Jin Ping Mei I – El Erudito de las Carcajadas

1
2122

Jin Ping Mei - El Erudito de las CarcajadasJin Ping Mei es una de las obras más representativas de la literatura china. Obra de un escritor anónimo al que se conoce como “El Erudito de las Carcajadas”, tampoco se conoce la fecha exacta en que fue escrita, aunque diversos testimonios documentales sitúan su aparición a finales del siglo XVI.

Por poner de manifiesto la corrupción de la época, así como por las escenas de sexo explícito que en ella aparecen, Jin Ping Mei circuló de mano en mano antes de su publicación y sufrió alteraciones y mutilaciones hasta dar lugar a tres versiones diferentes de la novela. La presente y exquisita edición de Atalanta, en dos tomos —este es el primero—, sigue la versión más antigua de las existentes.

Como se nos aclara en la introducción, un rasgo curioso de esta novela se encuentra en su origen. Jin Ping Mei nace de un episodio de la novela china A la orilla del agua (siglos XIV al XVI), en la cual se describe someramente la historia que da origen a la que se desarrolla en Jin Ping Mei. De hecho, los primeros capítulos son copia casi literal de la novela original.

Jin Ping Mei toma su título de los nombres de tres de las mujeres del gineceo de Ximen Qing. Éste es un personaje corrupto y depravado en torno a cuyo encumbramiento y posterior caída girará la trama de la novela. Escrita como si de una narración oral se tratará —con continuas interpelaciones a un espectador, que no a un lector— la novela presume de su intención moralizante, a pesar de retratar la vida de un hombre sin escrúpulos.

Pero por encima de todo ello, Jin Ping Mei es una novela de innumerables atractivos. El primero, por supuesto, una trama de intrigas, celos, crímenes (y sexo) narrada con humor y sencillez. “El Erudito de las Carcajadas” se sirvió de un lenguaje coloquial, que la traducción ha sabido respetar a la vez que volver contemporáneo, en el que se cuidan sin embargo los registros de los diferentes personajes según su estrato social o su interlocutor.

Pero también resulta atractivo el hecho de asomarse al modo de vida de la China clásica. Las estancias, los muebles, los vestidos y peinados, las comidas, los medios de transporte, las joyas… todo es descrito con vivacidad y detalle; de modo que se permite al lector conocer el medio de las clases acomodadas urbanas. Pero también se recogen las relaciones dentro de las extensas familias chinas donde convivían varias esposas y sus descendientes con un sinnúmero de criados, bajo la tutela del esposo como pater familias.

Ese es el papel del libertino Ximen Qing que logra ascender de prestamista usurero a funcionario del Imperio gracias a sobornos y amiguismos, que obtiene a base de amparar a criminales y estafadores. A pesar de que la novela se ocupa de sus manejos, y de cómo a pesar de ellos mantiene una deslumbrante fachada de respetabilidad en su vida pública, el corazón de la historia lo forma la narración de la vida privada de Ximen Qing, no en vano la novela toma su nombre del de tres de sus mujeres.

Y es que Jin Ping Mei es fundamentalmente una narración protagonizada por mujeres: esposas, criadas, concubinas, casamenteras… Un universo femenino se despliega en las más de mil páginas de una novela prolija, amena y muy recomendable.

Más de El Erudito de las Carcajadas:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here