Ryūnosuke: la caída del elegido») en el que se señala que, al igual que su producción, los lectores de Akutagawa se dividen en dos: de un lado quienes consideran que solo los relatos de la primera etapa de Akutagawa tienen verdadero valor literario, de otro, quienes juzgan que es su segunda etapa la que merece consideración.

Reseñábamos aquí hace ya un tiempo Vida de un idiota, una antología en la que se recogían varios relatos correspondientes al segundo período del escritor japonés. Sin pretender desmerecer la indudable calidad literaria de esos textos, tras la lectura de los que componen Belleza de lo brutal la balanza cae sin duda del lado del primer Akutagawa.

Como decíamos, los relatos que se reúnen en Belleza de lo brutal corresponden al género rekishimono o relatos «históricos». Pero estos relatos no son necesariamente históricos, el concepto alude simplemente a que sus historias fueron tomadas de colecciones clásicas de cuentos japoneses (especialmente del Konjaku Monogatari). Estos relatos se sitúan en su mayoría en el Japón del período Heian y en sus detalles revelan la erudición del escritor sobre el mismo.

Sin embargo, estos relatos clásicos han sido reinterpretados por Ryūnosuke Akutagawa siguiendo las técnicas del relato occidental, que conocía bien como estudiante que fue de Literatura Inglesa. Su manejo del suspense, especialmente, hace de algunos de estos relatos verdaderas joyas del género breve. Tal es el caso de «El biombo del Infierno», donde una de las claves de la trama aparece tan ligeramente insinuada que casi pasa desapercibida, a pesar de su papel fundamental en el desenlace de la historia. El escritor también gustaba de jugar con los puntos de vista, como se demuestra en «Kesa y Moritō» o en «Entre la maleza», donde el escritor presenta las diferentes facetas de una historia narrándola desde las diferentes perspectivas de sus distintos protagonistas: en «Kesa y Moritō» incluso experimenta con el flujo de conciencia.

Está confrontación entre lo occidental y lo oriental, entre la tradición y la modernidad, junto con las crisis neuróticas que le aquejaban, condujeron a Ryūnosuke Akutagawa a su lamentable final. Sin embargo, sus cuentos, especialmente los de esta primera etapa, componen algunas de las páginas más brillantes con las que un lector puede tener la suerte de toparse.

Más de Ryūnosuke Akutagawa:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here