Ocho escenas de Tokio – Osamu Dazai

0
1768

Ocho escenas de Tokio - Osamu DazaiOcho escenas de Tokio reúne nueve relatos del japonés Osamu Dazai, conocido por su desgarradora novela Indigno de ser humano. En estos relatos, de carácter marcadamente autobiográfico, Dazai ya recoge esa visión desencantada de sí mismo  que le aboca a engañar a cuantos le rodean y a evadirse de la ruindad de su día a día sumergiéndose en paraísos artificiales.

Es fácil descubrir que el autor se esconde detrás de la mayoría de los protagonistas de estos relatos, de hecho en ocasiones se manifiesta abiertamente. La mayoría de ellos están basados en las vivencias del propio Osamu Dazai y en su conocimientos de primera mano del mundo de los bajos fondos y los miserables del Tokio de los años treinta y cuarenta del pasado siglo.

En «Ocho escenas de Tokio», el relato que da título al libro, el japonés da cuenta —a través de ocho imágenes de distintos barrios y zonas de la ciudad donde el escritor vivió— de su vida en la capital. Desde su llegada a Tokio para estudiar literatura, a su abandono casi inmediato de los estudios para dedicarse a una vida de vagabundeos, pasando por sus intentos de suicidio y su creencia en la posibilidad de salvarse gracias a la escritura.

Y esos mismos temas se repiten una y otra vez a lo largo de los diferentes cuentos que recoge el presente volumen. La descripción de la mujer con la que intentó un suicidio doble (Osamu Dazai intentó suicidarse en cuatro ocasiones) se recoge en «Femenino». «Demonios apuestos y cigarrillos» narra su acercamiento a los niños vagabundos del parque Ueno. O «Dos pequeñas palabras» está protagonizada por un hombre que se gasta los ahorros de su hija muerta en alcohol.

Los textos de Osamu Dazai cristalizan siempre el desafortunado estado de ánimo de quienes se afanan por trasponer los límites cada jornada. Sus personajes oscilan entre el remordimiento ocasionado por una vida desordenada y la consciencia de que, para ellos, no es posible otro modo de vida. Hombres que encienden con sus propias manos un fuego destructor al que se arrojan de cabeza, en busca de una purificación que nada les puede dar.

Y esa falta de sintonía con el entorno que atenaza a los personajes de Dazai es siempre consecuencia, no tanto de una comprensión cabal de la futilidad de los esfuerzos del hombre —como ocurre por ejemplo en «El sonido del martillo»—, como de lo que podríamos considerar una tara personal. Algo en esos hombres los hace «indignos de ser humanos» (frase que se repite en varios de estos relatos y que acabaría por dar nombre a la novela más conocida del autor), los aleja de sus semejantes, aun de los más allegados, y les hace sentir una profunda aversión hacia sí mismos.

De esa aversión nace el afán de autodestrucción que es en los relatos de Osamu Dazai una pulsión irresistible. De modo que Ocho escenas de Tokio no es una colección de imágenes de la ciudad nipona, sino un recorrido por las partes más tenebrosas del alma humana.

Más de Osamu Dazai:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here