Relatos sombríos. Historias mágicas – Remy de Gourmont

1
1950

La editorial El Nadir recoge en el presente volumen dos colecciones de relatos del francés Remy de Gourmont: Relatos sombríos e Historias mágicas. Ambas colecciones, sin embargo, se prestan a ir de la mano por su similitud en cuanto a temas y recursos; y son además muestra perfecta de la voz de Remy de Gourmont, en la que se aúnan la voluptuosidad, la fantasía y el misterio, formando un sutil velo que en ocasiones se rasga para permitirnos entrever jirones de la más descarnada realidad.

Pero no todos los cuentos reunidos en Relatos sombríosHistorias mágicas tienen igual atractivo. En algunos, bien sea por su brevedad —relatos de diez o veinte líneas, verdaderos ejemplos de microrrelato—, o por el desarrollo poco claro de las tramas, el lector llega al final un tanto desconcertado. Algunos de ellos son poco más que ensoñaciones o ecos de reflexiones, casi siempre de gran hermosura formal, pero de poca trayectoria.

No obstante, la mayoría de estos cuentos son verdaderas joyas del género, en los que el autor hace un verdadero alarde de fecundísima imaginación. Que nadie espere encontrar temas triviales o aventuras de andar por casa, pues Remy de Gourmont se revela como un maestro en aunar el misticismo y la sensualidad en historias exóticas e incluso misteriosas. Esto, unido al uso de un lenguaje alusivo, donde las palabras señalan sin nombrar, ayudando a crear atmósferas de sutil erotismo, hace de estos relatos piezas únicas.

Existe en el francés una tendencia a introducir en sus narraciones personajes de la mitología clásica e incluso de la Historia Sagrada, pero transponiéndolos al siglo XIX y poniéndolos en contacto con las costumbres de ese siglo. Así, entre los cuentos reunidos en Relatos sombríos e Historias mágicas encontramos por ejemplo una revisión del mito de Dánae, donde Danaette, una mujer infiel pero que se encuentra ya aburrida de las fatigas del adulterio, vive una alucinación erótica en la que la nieve hace las veces de la lluvia de oro del mito clásico. O un intenso encuentro, al amor de una chimenea, entre un fauno y una mujer hastiada de la hipócrita ternura de su marido. O la narración de la posesión de su propia hija por Loth (el que huyo de Sodoma).

Mención especial merecen la serie de brevísimos relatos protagonizados por Primary, un perverso donjuán que goza infringiendo dolor a sus amantes; pero en absoluto al modo de un marqués de Sade, pues Primary no busca que mane la sangre, sino las lágrimas:

[…] No soy tan malo como dicen, ¡oh, no!, puesto que me conformo con hacerlas sangrar metafóricamente, ¡pobres angelitos!

En resumen, el estilo tan personal, la capacidad para crear ambientes donde se amalgaman lo místico y lo sensual; y por supuesto el talento para transmitir los innumerables sentimientos que giran en torno al amor y al erotismo, con sus mil matices, hacen que los cuentos de Remy de Gourmont se presenten como una lectura obligatoria para los amantes del género.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here