Sanshiro – Natsume Sōseki

5
2637

Sanshiro - Natsume SōsekiNuevamente nos acerca Natsume Sōseki a los ambientes estudiantiles del Japón de principios del siglo XX; esta vez de la mano de Sanshiro, un joven recién llegado a Tokio para cursar estudios de literatura desde la provinciana isla de Kyushu. Las nuevas amistades, las clases y la sensación de que el futuro se está haciendo presente con rapidez, son las experiencias que aguardan al joven protagonista.

Podría definirse entonces Sanshiro como una novela de aprendizaje pero, de alguna manera, el protagonista no parece aprender nada de sus nuevas experiencias. Aunque Sōseki nos lo presenta como un joven reflexivo, ni sus pensamientos ni la narración logran profundizar en los hechos para extraer alguna consecuencia de ellos.

Las vivencias fundamentales del joven provinciano giran en torno del bello sexo. Sanshiro conoce a dos muchachas tokiotas por las que prontamente se siente atraído. Esta atracción se basa principalmente en que ambas jóvenes están muy lejos de ser, con sus actitudes emancipadas, parecidas a las mujeres que conoció en su provincia natal. Sōseki esboza así un apunte de la nueva sociedad que la Era Meiji estaba alumbrando.

La atracción dará paso al amor hacia Mineko, una muchacha que se considera a sí misma una oveja descarriada. Sin embargo, la relación entre ambos jóvenes no aparece claramente perfilada: reflexiones titubeantes y diálogos extraños  no logran imprimir a ese sentimiento la fuerza necesaria para conmover al lector. Tal vez es la intención del autor no ser demasiado explícito a la hora de reflejar ese amor, habida cuenta de esa típica circunspección japonesa, pero para el lector occidental la experiencia del primer amor queda así pobremente reflejada.

Por otra parte, es completamente acertada la manera en que Sōseki plasma las elucubraciones que sobre el futuro se plantea Sanshiro. Éste ve abrirse tres mundos ante él: el mundo tranquilo y seguro, pero soporífero, que representa su pueblo natal; el mundo laborioso del estudio y la vida académica, donde el galardón del conocimiento podría estar aguardándole; y, por último, el mundo luminoso y frívolo donde habitan las mujeres y sus galanteadores.

Sanshiro quisiera amalgamar el segundo y tercer mundo, pero poco a poco empieza a comprender que, tras la feliz y despreocupada vida de estudiante, parece aguardar una existencia de sacrificios y responsabilidades. Conquistar a una mujer bella y refinada se le antoja difícil, pero llegar a ocupar una posición preeminente en el mundo académico no lo es menos.

En resumen, las intrigas parecen dominar ambos mundos, y ninguno está hecho para seres vacilantes. Pero esa reflexión debe secretarla el lector, porque Sōseki se limita a narrar hechos, meros acontecimientos, como si fuera un espectador de los mismos sin potestad para penetrar en la mente de sus protagonistas. Y esto, sin duda, resta vivacidad y fuerza a Sanshiro.

Más de Natsume Sōseki:

5 Comentarios

  1. Una novela muy graciosa, como las del primer Sôseki («Yo el gato» y «Botchan»), pero con una tendencia a la búsqueda de la esencia interior en el protagonista que ya apunta a lo que años después Sôseki ensayará en «Kokoro». Me ha gustado también esa perspectiva que la novela nos muestra, de joven pueblerino que llega a Tokio y no se adapta, pues es justamente lo contrario que veíamos en «Botchan» (joven tokiota que no se adapta a la vida de provincias). En todos los casos, lo que se aprecia en los personajes de Sôseki es un perfil de inconformistas y mordaces críticos con la sociedad que les rodea. Me encandiló más «Botchan», pero esta se lee igualmente de una forma muy placentera.

    Saludos

  2. […] Sanshiro – Natsume Söseki: Desde el blog Solo de Libros, la Sra. Castro nos presenta a un nuevo autor japonés contemporáneo, Natsume Söseki. Su libro Sanshiro es una novela de aprendizaje donde “el protagonista no parece aprender nada”. El amor, el estudio y el ingreso al mundo adulto son algunos temas que aparecen mencionados en esta reseña, todas temáticas que nos hacen recordar a uno de los autores favoritos de esta casa, Haruki Murakami. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here