El Círculo – Dave Eggers

0
2283

El Círculo - Dave Eggers

Después de leer El Círculo le queda a uno la sensación de que Dave Eggers ha jugado de manera muy convincente sus cartas de escritor, pero también de que el lector ha sido objeto de una trampa destinada a embaucarle. Y digo esto porque, siendo El Círculo una gran novela (entendiendo como tal una narración a la antigua usanza), es también un artefacto basado en la creación de sensaciones que, sin embargo, tienen poca sustancia si nos paramos a analizarlas con algo de detalle. En pocas palabras: el libro es seductor, se lee con avidez; pero su trasfondo temático e ideológico está basado en clichés y tópicos.

El Círculo cuenta el ascenso de Mae Holland en una empresa tecnológica de nombre homónimo. La acción se sitúa en un futuro próximo en el que la compañía (una amalgama de los grandes gigantes de internet que todos conocemos hoy día) domina casi por completo la actividad digital del mundo entero; a la manera de una araña, expande su red en todos los campos del conocimiento y opera en todos los mercados posibles, convirtiéndose así en una suerte de Gran Hermano que acumula información sobre las personas. Cuando Mae consigue el empleo sus primeras impresiones son de incredulidad y admiración ante una manera de operar que le resulta misteriosa e incluso inadecuada; sin embargo, pronto irá encontrando un sentido innato a las acciones del Círculo y convirtiéndose en una seguidora fiel de sus «doctrinas».

Se ha resaltado en muchos sitios las semejanzas de esta novela con grandes clásicos como 1984 o Un mundo feliz; si bien existen rasgos en común, El Círculo no está a la altura de las obras mencionadas en cuanto al tratamiento de su protagonista y su progresiva «caída» en las doctrinas de la compañía. Mae Holland es un personaje con algunos rasgos incoherentes, con una personalidad que oscila demasiado a lo largo de la trama y cuya transformación no acaba de resultar convincente. La novela abusa de un contexto que es fácil de interpretar por los lectores modernos, con una empresa tecnológica poseedora de un control casi exclusivo sobre lo que la gente puede saber o la información a la que se puede acceder; es obvio que el poder absoluto sobre los datos es algo que una mayoría de lectores encuentra pavoroso, de manera que el contexto de la obra se hace palmario enseguida.

Pero no ocurre lo mismo con la protagonista y su desarrollo emocional. Mae pretende ser la metáfora de una sociedad que cede su privacidad por mor de un acceso supuestamente libre e ilimitado a la web: un sacrificio que se vende como minúsculo e inocuo, pero que por supuesto resulta terrorífico. En este sentido el «viaje» de la protagonista sería una suerte de descenso a los infiernos, en el que iría aceptando los postulados de la compañía y perdiendo aspectos de su humanidad. Hasta cierto punto, Eggers lo plantea en estos términos, pero el cambio es tan brusco que en mitad de la historia uno tiene la sensación de que la necesidad de desarrollar una moraleja social ha obligado al autor a «apretar el acelerador» y ha tenido que malear a Mae de manera brusca, ramplona y tramposa. Su cambio de actitud es, en su trasfondo, comprensible; pero su plasmación narrativa está muy lejos de ser coherente y creíble.

El Círculo es una obra de factura correctísima a nivel formal, ya que se estructura como una obra de intriga en la que los hechos se van sucediendo en un crescendo que mantiene el suspense del lector le acicatea para continuar la lectura. No obstante, su planteamiento temático es maniqueo y ramplón, partiendo de unos personajes excesivamente polarizados (en «buenos» y «malos») y de una trama que restringe casi todas las posibilidades de análisis profundo. Parece que Eggers ha apostado por una obra mainstream con la que pueda llegar a todo tipo de público, en lugar de aventurarse en el terreno de la especulación y construir una novela que suscitase dudas, que corroyese al lector. A su favor, eso sí, hay que añadir que los pasajes dedicados a la función de las redes sociales y cómo su uso afecta a nuestras relaciones personales son de lo más inteligentes.

Con todo y con eso, El Círculo es un texto que sí que ofrece algunas cuestiones interesantes en el terreno de la información y los datos digitales, si bien de manera harte simplista. Puede ser una lectura agradable para una tarde de tedio invernal, pero no esperen sacar de ella algo enjundioso.

Más de Dave Eggers:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here