Sombras – Lafcadio Hearn

0
1072

Sombras - Lafcadio HearnEn 1890, Lafcadio Hearn llegó a Japón como enviado del Harper’s Magazine que debía dar cuenta en sus crónicas de los cambios que acaecían en un país que hasta la fecha había permanecido a salvo de los influjos occidentales. Pero el periodista pronto quedó hechizado por las sutilezas de una cultura milenaria, logrando con éxito plasmarlas en sus textos.

Como bien se indica en el prólogo del presente libro, Hearn llegó a Japón «en una época en la que los occidentales llegaban al país del Sol Naciente para instruir, pontificar y pregonar las virtudes de la civilización occidental. Sin embargo, él llegó para aprender, para descubrir y para revelar los misterios del Lejano Oriente». En efecto, la delicadeza, incluso la devoción, que los textos de Lafcadio Hearn demuestran para con la compleja cultura japonesa, son señal del afán que el escritor puso en comprender para poder divulgar.

Sombras, publicada en 1900, es un ejemplo perfecto de todo lo anterior. El libro reúne una serie de estudios sobre diversos temas con los que Hearn descubre distintos aspectos pintorescos de la cultura y la sociedad nipona. Por ejemplo, en «Historias de libros antiguos» el periodista resume y explica algunos cuentos y leyendas extraídos de los clásicos japoneses. Estos textos no son traducciones de cuentos japoneses en sentido estricto, sino adaptaciones que, sin embargo, tienen un carácter marcadamente literario. Al final de los mismos, el periodista suele incluir algún comentario sobre las características del original, o bien una breve exégesis que ayude al lector occidental a contextualizar el sentido de la narración.

«Estudios japoneses» reúne tres textos que resultarán de interés para cualquier estudioso aficionado del Japón. «Semi» es un pequeño estudio sobre los diferentes tipos de cigarras japonesas y la manera en que su canto forma parte, desde hace siglos, de la poesía y la literatura japonesa y, por supuesto, del imaginario popular. «Nombres japoneses de mujer» es una curiosa disertación sobre los yobina, los nombres femeninos y sus significados. Por último, «Canciones japonesas antiguas» reúne una pequeña colección de baladas, coplas y canciones de amor que enseñarán al lector occidental que en todos los lugares del mundo el ser humano ha cantado a las mismas cosas.

Cierra el volumen una colección de relatos reunidos bajo el epígrafe «Fantasías», que son breves narraciones fruto de la imaginación del propio Hearn. Como el título que las precede adelanta, estas historias tienen en común un ambiente onírico, fantasioso, en ocasiones vagamente pesadillesco, pero en absoluto guardan relación alguna con el mundo nipón; por eso, resultan un tanto ajenas al tono general del libro.

De alguna manera, y como nuevamente se apunta en el prólogo, la genialidad de Lafcadio Hearn fue dejar constancia de un mundo que desaparecía rápidamente por la acelerada modernización emprendida en aquella época por Japón y que fue entendida como una occidentalización forzosa. Hearn apresó, con cariño, con admiración, con respeto, una realidad que había permanecido inmutable durante siglos y que en ese momento se desvanecía ante sus ojos. Sombras es una pequeña muestra de ese universo casi borrado.

Más de Lafcadio Hearn:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here