Las hermanas Makioka – Junichirō Tanizaki

1
2117

Las hermanas Makioka - Junichirō TanizakiJunichirō Tanizaki es uno de los escritores más relevantes de la literatura japonesa del pasado siglo XX. En sus novelas plasmó con sutileza la confluencia entre oriente y occidente y el paulatino abandono de alguna de las tradiciones y creencias niponas en favor de las ideas occidentales que bajo el signo del progreso modificaron la sociedad japonesa desde la Restauración Meiji. En Las hermanas Makioka, aun cuando la novela se centra exclusivamente en la vida de cuatro jóvenes mujeres, es posible percibir ese trasfondo de cambio, de mentalidades que empiezan a modificarse o que directamente se rebelan a lo establecido.

Tanizaki se inspiró para estos personajes en su esposa y las hermanas de esta. En ese sentido, la novela es un cuadro perfecto del día a día de las mujeres jóvenes de clase acomodada del Japón en los años inmediatamente precedentes a la Segunda Guerra Mundial: las pequeñas tribulaciones domésticas, la elección del quimono apropiado, las clases de danza o de la ceremonia del té son las preocupaciones del pequeño grupo femenino que protagoniza Las hermanas Makioka.

Las cuatro hermanas Makioka son las hijas de una otrora prominente familia de Osaka. Las dos hermanas mayores están casadas con hombres que han adoptado el apellido familiar y la narración se realiza (aunque en tercera persona) desde la perspectiva de Sachiko, la segunda de las hermanas. Con Sachiko viven las casaderas hermanas menores, pero todo el grupo debe supeditarse a las directrices de la casa principal, gobernada por la hermana mayor y su esposo.

En ese contexto, el principal conflicto es encontrar un esposo adecuado para Yukiko, la tercera hermana. Y contener la impaciencia de Taeko, la hermana menor, que mantiene relaciones, no del todo aprobadas por la familia, con un hombre, pero que no puede contraer matrimonio hasta que lo haga la hermana que la antecede.

El autor logró imprimir a la historia un carácter verdaderamente realista: en la novela lo importante se mezcla con lo intrascendente, un acontecimiento sucede a otro con el auténtico pulso de la vida. Y es en ese natural devenir de los días donde se pueden apreciar los cambios de la sociedad japonesa. Con los preparativos de la guerra como un tenue telón de fondo, el lector aprecia los conflictos surgidos del choque entre la tradición y la modernidad, encarnados en Yukiko y Taeko, las hermanas menores.

Yukiko es una mujer demasiado anticuada para los tiempos en los que vive y sus propias hermanas la conciben como una antigua y delicada dama Heian. Su timidez, sus maneras, su apocamiento y su pasividad dificultan enormemente la tarea de encontrarle un esposo. Por su parte, la hermana menor es demasiado «occidental» y sus costumbres libres acabarán por acarrearle la desaprobación familiar. La propia Sachiko lucha denodadamente por adaptarse al mundo cambiante que la rodea, al tiempo que trata de salvaguardar las tradiciones de su casa.

Las hermanas Makioka es, por tanto, una instantánea de la vida cotidiana en la que, sin embargo, se pueden apreciar los cambios que ya lo están transformando todo, aun cuando las personas retratadas apenas son conscientes de ello.

Y es en definitiva, una novela interesante de la que, nuevamente y por desgracia, corresponde señalar la poco cuidada edición. En primer lugar, por haber sido traducida del inglés y no del japonés. En segundo lugar, por la no muy brillante traducción. Y en tercero, pero no menos importante, por la falta de correcciones.

La que esto suscribe defiende a capa y espada la imprescindible figura del editor, tan denostada en estos tiempos de fácil autopublicación. No obstante, el editor, para merecer esa defensa, debe desempeñar con solvencia su función y demostrar que su interés estriba en que el libro que pone en el mercado sea la mejor versión posible en cualquiera de sus aspectos. De otra manera, defrauda a los lectores que concebimos el libro como una suma de elementos que arropan y enriquecen a título y autor.

Más de Junichirō Tanizaki:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here