La sociedad del desperdicio – Manuel Toharia

0
1048

La sociedad del desperdicio - Manuel TohariaLa sociedad del desperdicio es una brevísima obra que expone los problemas causados por  el crecimiento y el exceso en la era de la globalización. Su autor, Manuel Toharia, no expone ninguna idea novedosa sobre la delicada realidad a la que se enfrentan nuestro planeta y nuestras sociedades (sirva esto de aviso a los lectores que ya tengan un cierto bagaje en esta temática), lo que no invalida en absoluto su trabajo. Siempre habrá alguien que se acerque por primera vez a un libro de estas características en busca de información y nunca está de más insistir en los errores que estamos cometiendo y en cuáles son sus posibles soluciones.

Las soluciones, no obstante, corren en este libro por cuenta del lector. Manuel Toharia únicamente busca exponer la situación, alentando una toma de conciencia e invitando a que sea el lector quien reflexione sobre ella para sacar sus propias conclusiones.

El libro retrocede hasta la Revolución Industrial (el principio del fin) en busca de los orígenes no tanto del problema medioambiental, como del modelo de sociedad que ahora tenemos. Los increíbles logros de la industria transformaron por completo el cuerpo social, pero empezaron al tiempo a crear desequilibrios sociales y en los ecosistemas.

El autor se centra en cuatro elementos básicos (población, energía, alimentos y agua) que se relacionan en un ciclo fatal. El rápido crecimiento de la población; el incesante incremento en el consumo de energía, casi siempre de fuentes no renovables; la creciente demanda de alimentos y agua, ponen en grave riesgo el mundo tal como lo conocemos algunos. Estos elementos, además, interactúan entre sí, de manera que a mayor población, mayor necesidad de alimentos, agua y energía.

Toharia resalta especialmente el hecho de que la mayoría de los habitantes del planeta no comparte el modo de vida de Occidente: no tiene agua potable que desperdician al usar la cisterna, no derrocha alimentos, ni consume enormes cantidades de energía. Lo justo, empero, sería que compartieran nuestra riqueza; sin embargo, es medioambientalmente imposible.

Lo que Manuel Toharia busca recordarnos es que nuestra sociedad está demasiado acostumbrada al exceso y al desperdicio. Tan acostumbrada que la mayoría ni los vemos y, con ello, no somos capaces de tener presente el daño que nos hacemos.

No obstante, este pertinente recordatorio del autor se encuentra algo disperso a lo largo del libro. Toharia se centra fundamentalmente en exponer la situación y los problemas que de ella se derivan, dejando sus reflexiones para una breve conclusión final. Pero se echa de menos una atención mayor al espinoso tema del desperdicio y el exceso, tal como parece prometer el título de la obra.

A fin de cuentas casi todos somos ya conscientes de los problemas. Pero parece que cuesta más hacer examen de conciencia y dirimir qué parte de culpa nos alcanza a cada uno cuando, conociendo el problema, persistimos en continuar como si nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here