Deseo de ser punk – Belén Gopegui

6
5579

Deseo de ser punk - Belén GopeguiHay algo que hace que Deseo de ser punk se alce por encima de sus limitaciones y se convierta en una novela poderosa y sensible: su honestidad. Belén Gopegui no alcanza a dar forma a un discurso adolescente, ni tampoco crea un personaje de esos que se marcan a fuego en la memoria del lector; pero lo que sí hace es crear una obra que pone frente a los ojos la cruda realidad de una sociedad dormida, sin esperanzas y vacía de todo.

Martina, la protagonista de la novela, tiene un encontronazo con la muerte al perder al padre de su mejor amiga. Este hombre supuso para ella una toma de contacto con todo lo que de bueno y comprometido puede tener el mundo; alcohólico y atormentado, podía también acoger en su abrazo a cualquiera y, en palabras de la protagonista, estar sólo con ella. «Los adultos, por lo menos los que yo conozco, siempre parece que cuando hacen algo están dejando de hacer otra cosa.» Y esa frase da una idea bastante acertada de por qué Martina comienza a buscar una actitud, en clara referencia a la música y al rock.

Como decía antes, Deseo de ser punk se articula en forma de confesión escrita de la protagonista; Gopegui ha hecho un trabajo más que aceptable en este sentido, si bien no ha conseguido plasmar un discurso adolescente verosímil. Y, en realidad, uno no cree que haya escrito la obra buscando esa consecución (que, por otro lado, se antoja casi inalcanzable): más bien plantea la novela como una suerte de monólogo literario que tiene conciencia de su artificiosidad. La diferencia con otros similares sería el buscar el punto de vista o la mirada de un narrador joven, con algunas lagunas en cuanto a la comprensión de su entorno y con la pujanza que siempre imprime la adolescencia. Y, a pesar de algunos pasajes excesivamente retóricos, lo cierto es que ese objetivo se alcanza.

Además, tras las obras de Gopegui siempre hay una intención clara: señalar aspectos de la sociedad que no funcionan, que están corrompidos o defectuosos; en este caso lo criticado es una actitud, un estado de ser general. Más allá del clásico enfrentamiento generacional y del sempiterno discurso de la falta de compromisos de la juventud, la autora se centra en mostrar nuestra falta de entusiasmo; la de adultos, como los padres de Martina, o incluso de la jóvenes, como algunos de sus compañeros de clase. El deseo al que hace referencia el título es la búsqueda de esa fuerza que surge de la oposición, de la libertad que aflora cuando nos enfrentamos a aquello que no nos parece bien. La protagonista siente crecer su duda a lo largo de la novela, a lo largo de su toma de contacto con lo real y consigo misma, y su acto de rebeldía final, aunque inocente y poco transgresor, representa todo un desafío social, una bofetada al orden impuesto.

En ese sentido, Deseo de ser punk no es un libro transgresor en un significado estricto; se trata más bien de una reflexión íntima (la de Martina, pero al cabo también la de todos nosotros) en la que se suceden la incomprensión, el temor, la soledad y la rabia. Es ésta última la que parece tomar el control, pero en realidad la narradora la encauza de forma que se convierta en sabiduría, en autoconocimiento, en responsabilidad. No es una lucha contra el sistema —aunque también—, sino una lucho por entender nuestro papel en el mundo y la responsabilidad que ello conlleva.

Por todo esto, la novela se alza sobre sus inconvenientes técnicos y hace de Martina un personaje que, reuniendo condiciones de arquetipo, supera ese cliché y adquiere una entidad fuera de lo común. Deseo de ser punk es un libro honesto que dispara al corazón y a la cabeza; sin estridencias, pero con mucha puntería. Les recomiendo que se dejen alcanzar.

Más de Belén Gopegui:

6 Comentarios

  1. quien es el narrador del libro … No Belén Gopegui si no quiero decir en el libor , de la chica que cuenta o alguno de sus amigo ?

  2. Llevo días dudando, cada vez que paso frente a un ejemplar. Me gustaron tanto los cuatro primeros de Gopegui, y me decepcionaron tanto los dos siguientes… Acabaré dándole otra oportunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here