Discothèque – Félix Romeo

0
1022

Discothèque - Félix RomeoDesopilante es la palabra que mejor describe a esta obra de Félix Romeo. Una obra ácida, mordaz, macabra, llena de humor. Félix Romeo es un escritor nacido en Zaragoza y que, de momento, sólo ha escrito dos novelas: “Dibujos animados” (por la que recibió el premio Ícaro de Literatura) y esta que nos ocupa. Además, dirigió el programa cultural La Mandrágora, pero eso hace poco al caso.

Su manera de escribir, en mi opinión, aporta frescura al caduco panorama de escritores españoles. Tiene un estilo muy sencillo, ni pretencioso ni relamido. Creo que escribe como habla la gente de la calle. Y por las construcciones que utiliza hace que el ritmo de la narración sea rápido, fluido. Este libro está lleno de unas imágenes raras: fantasmas, ángeles, extraterrestres, santos… como una vuelta de tuerca al realismo mágico o como surrealismo puro. “Discothèque” es la historia de un hombre que se juega la vida de su hijo en una partida de cartas, y la pierde. Partiendo de ahí se nos narran las historias, casi siempre sórdidas, pero siempre divertidas, de un montón de personajes que tienen alguna relación con el padre (un excombatiente de la guerra de Sidi Ifni) o con el hijo, de nombre Torosantos. un exboxeador que se gana la vida follando (con perdón) con su novia (un transexual) en espectáculos en directo en discotecas y clubes de pueblos perdidos.

Tan interesante como la vida de Torosantos y su padre son las de los demás personajes que se cruzan con la historia: un humorista sin gracia, un dependiente de gasolinera que está haciendo una tesis sobre los místicos españoles, un camionero uxoricida, una ajada peep girl, un traficante… Este despliegue de personajes exige algo de atención para recordar dónde ha aparecido antes en la historia el personaje que ahora nos cuenta su vida, porque todas las a modo de biografías que se nos relatan, forman una tupida red que envuelve la historia principal. De todos modos, y eso hace la lectura más sencilla, cada pequeña historia que se cuenta viene precedida de un epígrafe explicativo.

En cuanto a la historia principal, la vida de Torosantos que su padre apuesta y pierde, está teñida de tintes de novela negra. Y es que la apuesta es aceptada por el contrincante del padre de Torosantos porque la muerte del exboxeador metido a follarín con problemas de erección, le puede resultar beneficiosa. ¿Por qué?. Pero además un ángel o un fantasma anuncia a Torosantos que su padre le busca para matarle, así que éste decide adelantarse y matar a su padre primero. ¿Quién de los dos caerá? Leed la novela y, además de pasar uno divertidísimo rato de lectura, os enterareis.

Lo único que encuentro un poco flojo en la novela es el final, un poco abrupto. Pero tal vez es la única manera posible de acabar una novela así.

Para aquellos a quienes les gusta tener un poco más de información, añado: es una novela corta (217 páginas), editada por Anagrama. No os puedo decir el precio porque yo hago siempre uso de las bibliotecas públicas, lo que también aprovecho para recomendaros.

Por mi parte, ya estoy pensando en leer “Dibujos animados”.

Más de Félix Romeo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here