Cuentos tradicionales de Japón – Richard Gordon Smith

0
1253

Cuentos tradicionales de Japón - Richard Gordon SmithRichard Gordon Smith fue un naturalista que, a finales del siglo XIX llegó a Japón en busca de especies exóticas para los museos británicos. Como pocos años antes le pasara al ínclito Lafcadio Hearn enseguida cayó seducido por las costumbres japonesas, y permaneció en el país de forma prácticamente ininterrumpida hasta su muerte en 1918.

Desde luego, el contraste entre la cultura y el estilo de vida occidentales y las tradiciones de un Japón que sólo entonces comenzaba a abrirse al exterior, y cuyas costumbres, por tanto, habían permanecido inalteradas durante siglos, debía resultar chocante. Resulta natural que los europeos que arribaban al país quedasen fascinados y, casi de inmediato, tratasen de volcar esa fascinación en las palabras de un libro.

Richard Gordon Smith apostó por reunir una extensa colección de relatos. Recopilados aquí y allá, parece que el inglés no perdía la oportunidad de pedir a sus conocidos nativos que le contasen algún cuento con que engrosar su colección, que publicaría en 1908 bajo el título de Cuentos tradicionales de Japón.

El resultado es una colección heterogénea, en la que se encuentran cuentos de fantasmas, demonios y aparecidos, historias de amor, prodigios sobrenaturales, intervenciones divinas, relatos históricos y leyendas. Todas ellas historias para disfrutar, puesto que son un prodigio de imaginación en las que, además, el bien siempre se ve recompensado.

Todos los relatos incluidos en Cuentos tradicionales de Japón presentan algún matiz de la cultura japonesa interesante para el lector occidental. De hecho, como cuentos tradicionales que son, su objetivo es precisamente transmitir de generación en generación los usos y creencias del pueblo que los ideó, aquellos valores que cimentan y sustentan una sociedad y sin los cuales la misma perdería su identidad.

Encontramos así cuentos que ensalzan la piedad filial o conyugal, y aquellos que muestran cómo se castiga la ausencia de ella. Otros sobre la bondad de los dioses, sean los del panteón budista o los del panteón sintoísta. Otros que explican el origen de ciertas creencias, ritos o festivales. Algunos sobre leyendas que explican un topónimo o una costumbre local, etc. Y así hasta superar el medio centenar de relatos.

Especialmente interesantes son los numerosos cuentos recogidos por Smith relacionados con la reverencia que sienten los japoneses por la naturaleza. Fruto de una religión animista como es el sintoísmo, esa reverencia no se dirige únicamente hacia la naturaleza en abstracto, sino que se centra en determinados seres o espacios: un árbol, un lago, una montaña, una flor.

La naturaleza es, para los japoneses, el lugar donde habitan los espíritus, incluidos los de los ancestros. De ahí la significativa cantidad de cuentos dedicados a narrar cómo los dioses pueden elegir un árbol para morar, el castigo que aguarda a quienes dañan los lugares sagrados, así como la recompensa que reciben quienes los protegen.

Aunque muy interesantes, no es posible obviar la verdad de que los cuentos recogidos por Richard Gordon Smith adolecen del pulido estilo de Lafcadio Hearn. Sin embargo, compensan esta carencia con una pintoresca serie de dibujos que representan las historias narradas y que fueron hechos en su día por Mo-No-Yuki, un ilustrador japonés, siguiendo los bocetos del propio autor.

En definitiva, Cuentos tradicionales de Japón recoge una muestra del folclore japonés, pero es también una colección de cuentos cuya variedad y originalidad pueden gustar a cualquier lector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here