Hordubal – Karel Čapek

2
1413

Hordubal - Karel ČapekAunque conocido por sus obras de ciencia ficción, Karel Čapek demuestra su talla como escritor en esta novela corta, primera de la llamada Trilogía Noética. Hordubal propone una reflexión sobre las múltiples lecturas que puede tener la realidad —tantas como personas—, porque a fin de cuentas lo que parece y lo que es no siempre coincide.

Hordubal relata el regreso de América a su aldea natal de un emigrante, donde irrumpirá como en elemento perturbador. Tras ocho años de ausencia, la llegada de Juraj Hordubal desquicia la rutina doméstica de su esposa y de la casa familiar, donde otro parece haber ocupado su lugar.

El mérito de Čapek es construir una novela profundamente emotiva alrededor de un personaje en el que el lector reconoce un hombre bueno y tristemente incapaz de hacer valer sus derechos. Mediante un texto denso, donde el narrador describe cada pensamiento del emigrante, nos trasmite la primera emoción de la vuelta al hogar, el posterior desconcierto cuando lentamente descubre que nadie parece feliz por su regreso y, por último, sus tímidos esfuerzos por encajar en el ecosistema de su familia y de su pueblo.

Para acentuar ese sentimiento de abandono, de pérdida, de terrible distanciamiento que paulatinamente hace mella en Hordubal, el narrador da cuenta de las conversaciones que el americano mantiene en su imaginación con su esposa, con su hija y con sus paisanos. Es a través de esas conversaciones irreales como el lector se asoma a la dura vida que Juraj llevó en las minas de América y comprende el mudo sacrificio que ofrendó a su familia en aras de una vida mejor; y comprende también la incapacidad de Hordubal para comunicarse con aquellos a quienes ama o simplemente estima.

En Hordubal no se da una comprensión clara de lo que sucede: siente, pero no analiza sus sentimientos y, en consecuencia, no es capaz de planear una estrategia que le acerque a sus seres queridos. De manera confusa espera que todo acabe por ponerse en su lugar y cuando la realidad le defrauda, simplemente se va distanciando cada vez más de la vida que soñó en América y adentrándose por el camino de la aceptación pasiva de las circunstancias.

Las circunstancias del regreso de Juraj Hordubal y la acertada exposición que de ellas hace el autor, su capacidad para adentrarnos en su mente, para crear un personaje entrañable y en cierta manera desvalido, conmueven profundamente al lector y convierten Hordubal en una lectura impactante.

La tensión emotiva se rompe sin embargo hacia mitad del libro, donde la historia da un giro espectacular y se convierte en una novela negra. Entre una parte y la siguiente no existe transición y sin embargo ambas mitades encajan a la perfección. La tensa situación anterior —rechazo de un lado, enorme amargura de otro—, ha concluido en la comisión de un crimen. La resolución del mismo viene a temperar el sutil y bien trabajado dramatismo que marca la primera parte hasta el punto de producir alivio en el lector.

Pero ese final detectivesco que clausura la novela no es casual. Por el contrario, sirve para mostrar la visión que la pequeña sociedad de la aldea tenía de lo que estaba pasando en casa de Hordubal desde su regreso. Demasiado ocupados con las apariencias y los prejuicios particulares, nadie fue capaz de ver lo que sucedía realmente en la mente y el corazón del emigrante.

No es esta una lectura para el verano, es una lectura para siempre.

Más de Karel Čapek:

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here