El cielo desnudo – Herbjørg Wassmo

1
2788

El cielo desnudo - Herbjørg WassmoCon El cielo desnudo cierra Herbjørg Wassmo la Trilogía de Tora, con la que creó uno de los personajes juveniles más entrañables, al que cuesta decir adiós al volver la última página de este tercer volumen. A lo largo de la trilogía hemos visto crecer y madurar a la pequeña y desvalida Tora y, sobre todo, esforzarse por alcanzar una vida libre de temor. Sin embargo, Wassmo demostrará que para los desvalidos casi siempre es difícil huir del propio destino.

En La habitación muda, segundo volumen de la trilogía, Tora se enfrentaba a un terrible suceso al finalizar el libro. Al comenzar el tercer volumen, la autora retoma la acción en el punto exacto donde la dejó para ir dando cuenta de las horribles consecuencias que el nefasto acontecimiento tiene en la existencia de la muchacha.

Encerrándose en sí misma una vez más, la joven Tora tratará de seguir hacia adelante. A pesar del tormento interior que sufre, se volcará una vez más en los estudios de bachillerato que cursa en la ciudad, lejos de su pueblo natal. Sin embargo, esa nueva seguridad que había aprendido al saberse lejos de casa, la ha abandonado definitivamente. Su estado mental es cada vez más confuso y únicamente tiene clara una cosa: no desea volver jamás a la Isla.

Cuando además pierda el apoyo de su tía Rakel, la única persona que conoce su atroz secreto, la carga de Tora se hará insoportable. En un intento de distanciarse de una realidad cada vez más difícil de ser vivida, la joven empezará a fingir que es otra persona. Pero finalmente, la crudeza de los hechos acabará por imponerse y Tora, cada vez más frágil, habrá consumido ya sus reservas de fortaleza para hacer frente al horror.

El cielo desnudo es tal vez la más dura de las novelas que componen la Trilogía de Tora. Si hasta ahora parecía que, pese a sus difíciles inicios en la vida, a la joven protagonista podría aguardarle un futuro esperanzador, Herbjørg Wassmo va en esta última novela poco a poco dando un giro que acaba con la esperanza. Tora no sabe resignarse mansamente como su madre, pero tampoco puede ser fuerte como su tía Rakel; Tora es simplemente Tora, y en la dura vida del norte de Noruega parece no haber lugar para ella.

Sí lo hay, sin embargo, para los malvados. Henrik, el padrastro que sometía a Tora a abusos sexuales, no pagará por sus actos. Si con esto Wassmo nos enseña que la justicia —humana, divina o del tipo que sea— es una entelequia, comete sin embargo el error de restar consistencia a un personaje clave. Si hasta el momento Henrik había sido un hombre cuyos complejos le arrastraban hacia la violencia ejercida contra los más débiles, en El cielo desnudo se convierte en un hombre inofensivo, casi manso, lo que resta coherencia al conjunto del volumen.

Sin embargo, la escritura sin alambicamientos de Herbjørg Wassmo confiere una fuerza magistral a esta última novela de la trilogía. Con su sencillez construye imágenes, sensaciones, efectos que retratan a la perfección la atmósfera cada vez más agobiante, más falta de equilibrio, que reina en el interior de Tora.  Y concluye con acierto la historia de un personaje que nos acompañará para siempre.

Más de Herbjørg Wassmo:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here