Gente que no quiere viajar a Marte – Jorge Riechmann

2
1437

Gente que no quiere viajar a Marte - Jorge RiechmannEste es el tipo de libros que todos, hasta los menos aficionados a la lectura deberíamos leer. A fin de cuenta trata de una cuestión social de carácter mundial, que a todos nos concierne.

Por desgracia este tipo de libros son poco atractivos para la mayoría de los lectores: no cuentan ninguna historia que enganche y además su lectura requiere un mayor esfuerzo. Y por otra parte, este libro en concreto está pensado para ahuyentar hasta al lector más bragado gracias a una maquetación de lo menos atrayente, que intercala textos secundarios en una segunda columna junto al texto principal, lo que te obliga a saltar de un lado a otro, aprovechando los puntos y aparte, resultando bastante fastidioso.

Tal vez conozcáis a Jorge Riechmann por su labor como poeta, galardonado con el premio Hiperión y el Gabriel Celaya. Sin embargo también ha publicado numerosos volúmenes sobre cuestiones ecológicas. Además es profesor de Filosofía Moral de la Universidad de Barcelona.

Este libro cierra la “Trilogía de la autocontención”, que está compuesta por los siguientes títulos:1. “Un mundo vulnerable” (primera edición: Los Libros de la Catarata, 2000. Segunda edición, Los Libros de la Catarata, 2005)2. “Todos los animales somos hermanos” (primera edición: Univ. de Granada, 2003. Segunda edición, Los Libros de la Catarata, 2005)3. “Gente que no quiere viajar a Marte” (primera edición: Los Libros de la Catarata, 2004).

En este último volumen Jorge Riechmann hace hincapié una vez más en la necesidad absoluta y cada vez más perentoria de la autocontención. Es decir, de respetar los límites que el planeta Tierra marca como últimos antes de sucumbir a los terribles daños que el hombre le está infringiendo. Es más, lo bueno sería no llegar a esos límites. Frenar ahora y empezar a construir una nueva sociedad, con unos nuevos valores, que comprenda que todas sus estructuras están entrelazadas con la biosfera, y que todo daño que haga a esta, es un daño que se hace a sí misma.

De hecho el ser humano está alcanzando esos límites ya. Según el Informe al Club de Roma, del año 1972, en torno al 2100 se producirá un colapso del desarrollo de la sociedad humana tal como la concebimos (en Occidente, fundamentalmente). Según las variables que se estudiaron el colapso devendrá por falta de alimentos, falta de recursos naturales, exceso de población y exceso de contaminación.

Paralela a esta teoría y contraria a ella existe una corriente que Reichmann denomina antropófuga: es decir, la de un colectivo que supone que el hombre, gracias a la tecnología que desarrollará en un futuro, tendrá la capacidad de extraer recursos, e incluso de vivir, en otros planetas. Si es necesario se modificará la naturaleza propia del hombre mediante alteraciones del ADN o mediante implantes biónicos. Se creará así un súper-hombre, prácticamente omnisciente y muy lejano de lo que es el ser humano hoy en día: sujeto a pasiones, dudas, miedos.

Poco ha mejorado la situación desde el Informe al Club de Roma. Por el contrario ha empeorado en muchos aspectos. La población actual del mundo es moralmente responsable ante las generaciones futuras del estado del planeta que aquellas encontrarán. Esas “generaciones futuras” son nuestros hijos, nuestros nietos. Es hora entonces de dar el giro social que “Gente que no quiere viajar a Marte” propone y que el mundo necesita.

No es frenar el progreso, es desviarlo por otros cauces que beneficien a la totalidad de la población mundial. Crear unos valores nuevos, que no se centren únicamente en lo que podamos comprar. E incluso, exigir unos Estados nuevos, que inviertan en educación, sanidad, cultura. Es un cambio absoluto, radical, que tiene que comenzar ya. Primero, por reconocer los límites y practicar la autocontención, frente al derroche en que se asienta nuestra sociedad actual. ¿Por qué abandonar este hermoso planeta, y nuestra calidad de humanos?

¿Por qué no frenar ahora y aprender a vivir de otra manera?

2 Comentarios

  1. La tématica de este libro me parece muy lamentable , todas las ideas de las que trata la colonización de otros planetas proponen ir a más no a menos , ni mucho menos suponen mundos de usar y tirar , si no el avance a hacia otros mundos con nuevas posibilidades para crecer , pensar y comprender , pero no dejando atras nuestro planeta madre arrasado..
    Siguiendo las sendas del pasado, la tierra será nuestra cuna (la de la humanidad ) , el espacio nuestra casa como decia tsyolkovsky , puede que sea en 50 años o en más de 1000 , pero sera así .
    Debemos hacerlo , durante siglos nuestros ancestros han colonizado este planeta , descubriendo maravillas desafiando enfermedades , hambrunas y alas fuerzas de la naturaleza , para crear comprension , y riqueza…
    Mas tarde o más temprano la humanidad se extendera hasta niveles casí inasequibles aún mediante el uso racional de la tecnología (como la colonización de los oceanos ) .Es por tanto que debemos ir más alla…
    No arrasaremos otros planetas , los adaptaremos aún en miles de años nuevos sistemas sociales , de trabajo, ciencia y tecnólogia nos esperan un mundo de posibilidad infinita es esto terrible ?
    En cuanto a la perspectiva transhumana lo siento..pero llevamos milenios haciendolo las ropas o pieles nos permitieron sobrevivir las eras glaciares
    lentes correctoras corriguen nuestra vista, implantes cada dia mas perfeccionados y transplantes reparan nuestros organos dañados , hemos enseñado con las vacunas a nuestro sistema inmunologico a reconocer muchas amenazas y la electronica personal avanza imparable dotandonos de nuevos sentidos..
    aconsejo libros mas interesanres como the case from mars de R Zubrin y the millenial Project..

  2. Me permito comentar que a los lectores puede interesarle un libro que publiqué recientemente: Mokita en blanco y negro – Editorial Foca.

    Ha causado bastante revuelo aquí en Puerto Rico y como admirador de Riechmann lo ofrezco en su mismo espiritu.

    Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here