Mientras dan las nueve – Leo Perutz

1
1318

Mientras dan las nueve - Leo PerutzMientras dan las nueve es uno de esos libros cuya trama queda un tanto perjudicada por el aluvión de historias mediáticas que el cine y la televisión han explotado hasta la saciedad. Leo Perutz traza con suma habilidad unos hechos que mantienen en vilo al lector de la primera a la última página, preguntándose constantemente por lo que está pasando: en ningún momento somos conscientes por completo de lo que ocurre en el texto, ya que la sucesión de acontecimientos parece carecer de lógica y el comportamiento del protagonista se antoja incomprensible. Es una obra que juega con la tensión de una forma brillante, posponiendo hasta la resolución del enigma las conclusiones de la trama.

Es difícil resumir el argumento de Mientras dan las nueve sin desvelar algunas de sus claves, de manera que me limitaré a remarcar los puntos básicos. El estudiante Stanislau Demba anda sin rumbo por las calles de un trasunto de la ciudad de Viena que más parece un escenario fantasmal. En ese deambular absurdo y casi demencial, asistimos con perplejidad a las interacciones del protagonista con otros muchos personajes: amigos, compañeros, alumnos o simples conocidos. Stanislau actúa como un demente, tratando de no sacar las manos de su abrigo, como si no tuviese brazos siquiera… ¿Qué esconde el joven estudiante? ¿Por qué parece huir de alguien?

La novela juega con estos elementos de manera muy palmaria, pero al tiempo sutil. Creemos intuir algunos detalles del comportamiento del protagonista, aunque Perutz apenas siembra pistas en el texto; a medida que avanza la narración vamos conociendo circunstancias, hechos, pero jamás llegamos a adivinar el porqué del nerviosisma de Demba. Al estilo de las mejores novelas policíacas, Mientras dan las nueve mantiene la atención del lector dosificando con mesura los indicios, las sugerencias y los engaños.

Como decía antes, el desarrollo y, sobre todo, la parte final de la obra ven mermada su capacidad de sorpresa debido a la reiteración de algunos motivos en películas, series e incluso otras novelas. Sin que esto constituya un demérito (recordemos, además, que el texto se publicó en 1918, mucho antes de que buena parte de ello viese la luz), lo cierto es que perjudica el efecto último que la resolución tiene sobre nosotros; la novela basa su fuerza en unas últimas líneas sorprendentes y deslumbrantes, de ahí que haber experimentado (sea de forma visual o narrativa) algo similar le reste fuerza.

Con todo y con eso, la obra tiene la virtud de mantener nuestra atención en todo momento, construyendo una historia repleta de personajes curiosos que, más allá de servir de comparsas al protagonista, se constituyen por sí mismos en enjundiosas creaciones repletas de detalles surrealistas y satíricos, en un estilo que se adelanta a la narrativa centroeuropea de mediados del siglo pasado. Aunque estemos todo el tiempo pendientes Stanislau Demba y su asombroso periplo por las calles de la ciudad, sus encuentros con los demás son en verdad lo que impulsa la novela y la dota de un trasfondo rico en matices.

Mientras dan las nueve es una obra de cuidada factura, con un desarrollo que juega tanto con elementos surrealistas como propios del thriller, consiguiendo que el lector quede preso de su apuesta. No está a la altura de otras obras de la época, pero sin duda constituye un ejemplo de novela tramada a la perfección y depara una lectura amena. Gracias desde aquí al gentil proveedor de obras desconocidas para alimentar la pasión lectora de esta web.

1 Comentario

  1. La mayoría de las novelas de Leo Perutz son la especialización o encarnación de la fantasía en el cuerpo de la historia. La imaginación es la clave de la representación del pasado, es esa señora soberana del suspenso porque está en la historia sin registro y discurre en sus entrañas porque es posibilidad. Borges declaró, en relación con la novela “histórica” El marqués de Bolivar que era un “perfecto ejemplo de novela fantástica en estado puro.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here