Flappers y filósofos – Francis Scott Fitzgerald

2
2107

Flappers y filósofos - Francis Scott FitzgeraldDe Francis Scott Fitzgerald leí hace ya bastante “El gran Gatsby”, novela que no acabó de convencerme; y tal vez ese hecho contribuyó a que comenzase a leer este libro con cierta prevención, sin esperar demasiado de él. Para mi inmensa fortuna me ha sorprendido muy gratamente, deparándome unas horas de lectura amena y la posibilidad de disfrutar de la prosa de un autor que, en esta colección de relatos, demuestra poseer una enorme sensibilidad para captar esos pequeños conflictos del día a día y para expresarlos después con cierto humor socarrón que los descarga de dramatismo.

“Flappers y filósofos” reúne ocho relatos llenos de frescura, de humor y de sencillez, donde pequeñas historias de las que cualquiera de nosotros podría ser protagonista se narran con una simplicidad que ayuda a concebirlas como cercanas, como posibles. En la mayoría de estas historias resuena una jubilosa exaltación de la juventud, entendida como el milagroso momento en el que todo es posible; y aunque algunas veces Scott Fitzgerald caiga en cierto sentimentalismo empalagoso, por lo general reviste esa idealización de la juventud de un aura melancólica y evocadora que casan a la perfección con ella.

Embebido de ese sentimiento de triunfal juventud está el relato que abre la colección, ‘El pirata de la costa’. Aunque el final resulta un poco de novela rosa, se le perdona por sus personajes, sobre todo el femenino, que recrean a la perfección ese juvenil inconformismo que nos lleva a pensar que nuestra generación es la más osada y rompedora, la más hastiada de lo mundano, la más sabia. Pero estos personajes también adolecen de esa juvenil miopía que nos incapacita para ver que el inconformismo es precisamente el rasgo distintivo de la juventud, sea cual sea su generación.

En la mayoría de estos relatos se concibe a la mujer como un ser consciente de que su única ambición es aspirar al matrimonio. Mientras se es joven (la mayoría de las protagonistas femeninas tienen exactamente diecinueve años) y hermosa el futuro es prometedor, después la vida se torna más gris. Y ese sentimiento de lo imperdurable de una situación en cierta manera privilegiada, es lo que lleva a estas mujeres a apurar la copa de la vida de un trago, antes de que se agrie el dulce vino que sólo durante un momento se les ofrece.

Muchas veces no obstante, la sociedad no está dispuesta a tolerar que las jóvenes rompan con ciertas normas sólo por un afán de ser modernas. Ese es el tema de ‘Bernice se corta el pelo’, donde se concede a una joven que coquetee con la idea de cortarse el pelo a lo chico como un encantador sistema de hacerse la interesante, aunque todo el mundo le da la espalda cuando lleva a cabo su idea. La necesidad de aceptación, la envidia y la dulce venganza dan también sabor a este relato.

‘Cabeza y hombros’ y ‘Dalyrimple se equivoca’ tocan el tema de cómo en la vida sólo es seguro que nada saldrá como lo habíamos planeado. En el primero un joven y prometedor estudiante de filosofía abandona su carrera por casarse con una actriz de variedades que acabará por escribir una novela de éxito, llevándose así la palma de ser la intelectual de la pareja. Mientras ‘Dalyrimple se equivoca’ nos presenta a un héroe de guerra que espera que las muestras de agradecimiento de su comunidad se concreten en un trabajo digno que le permita ganarse la vida; cuando, dejando a un lado remordimientos y prédicas, da los primeros pasos por el mal camino, todavía la vida le tiene guardada otra sorpresa y una nueva enseñanza.

De las enseñanzas de la vida trata precisamente ‘Los cuatro golpes’ y del modo en que el ser humano sólo logra extraer alguna enseñanza de los momentos de crisis que él mismo genera a base de andar a ciegas y, casi siempre, herir al prójimo. Si a pesar de todo logramos aprender y vivir desde entonces de una manera más consecuente podemos, como el protagonista de este relato, sentirnos agradecidos.

“Flappers y filósofos” resulta así una lectura fresca, amena y variada, que sin resultar farragosa invita a reflexionar sobre esos nimios acontecimientos que a veces bastan para marcar toda una existencia.

Más de Francis Scott Fitzgerald:

2 Comentarios

  1. Muy atinado comentario. Quizá es en los cuentos donde mejor se movió siempre este autor. De hecho sólo sus dos primeras novelas le supusoeron un éxito literario, todo su sustento económico le llegó vía relatos en los que describía la sociedad emergente de su época, el prototipo de mujer escandalosa (inspirado en su propia esposa, Zelda).

    Un abrazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here