Los inquilinos de Moonbloom – Edward Lewis Wallant

2
1176

Los inquilinos de Moonbloom - Edward Lewis WallantHay libros que son estupendos por el simple poso que le dejan a uno en el corazón cuando los ha leído; «Los inquilinos de Moonbloom» es uno de esos libros.

Decir de qué va esta novela es sencillo; incluso puede que el argumento suene banal, o sentimental. Norman Moonbloom, gris personaje donde los haya, trabaja como administrador de edificios en la empresa de su hermano. Perdedor, inadaptado, insociable, él es el encargado de cobrar el alquiler de los numerosos vecinos de los cuatro inmuebles al cargo de la empresa, esquivando sus quejas y obviando las necesidades que les acucian. Sin embargo, poco a poco Norman va entrando en contacto con muchas de esas vidas y haciéndose partícipe de sus desvelos, de sus deseos y de sus sueños.

Uno no duda en confesar que, cuando leyó por primera vez en la contraportada de este libro (cuidadosamente editado por Libros del Asteroide) el resumen de su contenido, creyó estar ante una historia descafeinada e insulsa. Pero las primeras líneas bastaron para hacerme cambiar de opinión.

Y es que, como decía al comienzo, hay libros que ‘tocan’ la fibra sensible: por su belleza, por la historia que desgranan, por el carisma de sus personajes… «Los inquilinos de Moonbloom» reúne en sus páginas buena parte de estas características. Desde el inicio, el asombroso protagonista que es Norman seduce, enternece y atrapa; los vecinos que entran y salen de su vida forman un compendio de actitudes y personalidades tan variopinto como desopilante. Me es difícil convencer a alguien de que esta novela es necesaria, pero estoy convencido de que es así. Necesaria, sí, ya que, más allá de las docenas de anécdotas que relata, de la multitud de fascinantes seres humanos que pinta, nos habla sobre la importancia de la bondad y de cómo puede transformar una existencia. Porque la peripecia del protagonista no es más que eso: su asunción de la propia bondad y de la capacidad que le otorga para influir sobre las vidas de otros.

Quizá por ese motivo, sencillo y poco ‘grandioso’ (aunque, tal vez por ello, extremadamente importante), me ha gustado tanto este libro. Quizá por ese motivo me ha hecho disfrutar de lo lindo, atento a las desventuras de un hombre que pasa de la mediocridad más absoluta a la grandeza más evidente. Quizá por ese motivo, aun cuando suene ñoño, me he sentido mejor persona mientras ha durado su lectura.

Más de Edward Lewis Wallant:

2 Comentarios

  1. ¿Cómo pueden desaparecer durante décadas obras como ésta o las del mismo Knut Hamsum? Anímate algún día a elencar unos cuantos tesoros perdidos, quién sabe, quizás algun editor perdido esté escuchando.

  2. Caramba. Me he mirado la página de arriba a abajo y no he leído ninguno de los libros que reseñáis. Lo que es más quitando unos pocos, ni me suenan. Así que veo que tengo muchísmo trabajo por hacer. Me pongo a listar en un ya…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here