Panfleto contra la estupidez contemporánea – Gabriel Sala

9
2356

Panfleto contra la estupidez contemporánea - Gabriel SalaEste “Panfleto contra la estupidez contemporánea”, que Gabriel Sala ha pergeñado con veracidad y vehemencia, debería ser lectura obligada para todos los que vivimos en la actualidad en esas democracias occidentales de las que tan orgullosos nos sentimos y que deseamos imponer como modelo al resto del planeta.

Este libro pretende ser una invitación a reflexionar sobre una realidad sombría que el autor presenta de manera descarnada ante nuestros ojos. De manera somera, sin detenerse demasiado en las causas, aunque apuntándolas brevemente, Gabriel Sala dibuja ante nuestros ojos un panorama que todos conocemos ya sobradamente: la pobreza, que condena al hambre, a una vida sin esperanza y a la muerte a miles de personas; frente a una riqueza que cada vez se concentra en menos manos y más sucias, obtenida de forma espuria precisamente gracias a la explotación de los mismos a los que se condena a la miseria. Y como colofón, la pérdida paulatina pero incesante de las libertades y del estado de bienestar que una vez existieron en las sociedades democráticas.

Planteada esta realidad, que no por conocida deja de ser francamente espeluznante, lo que el autor del panfleto se pregunta es, precisamente, cómo esas situaciones han devenido cotidianas sin que los individuos que integran dichas sociedades se escandalicen, pidan explicaciones a quienes tiene autoridad para enmendarlas o tan siquiera se planteen de qué son resultado.

Y aquí es donde entre en juego la idea de entetanimiento, un concepto que Gabriel Sala traduce del inglés tittytaiment y que fue usado por primera vez por Zbigniew Brzezinski (un antiguo asesor del presidente Carter), que buscaba cómo definir el sistema por el cual el 80% de la población mundial desposeída no se rebelaría ante los dictados del 20% de población restante que, poseyendo el dinero y el poder sobre el mercado, se dedican a expoliarlos.

El entetanimiento alude a la idea de vivir de la leche que mana de los pechos de otros. Esa sustancia nutricia proporcionada por terceras personas es la imagen perfecta para definir el sistema que ha logrado sedar las conciencias de miles de personas, enseñándoles que lo que ocurre, o bien es correcto, o bien es inevitable, y que por tanto no deben preocuparse de nada, excepto de consumir y trabajar duramente por perpetuar el sistema.

Gabriel Sala realiza un repaso en su “Panfleto contra la estupidez contemporánea” de los principales valedores del entetanimiento, demostrando la manera en que difunden un régimen que les recompensa.

Comienza el autor su enumeración por las empresas, verdaderas artífices del entetanimiento como sistema ideal para distraer la atención de los ciudadanos, además de método perfecto para decirles cómo deben vivir: consumiendo, dedicando una atención digna de mejor causa a las apariencias y sin cuestionarse nunca lo que otros dan por bueno en su lugar. Sigue con los políticos, todos corruptos en cuanto abdican del que debería ser su papel, la defensa de los intereses del ciudadano, para entregarse con denuedo a la defensa de los intereses del capital. Y no olvida a los intelectuales y a los medios de comunicación, a los que considera los fabricantes de las coartadas que el entetanimiento proporciona a los ciudadanos, para que juzguen que las cosas están bien como están y no se planteen posibles acciones para cambiarlas.

Pero lo que Gabriel Sala pretende con su panfleto es precisamente que nos atrevamos a pensar por nosotros mismos, que luchemos por desintoxicarnos de las mentiras de un sistema que ya hace tiempo ha demostrado que no nos beneficia, que es injusto y perverso, que juzguemos sin los filtros que se nos proporcionan; y, sobre todo, que nos decidamos a pedir responsabilidades a quienes las tienen y no toleremos que la indignidad cuente con nuestro apoyo.

9 Comentarios

  1. El “entetamiento” hace referencia mas a la actitud del lactante y el que da de mamar que a la materia que “fluye”.
    Todo el negocio de la “cultura” en su diversas formas: “bibliotecas populares”, “óperas”, “festivales” no son sino formas mas elaboradas de la telebasura, que entran mejor en las bocas de los mas “cultos”. Versiones refinadas.
    Es necesario volver a la instrucción y abandonar el tutelaje cultural en las muy diversas formas que aparentemente sujetan la “democracia”. La bonhomía cultural es un timo. Es una ruina económica y moral que presenta pocas excepciones.
    Todo ello se refiere lógicamente, al dinero público: Ministerios de Cultura, Concejalías de Cultura, Festivales, etc.etc. Mientras las escuelas producen catervas de catetos que se ahogan en su ingnorancia, una casta de bienpensantes se encarga de velar por nuestra formación intelectual. Entre otros, los políticos, los sindicalistas, los alternativos, los cómicos, los religiosos, etc.,etc.
    La vida social se convierte en una jaula de conflictos en cuanto abres la boca y te muestras disconforme con este paraíso sólo apto para hartos de pan.
    !!!Que cada perro se lama su cipote cultural!!!!

  2. […] siquiera asimilando totalmente, lo que reintento saludablemente de vez en cuando, el Panfleto contra la estupidez contemporánea consigo entender lo que está pasando. La actitud pastueña de las clases populares de […]

  3. Excelente libro, de principio a fin. Como dijo Nietzsche, escrito con la pasión que agita la sangre.
    Bien por la claridad, por su espíritu vertical, por su cero concesiones a la barabarie, por su coraje para utilizar la palabra y hacerse pedazos. Bien, por Gabriel Sala.

  4. […] paulatino y metódico de la población, gracias a un concepto creado por el propio sistema: el titytainment. Un entretenimiento zafio, basado en la satisfacción instantánea y el espectáculo, que busca […]

    • Estoy por terminar bfQuie8n se ha llvedao mi Ipod? . Para los que quisieramos tener mas amigos en la vida real que en Facebook y que les ha pasado exactamente todo lo que escriben algunos bloggeros , quienes comparten sus ensef1anzas de vida y que al leerlas siempre tenemos cierta (algunos se jactan que todo a1TODO! lo que leen, a ellos tambie8n les sucede) conexif2n con ellos.

  5. dónde puede descargarse?

    o es que sólo los libros muy famosos pueden conseguirse gratis? y por los demás hay que pagar? menuda injusticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here