Lady Mary – Margaret Oliphant

2
949

Lady Mary - Margaret Oliphant“Lady Mary” es una emotiva y original historia de fantasmas. En ella Margaret Oliphant no carga las tintas en lo tétrico, en ese misterio aterrador que habitualmente acompaña a los espectros; por el contrario, la autora pone el acento en lo humano, desarrollando la idea de que la bondad, la piedad o el arrepentimiento son sentimientos que perviven en el más allá.

La historia de “Lady Mary” es, por tanto, una historia de fantasmas que no busca en el lector el escalofrío de terror, sino conmoverlo al mostrarle que el afecto es un vínculo que liga a los seres humanos más allá de la muerte. Lo invisible no se presenta en esta breve novela como algo irracional o pavoroso, pues se entrega una clave para comprenderlo: el cariño es una fuerza tan poderosa que puede tender puentes entre este mundo y el otro.

Lady Mary es una encantadora viejecita que, por gastar una broma a su administrador, muere sin haber hecho testamento oficial. Aunque sí deja, guardado en un lugar secreto, un documento ológrafo en el que lega todos sus bienes a la pequeña Mary, su joven ahijada, quien la ha acompañado en sus últimos años.

Cuando Lady Mary abre los ojos en el otro mundo, prontamente entiende el mal que, por juego y de una forma negligente, ha cometido. Desesperada, obtiene permiso para regresar al mundo de los vivos y tratar de enmendar su fatal error. Pero regresar a este lado es posible aunque, por lo general, inútil. Los lazos tangibles que unieron al difunto con los vivos están irremisiblemente rotos y una barrera infranqueable los mantiene separados. El mayor pesar de un alma en pena no es la dificultad para resolver el asunto que le trajo de vuelta, sino no poder comunicarse con aquellos a quienes amó.

Margaret Oliphant hace gala de una exquisita sensibilidad para retratar la frustración del ser que regresa y tiene que aprender con rudeza que las reglas del juego han cambiado para él. Rodeada de los seres que amó y de los objetos que fueron suyos, unos y otros son ya inalcanzables para Lady Mary, quien va comenzando a sentir nostalgia de ese otro mundo que es ahora el suyo.

La presencia de la difunta Lady Mary acabará al fin por revelarse, aunque el fantasma no cumplirá su objetivo de desvelar el escondite del testamento. Sin embargo, su penar a este lado terminará cuando el fuerte sentimiento que unió a madrina y ahijada permita a esta última un momento de clarividencia: la barrera intangible que separa las almas de vivos y muertos parece abatirse dejando que los corazones de las dos Mary se comuniquen, expresándose el mucho cariño que se tenían.

El talento de Margaret Oliphant para plasmar el sentimiento de desarraigo del alma que regresa a un mundo que ya no es el suyo, y su sensibilidad para dar a entender la forma en que las almas pueden comunicarse por encima del abismo que abre la muerte, convierte “Lady Mary” en un relato de fantasmas muy especial.

Más de Margaret Oliphant:

2 Comentarios

  1. Yo lo empecé el otro día y tiene buena pinta. Estoy esperando a que llegue el fin de semana para poder empezar en serio con él y poder disfrutarlo completamente.
    saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here