El trigo verde – Colette

4
3061

El trigo verde - ColetteLeí este libro hace ya mucho tiempo, cuando estaba en el instituto. Luego lo he querido releer alguna vez, pero nunca lo volví a encontrar, al menos en las bibliotecas que frecuento. El otro día, por casualidad lo encontré en una librería. Como guardo un recuerdo muy grato de él, y como Colette es una escritora que me gusta, lo compré. Aunque una cosa me sorprendió y es que le han cambiado el título al libro. Aquél que yo leí en mi época de instituto se llamaba «El trigo en ciernes». Un título mucho más poético, desde luego, y que se corresponde mucho mejor con la prosa tan lírica de Colette.

Copio una pequeña biografía de Colette que, como siempre, tomo de El Poder de la Palabra: Sidonie Gabrielle Claudine Colette, novelista francesa, cuya obra exploró profundamente la vida de las sensaciones y de las relaciones, especialmente físicas, de los seres humanos. Colette nació el 28 de enero de 1873, en Saint-Sauveur-en-Puisaye (Borgoña). En 1893 se casó con el primero de sus tres maridos, el escritor Henri Gauthier-Villars, y se trasladó con él a París. Aunque ella y su marido colaboraron en las cuatro novelas de la serie de Claudine (1900-1903), utilizando el seudónimo de él (Willy), estos sinceros relatos semi-autobiográficos fueron en su mayor parte obra de Colette. Divorciada en 1906, pasó unos años dedicada a satisfacer sus ambiciones teatrales como actriz del music-hall. Esta experiencia le proporcionó el ambiente de «La vagabunda» (1910). Luego, firmando con el nombre de Colette, llegó a ser reconocida como la principal novelista francesa con la publicación de «Querido» (1920), la historia agridulce del amor de una mujer mayor con un joven egoísta. «El fin de Querido» (1926), «El otro» (1929) y «Gigi» (1945) son algunas de sus novelas más conocidas. En libros de recuerdos, como «Sido» (1929), sobre su madre, y «Aprendizaje» (1936), sobre su primer marido explora su amor por la naturaleza y los animales domésticos. Colette también fue periodista, ejerció la crítica y escribió obras de teatro. Sus obras, con su perfecta caracterización de los personajes y dominio de las situaciones dramáticas, han sido adaptadas frecuentemente al cine y al teatro. En 1945 se convirtió en la primera mujer elegida para la Académie Goncourt. Colette murió en París el 3 de agosto de 1954.

En «El trigo verde» la autora nos relata un amor adolescente. Vinca y Phil son amigos desde la niñez pues sus familias veranean juntas en la costa desde su nacimiento. A los quince y dieciséis años respectivamente y durante su veraneo a la orilla del mar, los jóvenes van comprendiendo que su amistad inocente de la infancia se ha convertido en otra cosa. Esos nuevos sentimientos les provocan un sentimiento de extrañeza y rechazo.

El nacimiento de ese amor les separa inexorablemente de la beatitud de la infancia y les catapulta a un mundo de sensaciones encontradas. Sobre todo al joven Phil, el cual descubre el amor físico gracias a la intervención de una dama que veranea también en la zona y que descubre al muchacho los placeres sensuales.

El final de la novela es sorprendente. Ambos jóvenes deciden dejar que su amor fluya también por la senda de los sentidos. Pero el joven Phil se arrepiente, no comprende ni acepta esa nueva faceta de su vida. No así la joven Vinca, que parece vivir con mayor naturalidad la experiencia.

La escritura fresca, vibrante y absolutamente sensitiva de Colette plasma perfectamente el transcurrir del verano cerca del mar: los colores, los olores y hasta el tacto. La brisa, el calor, la arena de la playa bajo los pies… Y plasma especialmente la desesperación de dos jóvenes que dejan atrás la infancia, que no comprenden los sentimientos que les embargan, que anhelan el futuro que se dibuja en el horizonte pero se vuelven todavía con nostalgia hacia la puerta de la niñez que se ha cerrado tras ellos para siempre.

Un libro dulce y muy delicado.

Más de Colette:

4 Comentarios

  1. He leído algunas novelas de Colette como ¨La Ingenua Libertina¨, entre otras , pues produjo libros por decenas , leyendo una vida de Marcel Proust me entere que ella era su ídolo,del ¨Trigo Verde¨, no tenía conocimiennto entre otras cosas puede decir que Colette es una escritora desenfadada y traviesa .

    Jorge López Zegarra

  2. Me encanta Colette por su sensibilidad, no es un libro más ni un libro cualquiera, tampoco es un libro digno de la mayoria, es para ser sentido y vivido, no para ser leido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here