Memorias de antes del exilio – Félix F. Yusúpov

0
2314

Memorias de antes del exilio - Félix F. YusúpovFélix F. Yusúpov pertenecía a una de las más antiguas y ricas (se decía que su fortuna superaba a la del zar) familias rusas. Sin embargo, el príncipe Yusúpov pasó a la historia por su participación en el asesinato del célebre Rasputin. En estas Memorias de antes del exilio (1887-1919), Yusúpov hace un repaso por los principales acontecimientos de su vida, desde su nacimiento hasta el momento en que se vio obligado a abandonar Rusia tras el triunfo de la Revolución.

Sin duda, las memorias del príncipe Yusúpov son un documento interesante en cuanto describen un mundo que desapareció, entre convulsiones, con el nuevo siglo XX; y por supuesto, por su descripción de la época turbulenta de la Primera Guerra Mundial y la Revolución. Las memorias del príncipe Yusúpov fueron publicadas por primera vez en 1952 y existe un segundo volumen de memorias, En exil, publicado dos años más tarde.

No obstante, puesto que esta primera parte abarca desde el nacimiento del príncipe hasta 1919, la mayor parte de las memorias se dedican a “la vida despreocupada que fue la nuestra antes de 1914 y de la Revolución  de 1917”, en palabras del propio Yusúpov. En efecto, la narración tiene resonancias de eco de sociedad, aunque el ingenio del cronista logra cautivar la atención.

De su mano, la lectora los distintos palacios y fincas que la familia Yusúpov tenía a lo largo y ancho de toda la geografía rusa. También conoce a relevantes personajes de la época, como la bailarina Anna Pávlova. En esa época feliz, el príncipe era un muchacho caprichoso y extravagante, que con sus excentricidades daba bastante que hablar. Entre ellas, cierto gusto por el travestismo, que le llevó a hacerse pasar por una cantante extranjera y actuar varias noches en un cabaret de San Petersburgo, hasta que la broma fue descubierta con disgusto por sus padres.

Esa época de juvenil desenfreno dejó paso a una etapa de misticismo, originada por la muerte de su hermano mayor en un duelo. Al sentimiento de pérdida se unía el peso de la responsabilidad de saberse heredero de una de las mayores fortunas de Rusia. De esa manera, Yusúpov fue dejando de lado las locuras juveniles para convertirse en un joven dandi que cursaba estudios en Oxford.

Pero es cuando la narración llega a 1916 cuando las Memorias de antes del exilio se tornan verdaderamente interesantes. La participación rusa en la Gran Guerra no estaba resultando todo lo brillante que para algunos cabía esperar, además los aires revolucionarios soplaban cada vez con mayor fuerza. En esas circunstancias, muchos creyeron que los males que aquejaban a Rusia eran el resultado de la perniciosa influencia que Grigori Yefímovich Rasputin ejercía, a través de la zarina, en el zar Nicolás II.

En sus memorias Yusúpov cuenta cómo, por las razones anteriores, llegó a la conclusión de que era necesario eliminar a Rasputin para lograr la salvación de Rusia; describiendo a continuación la trama y la puesta en práctica del complot. La noche del asesinato del stárets es narrada casi segundo a segundo y es sin duda uno de los capítulos más relevantes de las memorias, por más que Yusúpov, en su introducción al libro, se muestre descontento de tener que abordar cuestiones políticas en su narración.

Retenido como sospechoso de la muerte de Rasputin, Yusúpov logrará huir con su familia a Crimea, donde la familia tratará de reanudar su vida, pese a la detención de su familia política por los soviets o la noticia de la muerte del zar. En 1919, partirá para el exilio.

En definitiva, unas muy interesante memorias de un espectador privilegiado de importantes acontecimientos históricos, narradas con gracejo y honestidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here