El decrecimiento infeliz – Julio García Camarero

0
657

El decrecimiento infeliz - Julio García CamareroPara muchos, la palabra decrecimiento tiene una connotación negativa. A fin de cuentas decrecer es dejar de crecer. Y el crecimiento es tenido por sinónimo de prosperidad. Para colmo, desde la crisis muchos han (hemos) dejado de crecer de forma forzada e involuntaria.

Con El decrecimiento infeliz, Julio García Camarero —autor de una trilogía completa sobre el decrecimiento, también publicada por Libros de la Catarata y en parte reseñada aquí—, pretende explicar las diferencias entre un decrecimiento feliz y uno infeliz.

Como es fácil adivinar, el decrecimiento feliz sería un decrecimiento voluntario, elegido por los individuos, pero también por la sociedad en su conjunto, que intentaría revertir, o al menos paliar, los daños que la sociedad de consumo ha causado en los ecosistemas y las personas.

García Camarero trata de detallar por qué es urgente ese viraje hacia unos nuevos valores donde el respeto por las personas y el medio sea el centro de cualquier acción. Al tiempo que resume someramente los cambios que serían necesarios para lograr ese cambio.

Por su parte, el decrecimiento infeliz es el que, los más afortunados, hemos conocido en los últimos tiempos, mientras que para muchos es un estado crónico al que les empuja la avaricia insaciable de unos pocos y la indiferencia de algunos más.

Como puede apreciarse, El crecimiento infeliz plantea pocas ideas novedosas para aquellos lectores que estén ya familiarizados con los conceptos y postulados del decrecimiento. Tal vez porque dedica el grueso de sus capítulos a tratar temas que, aunque relacionados, se alejan del concepto de decrecimiento. Así, dedica varios capítulos a profundizar en algunos conceptos para demostrar que tienen dos caras.

Abre el autor el libro con un capítulo dedicado al concepto de libertad, para subrayar que esta no es siempre deseable. Por ejemplo, cuando se refiere a la libertad de mercado que nos ha traído a esta economía del exceso, no puede ser buena. O la libertad por la que claman las trasnacionales para eludir controles y leyes sanitarias o laborales. Lo mismo sucede con la tecnología, la ciencia y el progreso, conceptos en apariencia benignos que todos abrazamos sin pensar en que muchas veces esconden una cara amarga que se nos esconde deliberadamente.

En resumen, García Camarero pretende alertar contra un lenguaje manipulado de manera nada inocente para salvaguardar los intereses de la minoría de siempre.

Ahora bien, aunque es cierto que estos capítulos ayudan a dibujar esta nuestra sociedad, con sus desmanes y sus desigualdades, y de esta manera permiten comprender la necesidad de un decrecimiento feliz, ordenado y libremente asumido; a pesar de esto, el libro resulta un tanto deslavazado y aunque es posible entender la intención del autor, esta no acaba de estar del todo bien ejecutada.

El decrecimiento infeliz gira una y otra vez en torno de algunas ideas ya sabidas (en verdad no por ello menos ciertas), pero sin profundizar demasiado en ellas y sin arrojar alguna luz nueva o aportar un nuevo dato esclarecedor.

No obstante, para los que quieran acercarse por primera vez a la idea del decrecimiento esta puede ser una lectura válida.

Más de Julio García Camarero:

  1. El crecimiento mata y genera crisis terminal
  2. El decrecimiento feliz y el desarrollo humano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here