La historia de Genji II – Murasaki Shikibu

2
1277

La historia de Genji II - Murasaki ShikibuHace ya casi un año comentaba aquí el primer tomo de «La historia de Genji», editada por Atalanta, y animaba a todo lector a vivir la experiencia de su lectura en primera persona, no sólo por ser una joya de la literatura universal de necesaria lectura, sino también, y sobre todo, por ser una obra de una belleza inigualable, terriblemente conmovedora y con una capacidad asombrosa de mover los sentimientos del lector. En esa ocasión Kaplan, de Literatura en los talones, aportó un comentario a la reseña en la que aplaudía la decisión de Ediciones Atalanta de dividir el texto en dos tomos asimétricos, marcado el fin del primero por la muerte de Genji, lo que permite prescindir de la lectura del segundo, que, ya sin el protagonista, resulta un texto de menor interés.

A pesar del tiempo que este segundo tomo de «La historia de Genji» ha esperado a mi lectura (por suerte el papel es paciente), terminada la misma no coincido en la idea de que la última parte de la novela, después de la muerte de Genji, sea menos brillante ni, por supuesto, menos interesante y por ello prescindible. Las características que apuntaba tras la lectura del primer tomo como puntales básicos de una obra fascinante siguen siendo perfectamente reconocibles en este segundo tomo, haciendo por ello muy recomendable su lectura. La sensibilidad de la autora para plasmar la esencia misma del ser humano, el increíble lirismo de las descripciones o el retrato fiel de una época de una complejidad cultural y un refinamiento supinos, son rasgos apreciables en una novela de lento discurrir que logra reflejar la vida entera con sus pasiones y sus miserias, al tiempo que es un documento veraz aunque algo idealizado del Japón de la época.

Y es precisamente por la forma increíblemente sutil en que la historia que se narra puede ser leída como una metáfora del devenir de la vida por lo que esta última parte, compuesta por trece capítulos a partir de aquel en que acontece la muerte de Genji, es no sólo necesaria, sino imprescindible. La obra debe contemplarse en su totalidad y leerse como el todo que realmente es, pues es precisamente la muerte del protagonista lo que da la clave del hilo que se desarrolla a lo largo de la historia, esto es, la fugacidad de la existencia, lo perecedero de todo lo hermoso y, al mismo tiempo, la eterna renovación de cuanto compone la vida.

Porque la muerte de Genji viene a subrayar el tema que subyace a lo largo de toda la narración, a saber, lo finito del tiempo humano. Pero antes de su muerte Genji ya ha cedido el protagonismo a otros jóvenes caballeros que se convertirán en los intérpretes de nuevas aventuras amorosas y renovadas intrigas cortesanas, poniéndose así de manifiesto ese fluir continuo de la vida donde cambian eternamente quienes interpretan los papeles, pero la trama es a fin de cuentas siempre la misma. Esta idea toma mayor relieve en los últimos capítulos cuando, fallecido Genji, son los jóvenes Kaoru y Niou quienes rivalizan en conseguir los favores de las damas más interesantes de la corte. De Genji queda el recuerdo de su esplendor, pero la vida prosigue y entrega sus dones a las nuevas generaciones que, atribuladas por sus propias preocupaciones, entre ellas la sensación imborrable de que el tiempo huye de manera inexorable, sólo dedican pensamientos fugaces a la remembranza de una época sin duda hermosa, pero que no es la suya.

Concibiendo así la obra como una totalidad, cada capítulo es necesario y contribuye a formar una tupida red donde los hechos que describen tendrán sus consecuencias con el devenir de los años, una manera gentil de la autora de recordar al lector que si bien nuestros días son improrrogables, muchas veces nuestras acciones nos sobreviven. Y cada capítulo es además un prodigio de delicada belleza, de profundidad y de gracia que hacen de su lectura un hecho trascendente.

Más de Murasaki Shikibu:

2 Comentarios

  1. ¿Podrías comentar qué tal es la calidad de la traducción? Teniendo en cuenta lo difíciles que son los idiomas orientales y los matices que se pierden al traducir, es un factor muy importante a la hora de decidir si hacer la inversión en el libro

  2. Tengo esta obra a la espera de que le llegue su turno, desde hace demasiado tiempo. Despues de leer tu comentario creo que debe ser el siguiente libro a coger …

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here