Maravillas del crepúsculo – Sjón

0
1266

Maravillas del crepúsculo - SjónHace tiempo comentábamos aquí la muy recomendable novela El zorro ártico, del escritor islandés Sjón. Ahora Nórdica Libros recupera Maravillas del crepúsculo, su última novela.

Si en El zorro ártico se servía de una figura mitológica del folclore islandés, en la que nos ocupa rescata un curioso personaje histórico como protagonista de la novela. Jónas Pálmason es el trasunto de Jón Guðmundsson el Erudito, un médico y científico autodidacta que en el siglo XVII fue acusado de practicar la magia y condenado al destierro en un islote.

Maravillas del crepúsculo recoge la historia novelada de un hombre de ciencia en una época en la que el oscurantismo apenas empezaba a desaparecer y, como siempre, los poderosos se aprovechaban de la ignorancia general para ejercer su dominio. Como apunta Enrique Bernárdez, excelente traductor de la novela (también lo fue de El Zorro ártico), es difícil saber qué es histórico y qué ficción en esta novela; y a fin de cuentas ese es un detalle menor porque ésta es una obra de ficción.

En cualquier caso, Maravillas del crepúsculo tiene como base un personaje que existió en realidad. Y que, trasmutado en Jónas Pálmason, hace una narración de su vida en primera persona; comenzando por su infancia y los orígenes de su interés por la medicina y la ciencia, y continuando con la narración de varias de sus aventuras de cuando recorría el país como curandero.

Jonás es el narrador de su propia historia desde el destierro, mezclando en su discurso el pasado con el atribulado presente de encierro y soledad en una isla inhóspita. Sólo en una ocasión cede el relato a un narrador omnisciente que, como un interludio, dará cuenta de la estancia de Pálmason en Dinamarca cuando estudiosos interesados en su ciencia estuvieron a punto de acabar con su destierro.

Pero la narración cuenta con más artificios que esos  cambios de narrador. Porque mientras Jónas sigue las formas de la narración oral —destinando su discurso a los pájaros, únicos compañeros en su cautiverio—, mezcladas con la prédica erudita de un conferenciante; el narrador omnisciente que describe su salida de la isla de su destierro, se sirve de una narración que mezcla lo expedito de la crónica con la descripción brillante de un sueño o una alucinación.

Con estos materiales Sjón trama una novela que recuerda las extraordinarias —y en parte verídicas— aventuras de un singular sabio que exorciza a un fantasma o presencia una matanza de balleneros vascos. Pero que a su vez nos presenta una época donde la lucha de los hombres contra los atavismos erróneos adquiría proporciones ciclópeas. El lector de hoy sonríe ante aquellos primeros pasos de una ciencia empírica que dedicaba sus esfuerzos a demostrar cosas tales como la inexistencia de unicornios. Pero a la vez comprende fascinado que esos fueron los primeros y primitivos pasos hacia la ciencia moderna.

Una novela diferente y no tan sorprendente como lo fue El zorro ártico, Maravillas del crepúsculo gustará a los incondicionales de la otra escritura nórdica.

Más de Sjón:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here