Hirbet Hiza – S. Yizhar

1
1037

Hirbet Hiza - S. Yizhar“Hirbet Hiza” es una breve novela de una gran belleza que, además, incita a la reflexión. Poco más se puede pedir a un libro.

Escrito en 1949 por S. Yizhar -seudónimo de Yizhar Smilansky-, relata la entrada en un pueblo árabe de un grupo de soldados israelíes que tienen la misión de desalojar por la fuerza a sus habitantes. La pieza es breve y se centra únicamente en la expedición contra el pueblo de Hirbet Hiza: la llegada del convoy, su espera mientras comienza la acción y sus patrullas por las calles de un pueblo abandonado con premura y bajo las balas. Pero lo que la convierte en una excelente novela es el equilibrio entre una narración sencilla y escueta de los acontecimientos, apoyada en unos diálogos usados para dar una visión certera que va más allá de lo que está ocurriendo, dando una visión global del antes, el después y, sobre todo, el porqué de la acción; una mirada al entorno (en este caso la zona rural que rodea al pueblo ocupado) que evoca cierto edenismo, en el que el ser humano es sólo un elemento más del mundo natural, encargado de hacer fructificar una tierra fecunda; y, por último, una reflexión sencilla sobre la equidad de apropiarse de un territorio y destruir la vida que lo ha conformado con el transcurrir de los siglos.

Porque es el paisaje el que inicia la revolución interior del soldado que actúa como narrador de la acción. Así, de ser un joven que llega a ejecutar de nuevo un acto mil veces repetido, una rutina que para él ha perdido ya cualquier carácter bélico, pasa a distanciarse lo suficiente como para detenerse a juzgar la iniquidad de las órdenes que cumple.

Pero, como digo, es la contemplación del paisaje el motor que impulsa el inicio de esa reflexión que se infiltra insidiosa en aquel que nunca se había parado a pensar. El paisaje es en “Hirbet Hiza”, más que otro personaje de la narración, todo un acontecimiento. Las fértiles colinas que rodean al pueblo, en las que se extienden los campos de labor, son el símbolo de los hombres que han vivido en ellas durante ellas. Cada huerto, cada sembrado, cada casa evocan generaciones de hombres y mujeres que han trabajado, sufrido, sembrado y cosechado en esa tierra; de modo que el paisaje es fruto de la acción de esos hombres y mujeres, a la vez que los habitantes de Hirbet Hiza son fruto de ese paisaje. Y la cuestión pasa a ser: ¿es lícito truncar esa relación milenaria, dejar al paisaje sin sus habitantes, y a éstos sin el entorno que siempre han conocido?

Pero la cuestión tiene además un trasfondo que la hace todavía más acuciante, y es el hecho de que quienes rompen ese vínculo que debiera ser sagrado, expulsando a los habitantes de Hirbet Hiza y mandándolos en camiones a la suerte incierta del destierro o el campo de refugiados, son judíos. La raza perseguida, expulsada y desplazada durante siglos, que debiera haber desarrollado una sensibilidad especial (y una necesaria repulsa) hacia lo que implica el desarraigo y la expulsión, se ha concedido de pronto a sí misma la licencia para ejercer la misma violencia de la que ha sido víctima.
La fuerza de esa evidencia estalla con furia en el narrador, que de pronto comienza a no entender lo que ocurre a su alrededor. Todo en él ha sido conmovido, llegando a emprender tímidos intentos de hacer comprender a sus compañeros que hay mucho de perverso en las ordenes que siguen, y que, puesto que las ejecutan, también cada uno de ellos tiene una parte de responsabilidad.

La indiferencia con la que contemplamos lo rutinario, despide a los camiones que parten llevándose consigo las vidas mutiladas de los habitantes de Hirbet Hiza. Sólo un hombre contempla esa marcha consciente de su injusticia. Surge, por tanto, un germen de esperanza.

1 Comentario

  1. mi bisabuelo llego a Honduras hace mucho tiempo en realidad no recuerdo el se llamaba lucas hiza atun y era de israel, llego huyendo de la guerra y lo curioso k dijo k venia vestido de mujer pork no dejaban salir a los hombres solo se por historias de mi familia k vive k vino con otros hermanos y uno de ellos vino con la novia k era prima de el taambien.siempre buske sobre el apellido hiza y e visto k este apellido esta por todo el mundo regado. hoy 9n de julio del 2010 a las 11.50 pm encontre esta novela y me dio curiosidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here