Las chicas terribles – Pablo Vázquez

1
2111

Si hay algo que se puede destacar de los relatos contenidos en Las chicas terribles es la originalidad del estilo de Pablo Vázquez; y recalco el término “estilo” porque, sin embargo, los temas que aborda este escritor, aunque no demasiado trillados, sí están enfocados desde una mirada más o menos convencional. No esperen desenlaces sorprendentes ni tramas imaginativas, porque lo que Vázquez busca es la construcción de textos sensuales y exquisitos, historias que se definen por la atmósfera de ensueño que encierran y el carácter misterioso de los protagonistas.

Como el propio título indica, nos encontramos ante relatos que giran en torno a la figura de la mujer, casi siempre vista como elemento desestabilizador en la trayectoria de un personaje; en algunos relatos representa una amenaza por sí misma, como ocurre en “Genoveva mix”, mientras que en otros afecta de manera indirecta al protagonista, como por ejemplo en “Necesitarás la suerte”. En cualquiera de los casos el adjetivo del título hace referencia a algún suceso que acaece de manera inevitable debido a la acción de una mujer. Ojo, no piensen que Las chicas terribles es sexista o machista: las protagonistas de los relatos son seres fuertes y decididos, pero a los que persigue un hado funesto que les convierte en instrumentos de desdicha.

Lo interesante es bucear en las tramas para encontrar los elementos oníricos a los que recurre Pablo Vázquez para crear su atmósfera de desconcierto y desasosiego; la prosa del autor es envolvente y surrealista en ocasiones, y en general consigue dotar a los relatos de un tono que se mueve entre la fantasía y la pesadilla. El cuento que mejor expone estas características es “Hasta el viento tiene miedo”, una imaginativa historia en la que un oficinista gris y apocado encara la posibilidad de un ascenso con más miedo que orgullo; la intervención de su secretaria le ayuda a vencer sus temores (presentados en forma de alucinógenas pesadillas), pero será a costa de algún que otro sacrificio impensable. Aunque la trama en sí beba de las tradicionales historias de terror y podamos hallar ecos de variados autores, la verdad es que Vázquez se da muy buena maña tejiendo esa telaraña fantasiosa y desesperante que atrapa al protagonista:

Pasaba yo unos días tremendos en los que me despertaba sobresaltado, en pleno arrebato, como si hubiera sido violado por una tribu de reductores de cabezas, mis piernas y venas disueltas como muñecos de jengibre en toneles de vino. Me miraba al espejo y saludaba, trataba de intimar con una sonrisa deslumbrante, los dientes incólumes y alineados, iniciaba algo parecido a un conato de conversación.

Ese estilo redunda en beneficio de la construcción de los personajes, casi todos peculiares y representados con una intensidad muy lograda. Si bien algunos de sus rasgos adolecen del mismo convencionalismo que presentan los temas abordados, lo cierto es que Vázquez dibuja unos protagonistas intrigantes, con profusión de puntos oscuros que despiertan la curiosidad y con una hondura que se revela, sobre todo, en sus miedos y deseos más ocultos. Blanca, la dudosa heroína de “Las perfectas secretarias”, o la Genoveva del relato homónimo son personajes que rebosan intensidad y genio: sus comportamientos pueden quedar algo en entredicho dentro de un transcurrir narrativo algo forzado (la trama de “Las perfectas secretarias”, sin ir más lejos, es bastante previsible y cae en algunos tópicos inocentes; “Genoveva mix” muestra algunos clichés sociales que tal vez están demasiado caricaturizados), pero se presentan con una redondez sorprendente gracias a la fragilidad que nos revelan sus defectos.

Las chicas terribles es un buen libro de relatos que tiene méritos innegables; su lastre más evidente son las tramas, basadas en temas muy manidos y con desarrollos poco elaborados, tanto por previsibles como por tópicos. Pablo Vázquez es un escritor con muy buenas dotes del que, seguro, se puede esperar mucho más. El tiempo lo dirá.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here