Estado de alarma – Carlos Taibo

0
842

Estado de alarma - Carlos TaiboEstado de alarma es un compendio de artículos recopilados en forma de libro, con los inconvenientes que ello acarrea: repeticiones de temas, falta de un enfoque general y ausencia de un eje que estructure el contenido, entre otros. A pesar de ello, siempre es necesario reivindicar opiniones y puntos de vista tan claros como los de Carlos Taibo, puesto que en estos tiempos que corren las verdades suelen quedar encubiertas o distorsionadas sin que la información veraz esté al alcance del grueso de la población. El subtítulo del libro nos da una buena panorámica de los temas que se tratan en él: «Socialismo de casino, izquierda anémica, sindicalismo claudicante». Estos tres elementos configuran el grueso del discurso de Taibo, estructurado, como decía, en diversos artículos previamente publicados en otros medios.

Estado de alarma se abre con algunos análisis sobre las causas y, sobre todo, las consecuencias de la crisis que estamos viviendo. El autor hace hincapié (con mucha razón, a mi entender) en la necesidad de comprender que esta crisis no es sólo económica, como parecen intentar convencernos desde los gobiernos, sino que va más allá: el plano ecológico que se obvia con argumentos poco razonados es más que evidente, ya que de lo que estamos tratando es de un modelo social en proceso de claudicación que, necesariamente, habrá de readaptarse a las condiciones ambientales que se prevén para dentro de muy poco tiempo. Los políticos y los gobiernos (casi no podemos hacer excepciones) se empeñan en reconducirnos hacia una hipotética —e inalcanzable— vuelta al estado anterior, como si el capitalismo de corte neoliberal que hemos sufrido en los últimos treinta años fuese un remedio eficaz para abordar los conflictos que estamos viviendo y los que, sin duda, llegarán. Todo ello se ejemplifica con la construcción de vías de tren de alta velocidad en España, cuyo impacto energético y medioambiental, a pesar de su escasa rentabilidad y utilidad, muestran a las claras la intención “revolucionaria” de un partido, el PSOE, que ha perdido cualquier conexión con el socialismo o el interés por las clases populares.

Después, Taibo arremete contra los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) y contra el papel que Izquierda Unida está jugando en estos momentos en la vida política española. De la actuación lamentable de los sindicatos poco hay que comentar, más allá de que la sumisión al gobierno español y a los dictámenes de la Unión Europea les ha asestado, casi con toda seguridad, un golpe mortal; frente a ellos hay que recordar la existencia de otros sindicatos, generalistas o minoritarios, como son, por supuesto, la CNT o la USO. Por otro lado, Taibo es muy crítico con la organización Izquierda Unida, ya que les achaca esa misma intención de revertir las cosas a un estado previo que, como hemos visto, estaba muy lejos de ser socialmente justo y ecológicamente responsable.

Uno de los últimos epígrafes del libro insiste (como en otras publicaciones del autor) en la necesidad de asumir el decrecimiento como una opción viable y necesaria; no sólo para afrontar en condiciones esta crisis actual, sino para encarar los años venideros, en los que la escasez energética puede causar más problemas de los necesarios a una sociedad insensibilizada y poco concienciada. Taibo expone el absurdo que supone creer en un crecimiento económico sin tasas y fiarse de indicadores —como el PIB— que minimizan nuestro impacto ambiental y crecen, por increíble que parezca, cuando se dan catástrofes naturales. Para ello, claro está, necesitamos un esfuerzo de reorganización en nuestra sociedad, optando por la autogestión en entornos locales y una progresiva tendencia a la reducción de determinadas infraestructuras; no obstante, este tema está más desarrollado en algunos de sus otros libros, por lo que es recomendable ampliar la información en cualquiera de ellos.

En resumen: Estado de alarma es un pequeño paso que podemos dar para ser más conscientes del mundo que nos rodea y actuar en consecuencia con las circunstancias que se están dando en él. Como acercamiento a determinados temas es más que recomendable, así que ya pueden empezar a actuar. No hay excusa para no hacerlo.

Más de Carlos Taibo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here