La huida – George Simenon

6
1847

La huida - George SimenonNunca había leído nada del afamado Simenon, y el otro día estuve tentada de comprarme algo suyo. Sin embargo hay ciertos libros que a mi parecer no merece la pena comprar. Tener para siempre en tus estanterías un libro que ni fu ni fa, me parece una pérdida de espacio que en casas pequeñas como la mía no se puede permitir. Al comprar libros prefiero clásicos, que sé que difícilmente me van a defraudar, u obras que ya he leído y que me gusta tener.

Así que no compré el libro de Simenon, pero poco después cogí uno suyo en la biblioteca, que es el mejor modo de leer los libros que ni fu ni fa.

Elegí “La huida” y me ha gustado. Es verdaderamente un libro del que no se pueda decir que tenga calidad literaria ni originalidad en su historia o planteamientos. Sin embargo, a veces le apetece a una leer cosas así, ligeras, sencillas, con historias que se puedan seguir con el mínimo esfuerzo mental. Y después del esfuerzo de leer a Mandosio, un poco de sencillez no ha venido mal.
“La huida” cuenta la historia del señor Monde, un hombre que en el día de su cuadragésimo octavo cumpleaños, obedeciendo a un impulso que siempre le ha acompañado, abandona su vida de comerciante acaudalado en París y se escapa a Marsella para iniciar una nueva vida.

En Marsella conoce a una joven a la que salva del suicidio y juntos se marchan a Niza, donde el otrora señor Monde se convierte en Ambrose y comienza a trabajar en un antro de juego.

En Marsella reencuentra a su primera esposa, que se encuentra en una situación comprometida. Y después de ayudarla generosamente, regresa a París.

Regresa convertido en un hombre nuevo, con una nueva seguridad en sí mismo (suponemos que producto de su vida azarosa) que deja pasmados a sus antiguos conocidos.

¿Por qué siempre es necesario en las novelas abandonarlo todo para adquirir el carácter que falta? Es una idea recurrente que me sorprende un poco.

Esa es toda la historia y como advierto, no es ninguna delicia narrativa. Pero su lectura proporciona un rato entretenido. Si buscáis un libro que no os caliente la cabeza, éste es bueno.

6 Comentarios

  1. No tiene calidad literaria??? Por favor, que falta de respeto…los que hacen criticas de este tipo, son escritores frustrados…patético…. si te gusta la literatura, tendrías que tener las 200 novelas de Simenon en tu biblioteca

  2. No es su mejor novela, esta “La fuite de Monsieur Monde”, pero debo añadir algún elogio de más enjundia a los suyos. La inmensa destreza narrativa de Simenon -legendaria a justo título- está tambièn presente en ella. Fíjese como nos lleva en una dirección (aparente) y nos saca de ella con un simpre, pero certero, latigazo, como cuando dice lo de (traducción mía) “Todo lo que le había dicho al comisario era verdad, pero sucede a veces que nada es más falso que la verdad”. Tiene algo de trampilla, pero brillante.
    Su grandeza literaria también tiene destellos frecuentes en esta novela: descripciones apabullantes por concisas y hondas, imagenes de eficacia asombrosa, así como en un prodigioso manejo de los detalles (“los divinos detalles” que ensalzaba Nabokov). En fin, que para mí tiene más méritos de los que ya usted misma le atribuye.

  3. No suelo leer novela negra pero es evidente que Simenon es alta literatura. Algunas de las mejores editoriales europeas (pienso, por ejemplo, en la italiana Adelphi, presidida por Roberto Calasso, que sólo edita literatura absoluta) están publicando sus obras completas.
    Con Simenon suele pasar lo mismo que con Josep Pla: su aparente sencillez, su transparencia, confunde a los filisteos. Al dejarlos caer en la conversación funcionan como barómetros: dan una medida de las limitaciones del lector que opina sobre ellos.

  4. Claro, en literatura todo es cuestión de gustos, cuando se lee por placer. Cuando me quiero calentar la cabeza leo, por ejemplo, el código civil. De Simenon
    acabo de leer cinco novelas al hilo, y ninguna de ellas me rompió la cabeza, sin embargo, una de esas cuatro me rompió el corazón como ningún otro autor lo ha hecho jamás. Me tocó fibras demasiado personales, demasiado íntimas, tanto que es una lectura que sólo puedo compartir en familia. No sé si Garciá Márquez y Álvaro Mutis puedan ser considerados como clásicos, pero sé que ambos son fervientes admiradores de Simenon. Un clásico como Celine, dicen, consideraba a Simenon como uno de los grandes autores del siglo XX. Simenon me gusta y seguramente lo seguiré leyendo al lado de otros autores, pero en mi equipaje hay un libro de Simenon que siempre me acompañará por el resto de mis días. Qué me importa si es un clásico o no, es mi libro y punto.

  5. De G.Simenon me quedo con “El Gato”. Efectivamente sus obras no pueden considerarse de una calidad literaria alta, seguramente debido a que fue demasiado prolífico. Entre hacer el amor (confiesa que estuvo con más de 10.000 mujeres) y escribir libros (mas de trescientos) se pasó la vida. Lo de los libros es una realidad. Lo otro, a saber.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here