El templo – Stephen Spender

1
2618

El templo es una novela profundamente autobiográfica, que podría considerarse, aunque con matices, una novela de aprendizaje. Stephen Spender narra en ella su estancia en Alemania en el verano de 1929, durante la República de Weimar. Para ello se sirve de Paul Schoner, su trasunto, con cuyas vivencias dejará constancia el autor del efervescente mundo cultural y social de la Alemania anterior al auge del nazismo.

El templo fue escrita entre 1929 y 1931 y rehecha en parte entre 1986 y 1987. En la primera versión, la novela, que está dividida en dos partes, transcurría íntegramente en 1929; pero en la segunda, Spender sitúa parte de la acción en 1932. De este modo, y a la luz de los acontecimientos posteriores, el autor pudo dejar constancia de los cambios que a velocidad de vértigo se estaban dando en la sociedad alemana prenazi.

Ese contraste subraya de manera especial la luminosidad de esa Alemania liberal, desinhibida, abierta, dinámica que prosperó en los años veinte; una Alemania que se veía desde Inglaterra, donde existía la censura, como una tierra prometida de libertad. Y El templo, como aclara Spender en la introducción, pretendía precisamente dejar constancia de eso:

[…]Al escribirla tenía la sensación de que estaba enviando despachos desde el frente a mis amigos y colegas de mi país, a propósito de nuestra lucha común contra la censura.

Y las vivencias de Spender/Schoner retratan la intensa vida cultural de la ciudad, así como ese ambiente de libertad que atraía a los jóvenes de toda Europa: fiestas, sexo, bares, excursiones, cuerpos jóvenes exhibidos sin ningún tipo de pudor pacato…  Schoner se mueve feliz en ese ambiente, pero al tiempo no deja de percibir y consignar las diferencias con su país de origen, que no pocas veces le causan perplejidad.

Pero, a pesar de narrar las experiencias de un joven que pasa una temporada en un país extranjero, e incluso aunque dichas experiencias tienen una base real (las del propio autor), circunstancias ambas que emparentarían el texto con una novela de aprendizaje, el texto no encaja exactamente en esta categoría. Cierto que el lector asiste a una sutil evolución psicológica del protagonista, pero esta queda permanentemente en un segundo lugar en favor de la narración de hechos o la descripción de personajes.

Sin ser esto un demérito de la novela, se debería haber cuidado un poco más la maduración de un personaje que se enfrenta a demasiadas situaciones nuevas como para que estas no dejen alguna huella en su carácter o le inviten al menos a alguna reflexión. Si bien es cierto que El templo buscaba más dejar constancia de una época y un lugar, se echa en falta cierta viveza en el joven protagonista, tal vez consecuencia de que el autor se haya querido distanciar en demasía de un personaje que es él mismo.

En cualquier caso, El templo es un documento interesante en cuanto retrata un momento histórico de especial relevancia, no sólo en cuanto recoge la “anomalía” que supuso la República de Weimar, sino también por reflejar las tensiones sociales que dieron pie al auge del nazismo.

1 Comentario

  1. […] This post was mentioned on Twitter by solodelibros, 365cortos. 365cortos said: El templo – Stephen Spender: El templo es una novela profundamente autobiográfica, que podría considerarse, aunque… http://bit.ly/9esL3U […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here