El nuevo orden criminal – James Petras

7
1840

El nuevo orden criminal - James PetrasDado que la información que se nos ofrece acerca de los hechos que ocurren a nuestro alrededor es bastante sesgada y parcial, siempre es recomendable leer alguna cosilla que nos de otra visión sobre los que pasa en el mundo. No quiere decir esto que la visión que se nos ofrece en estas lecturas no sea también parcial. Sin embargo creo que es importante acceder a varias maneras de ver las cosas para ser capaces de emitir un juicio propio y, en la medida de los posible, sensato.

Para una de estas lecturas he elegido “El nuevo orden criminal” de James Petras. James Petras es profesor emérito de la Universidad de Binghampton (Nueva York) y profesor adjunto de la Universidad de saint Mary’s (Canada), además de asesorar a los principales movimientos sociopolíticos de América Latina.

“El nuevo orden criminal” es una reunión de varios artículos escritos entre marzo de 2002 y mayo de 2003 en los que Petras recoge una visión bastante acertada de la nueva e inestable situación geopolítica del mundo tras los atentados del 11-S. Los primeros artículos están dedicados al partido que EEUU ha sabido sacar de los atentados de Nueva York, invadiendo Afganistán y preparando la guerra con Irak en nombre de una lucha contra el terrorismo que se confunde con la ambición por tener un control absoluto sobre Oriente Próximo y sus pozos de petróleo.

Lo que Petras quiere indicarnos es que esa “guerra antiterrorista” que EEUU sostiene y defiende no es sino una treta para extender su política imperialista por todo lo ancho del Globo. Quiere explotar los recursos naturales, la mano de obra… pero no quiere injerencias de los gobiernos de los países que explota, sobre todo si su política tiende a la izquierda.

Los capítulos finales nos hablan de la situación de América Latina: los gobiernos derrocados, los golpes de estado financiados, la política de libre comercio que sólo beneficia a las clases dirigentes, la represión de cualquier forma de pensamiento o acción independiente, etc.

Lo sorprendente es que el señor Petras finaliza cada uno de los nueve artículos que componen el libro con una visión optimista y esperanzada de la situación mundial. Nos habla de movimientos populares, de luchas de la clase obrera, de un movimiento de los grupos de izquierdas que supondrá el germen de un nuevo estado de cosas más justo y más legal. Aunque el libro me ha gustado por su capacidad para dibujar la expansión imperialista estadounidense, su intento de difundir el “american way of life” que es básicamente represión y pobreza para muchos, riqueza y prosperidad para unos pocos; aunque todo esto me ha gustado, decía, no puedo compartir esa esperanza del señor Petras de que hay un viento de cambio. No lo creo así en absoluto: seguimos tan idiotizados como siempre, permitiendo que recorten nuestras libertades y nuestros derechos mientras nos amenazan con guerra, terrorismo y gripe aviar.

Un libro muy recomendable para pensar un rato sobre lo que está pasando en el mundo.

7 Comentarios

  1. A la vista de un personaje tan valiente como se nos ofrece James Petras, me pregunto: ¿Quién es Petras? ¿Es un profeta desvalando su atrevido mensaje a la sociedad, o es acaso un “medium”? Es decir, carente de algo nuevo que decir, quedándose en intérprete de algo que ya está en el ánimo de todos, pero nadie acierta a interpretarlo con la misma lucidad.

    Lo que nos dice, ¿por qué lo dice?, ¿a dónde apunta su intención por despertar conciencias alienadas? ¿Es un irresponsable suicida? ¿Sabe que la Verdad devora al hombre? ¿Es acaso un nuevo Acteón, ese cazador que muere devorado por sus propios perros? Con mis mejores augurios, César R. Docampo.

  2. Desde hace algunos años leo con asiduidad los articulos de James Petras en Rebelión (adonde se pueden descargar sus libros). Su libro La lengua del pueblo me encantó.

  3. Gracias por recomendarnos este libro. Me lo apuntaré. Por cierto, hablando del tema…me ha venido a la cabeza Chomsky, que también tiene lo suyo.
    Es verdad, está realmente mal nuestro mundo, pero ahora justamente en América Latina hay un poquitito de esperanza…sólo un poquito, que puede desvanecerse cuando al gran yanqui le dé la gana, aplastándolo todo. Pero estaremos alerta…
    Un saludo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here