Órbita – Miguel Serrano Larraz

0
1799

Órbita - Miguel Serrano LarrazSi leen un extracto del prólogo que Manuel Vilas ha escrito para presentar esta colección de relatos de Miguel Serrano encontrarán varias afirmaciones más que discutibles; entre ellas la que afirma que en la literatura de Serrano hay «un afán de originalidad literaria propio del siglo XXI. Observo esa originalidad como un deseo de superación de las literaturas de finales del siglo XX. No se trata sólo de escribir buenos libros, sino de escribir buenos libros interesantes porque son distintos, porque son diferentes». En primer lugar, al modesto entender de uno un libro es bueno precisamente porque es distinto, porque se aleja de lo trillado, bien sea en la forma o en el fondo (o en ambos); y en segundo, la literatura de Miguel Serrano tiene muy poco de original. No creo que supere en ninguna medida a las literaturas de finales del XX (desconozco, no obstante, las cronologías que maneja el prologuista); es más, lo cierto es que bebe de ellas y el estilo de casi todos los relatos contenidos en “Órbita” es similar al de escritores no ya de esos años, sino de mucho tiempo atrás.

¿Quiere todo esto decir que el libro es malo? En absoluto. De hecho, “Órbita” es un magnífico compendio de relatos, escritos con pulso y maestría; algunos de los textos son muy originales, sí, pero desde un punto de vista global, no narrativo. Así ocurre con el que da título al conjunto, por ejemplo, la historia de un joven superdotado que se cartea con un misterioso científico que le desvela las claves de todo el universo; o con ‘Cuerpo y alma’, reinterpretación del sempiterno tema amoroso en la literatura con un planteamiento insólito; o con ‘Perspectivas’, la surrealista visión de un hombre reencarnado en máquina.

Por otro lado, hay otros cuentos que se inscriben sin remedio en una tradición más “conservadora”, por así decir. El más representativo de ello es ‘Últimas señales’, un relato sobre las relaciones familiares con marcado acento costumbrista-realista. El resto de textos oscilan entre el desenfreno y la contención, aunque es muy cierto que Serrano aborda todos los temas (amor, amistad, madurez) con humor, ironía y algo de escepticismo.

Este último rasgo es lo que mejor define el estilo de los cuentos que componen “Órbita”: cuentos que hablan sobre tópicos (¿no lo hace siempre la literatura?), pero afrontándolos con una actitud incrédula, desconfiada, pero plena de ansiedad y esperanza. El mismo narrador de ‘Shaman’s Blues’ así lo certifica:

Estábamos nosotros, y teníamos dieciocho años. ¿Éramos infalibles? Posiblemente. […] Así que nos sumergíamos. Teníamos dieciocho años y nos sumergíamos. Toda la semana sobre el agua como Jesucristo, atendiendo a los horarios, ganando dinero para pagar las distintas tarifas de la vida en superficie. El fin de semana, sin embargo, debajo del agua, jugando con las algas y haciéndoles cosquillas en los pies a los tiburones.

Una narrativa cercana, amena, divertida, socarrona, precisa y elegante: así es la literatura de este autor. Puede que sus temas sean “los de siempre” y que trate de reflejar preocupaciones mundanas, pero lo hace con una mirada fresca. Su escritura combina el desenfado juvenil con la solidez de lo clásico.

Claro que hay originalidad en Miguel Serrano; como la hay en cualquier buen escritor, desde Cervantes hasta Martín-Santos. El problema es querer ver en un autor rasgos que evidencien un paso adelante en la Historia de la Literatura (así, con mayúsculas); tal vez se le haga un flaco favor a ese escritor tratando de hacerle pasar por un nuevo mesías y elevándole a la categoría de maestro. Serrano es un buenísimo escritor, con todas las letras; pero no busquen un estilo radical y novedoso, no busquen afterpops, pangeas u otras zarandajas neo-hiper-post-modernistas. Serrano es un buen escritor porque sabe contar historias, porque elige con esmero las palabras para contarlas y porque de esas características salen relatos que provocan, que conmueven y que desconciertan. Que no es poco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here