Prosperidad sin crecimiento – Tim Jackson

3
2318

Prosperidad sin crecimiento - Tim JacksonLas causas, y las consecuencias, de la presente crisis económica son, a estas alturas, de sobra conocidas por todos. Por eso son de gran importancia libros como Prosperidad sin crecimiento, donde se dan las claves para construir una nueva economía que respete tanto los límites que nuestro planeta nos impone, como las necesidades y la dignidad del ser humano.

El libro se basa en un informe que su autor, Tim Jackson, elaboró como comisionado de economía de la Comisión para el Desarrollo Sostenible del gobierno británico; y en él se cuestiona el presente paradigma económico dominante de crecimiento infinito.

Inmersos en la falsa realidad que los políticos, las instituciones, las empresas y los medios han creado, oír hablar de frenar el crecimiento parece un sinsentido. Pero también es un sinsentido impeler a consumir “para salir de la crisis” a gente que está perdiendo sus empleos, sus viviendas y está viendo recortados sus derechos sociales.

En cualquier caso, lo cierto es que los límites naturales que pondrán brusco freno al crecimiento están a punto de ser alcanzados, como nos explica el autor. No se puede crecer indefinidamente en un mundo finito. Y recursos vitales como el agua y la tierra cultivable; o estratégicos, como el petróleo o ciertos minerales, están agotándose rápidamente. Por otro lado, el mito del crecimiento ha fallado. Ha fallado en los países desarrollados, allí donde la inestabilidad económica que provoca la búsqueda del crecimiento a toda costa crea inestabilidad; pero especialmente ha fallado a los millones de personas que cada día sobreviven sin lo elemental. A pesar de esa realidad, las medidas tomadas por los gobiernos tras el estallido de la crisis en 2008 se han dirigido a recuperar ese crecimiento que nos pone al límite de la supervivencia en el planeta y que condena a millones a la miseria.

La solución a esta lamentable situación, para el autor, pasa por transformar la economía, la sociedad y las instituciones de gobierno.

Tim Jackson defiende que el dilema del crecimiento nos tiene atrapados, porque nos negamos a abandonar la idea de que la estabilidad económica requiere crecimiento económico. Sin embargo, él defiende la necesidad de crear una macroeconomía que revise los conceptos de productividad, rentabilidad, inversión y ahorro que ahora se manejan. Por supuesto, será una economía que invierta en energías renovables, en eficiencia energética, en la recuperación de ecosistemas o en la lucha contra el cambio climático. Y, sobre todo, será “una macroeconomía ecológica y socialmente alfabetizada para acabar con la locura de separar la economía y el medio ambiente”.

A la vez, Tim Jackson estima perentorio acabar con la lógica social del consumismo. “La libertad ilimitada para expandir nuestros apetitos materiales no es sostenible. El cambio es fundamental”. La solución pasa por que la sociedad comprenda que la felicidad no consiste en acumular bienes, sino en lo que el autor denomina “florecimiento”. Fomentar y hacer crecer aquello que nos hace humanos: las relaciones con los demás y con el medio ambiente, la educación y la cultura, la salud, etc. Y convertir esas actividades en la base de la nueva economía.

Por último, el cambio también atañe a las instituciones de gobierno. En esta crisis se han demostrado como verdaderas valedoras de la idea de que crecimiento económico y prosperidad son sinónimos. En el nuevo paradigma cuya creación Jackson defiende, el gobierno debería alejarse del catastrófico laissez faire para ocuparse de manera activa y responsable de promover políticas que refrenden y aseguren las bases de la nueva economía. A la vez que a intervenir en el contexto social para corregir la lógica del consumismo, como sin duda lo ha hecho hasta ahora para fomentarla.

Prosperidad sin crecimiento es un libro ameno, claro y bien documentado. Propone un cambio radical, pero sin duda necesario. Y tan sólo comete el defecto de creer que los gobiernos se muestran receptivos a la idea de alterar las bases de la economía, de la sociedad y de la política. El libro fue escrito en 2009, cuando se iba a “refundar el capitalismo” y adolece de un optimismo que, tres años después y a la luz de los acontecimientos, carece de toda base real. Sin duda caminamos hacia un cambio, aunque sólo sea porque hemos rebasado muchos de los límites que el planeta nos impone. Pero ese cambio, es de temer, será tumultuoso.

 

3 Comentarios

  1. Creo que además de escribir un libro de gran interés, Tim Jackson nos muestra una forma positiva de pensar la Economía teniendo en cuenta otras disciplinas y otras formas de pensamiento que van más allá del puro cálculo contable.
    El libro da lugar a reflexionar sobre muy diversas cuestiones, desde cuáles son las causas de la crisis (http://asuntoscontemporaneos.blogspot.com.es/2012/07/es-el-crecimiento-la-causa-ultima-de-la.html) hasta cómo el consumismo construye nuestra subjetividad (http://asuntoscontemporaneos.blogspot.com.es/2012/07/logica-social-del-consumo.html).
    hasta

  2. Muy interesante la aportación de Ted Trainer. No lo conocia. La cuestión es, como siempre en la història, cual es el proceso de transición que pueda facilitar una solución global. Y en este sentido creo que Jackson es más útil y algo menos utópico. Hay que encontrar un camino y seguir las etapas, paso a paso. Lo cual no significa, òbviamente, evitar el conflicto

  3. Sobre este libro les recomiendo un sencillo y solo introductorio artículo, que da una visión diferente del problema. En mi opinión más realista. Ya que creo que sus argumentos tienen una mejor comprensión de cómo funciona el sistema económico en el que vivimos. Pero por supuesto manteniendo la perspectiva ecológica y su imperante necesidad de solución.

    El artículo se puede encontrar en http://www.sinpermiso.info buscando por autores a Ted Trainer, el único artículo publicado de este autor.

    gracias 🙂 por vuestra web

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here