Pobre, Paralítico y Muerto – Rafael Azcona

3
1666

Pobre, Paralítico y Muerto - Rafael Azcona‘Pobre’, ‘Paralítico’ y ‘Muerto’ son tres excelentes relatos de Rafael Azcona que proponen una vuelta de tuerca a la cotidianidad más contumaz. Los tres cuentos recogen sucesos verosímiles, que podrían suceder a cualquier persona en cualquier ciudad, y que además están contados con esa llaneza, esa naturalidad propia de la mejor literatura, lo que los convierte en piezas para disfrutar.

Azcona lanza una mirada, que en el fondo no deja de ser traviesa, a esas trampas que a veces hacemos en la vida, convencidos de que no nos cogerán; a esas obsesiones que alimentamos, permitiendo que acaben por dominarnos; a esas situaciones que nada tienen que ver con nosotros y en las que sin embargo a veces nos involucramos, hasta el punto de poner a prueba nuestra moral. Sacando de quicio tres situaciones que podrían acontecer en cada esquina, el autor retrata las flaquezas del alma humana, envolviéndolas en un fino sentido del humor y presentando esa terrible fragilidad del hombre como el motor de numerosas aventuras que prosperan cada día a nuestro lado, disfrazadas de ordinario devenir.

‘Pobre’ y ‘Paralítico’ son aventuras cuyo protagonista es, sin embargo, un antihéroe, aunque modesto. La narración, sencilla y directa, no se adentra en honduras psicológicas, ni escarba en las motivaciones de unos personajes que resultan personas triviales que, simplemente, han sacado un poco los pies del tiesto. Sólo el personaje principal de ‘Muerto’ es un héroe al uso, un hombre, también trivial, que sin embargo lucha por hacer lo correcto, no sólo con los demás, sino también consigo mismo.

’Pobre’ recoge el rápido ascenso y la vertiginosa caída de un mendigo vendedor de lotería que vende en premio gordo de la lotería de Navidad. ‘Paralítico’, que se convertiría más tarde en la película “El cochecito”, muestra la obsesión de un viejecito por hacerse a cualquier precio con un coche de inválido con motor de gasolina. Y ‘Muerto’ describe la fúnebre noche de peregrinaje pasada por un médico que busca a quién entregar el cadáver de un cura del que nadie quiere hacerse cargo.

Y es precisamente la verosimilitud de esos lances, junto con la sencillez de unos personajes que resultan hombres comunes, lo que hace seguir con interés el desarrollo de estas tres historias. Historias que, a la vez, tienen algo de surreal, ese toque que hace exclamar «la realidad supera a la ficción», aunque en este caso se hable precisamente de ficción. Pero el hecho es que podríamos leer historias como estas en un periódico y, aunque chocantes, no sorprenderían demasiado.

Esa acertada mezcla de lo real, lo surreal verosímil y la ficción, unida a una escritura sencilla, escueta, donde no hay nada superfluo, convierte estos cuentos en una lectura que se sigue con interés, de principio a fin, al ser historias logran apelar a esa parte de nosotros que desea que le relaten vicisitudes ajenas, protagonizadas por personajes en los que es posible reconocerse.

3 Comentarios

  1. Tengo un libro de este escritor que me obsequiara mi hermano des Europa si no mal recuerdo este autor Rafael Azcona , había resultado ser famoso. El librito se llama un Cuento y un Poema.Lo único que puedo es felicitar.

    Jorge López Zegarra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here