Un castillo en la Romaña – Igor Štiks

10
1356

Un castillo en la Tomana - Igor StiksHay ocasiones en las que un libro ve la luz por razones un tanto peregrinas. Por ejemplo, y hablando acerca de «Un castillo en la Romaña», porque su autor gana el premio Slavic a la mejor primera novela en croata; o porque está nominado al IMPAC Dublin Literary Award. En fin…

El caso es que hay novelas cuya única razón de ser es la de haber sido publicadas en algún país lejano, por un autor desconocido, y cuyo agente se encarga de colocarlo como una de esas clásicas ‘nuevas promesas’ que de vez en cuando aparecen en el horizonte literario, sobre todo el europeo. Igor Štiks es bosnio, escribe en croata y vive en París; aparte de eso, como escritor no es que valga demasiado. Si su único mérito es el de ganar un premio literario minoritario, cualquiera podrá entender que no estamos ante ninguna obra maestra.

«Un castillo en la Romaña» es una novelita que narra dos historias de amor: la de un poeta italiano del Renacimiento y la de un joven fraile, refugiado croata, que en el presente cuenta su historia al propio narrador del libro. Estas historias naufragan al poco de comenzar la novela por dos motivos principales (y algunos secundarios). El primero, que la conexión entre ambas es inexistente, aun cuando en ella se basa buena parte de la carga sentimental de la trama; nada tienen en común salvo el destino trágico de los amantes, pero ni siquiera ese detalle está resuelto con pericia. El segundo, que la narración es inconexa, destrabada, se pierde en vericuetos verbales inútiles; el fraile se expresa con un desapego absurdo, dado que se supone que él mismo es el protagonista de su narración, y la historia del poeta italiano adolece de rigor lingüístico. Los capítulos alternos, que deberían proporcionar al lector un crescendo narrativo, lo único que logran es confundir y aturullar, no aportan nada a la construcción de un clímax. Además, los protagonistas de ambas historias, Enzo, Catarina, Petra, el mismo narrador, carecen por completo de sustancia, de interés; sus peripecias resultan tan ajenas que no conmueven en absoluto.

Todo ello es fruto de una escritura correcta, pero insípida. Štiks construye la novela con mañas de arquitecto literario, pero carece de recursos para rematarla convenientemente. El libro se cae de las manos en cuanto se leen las primeras páginas, y no consigue remontar el vuelo pese a las vueltas y revueltas de esos amantes desdichados.
Como conclusión, absolutamente desaconsejable.

10 Comentarios

  1. Pero tiene una trampa, y es que es bonito, digo el libro, el objeto. Y además lo ponen en alguna parte como parte de esas «jóvenes promesas», bien visible en una librería en la que, por otra parte, suelen tener bastente buen gusto. Una trampa (porque algunos caísteis, parece). Un misterio.

    pd: ya sé cómo ganar un premio literario pasado mañana: convocando el primer premio de novela escrita en bieloruso por un español. Ahora sólo me falta llamar a Natasha y que me lo traduzca. Manda webs.

  2. Ah, se me olvidaba. Si tantas ganas tiene de leer el libro, Alexandrós, con mucho gusto se lo regalo.

    Lo de «Romaña» viene dado porque la novela se desarrolla en la Emilia Romagna, que va desde las costas del Adriático, más o menos entre Rímini y al norte de Rávena, hacia el interior.

    Conozco algo la zona ya que todos los añoos viajo allí en septiembre. Por ejemplo, es la patria del parmesano (Parma está en la región), el aceto de Módena y otras exquisiteces menos comestibles como los Ferrari y los Maserati.

  3. Sólo queda preguntarse ¿cómo es que ganó un premio?
    Dos opciones se me ocurren:
    1.- No había otra novela escrita en croata, y puesto que el premio era a la mejor primera novela en croata… pues eso.
    2.- El premio estaba amañado.

    Pero claro, todos sabemos que los premios literarios no están pactados de ningún modo, ¿verdad?

    Un saludo.

  4. Felicidades por el blog, una de mis pasiones son los libros.
    Durante muchos años he sido ratón de biblioteca y ahora apenas me queda tiempo para disfrutar de una buena lectura…

    Saludos

    Ángela

  5. La reseña es tan buena que dan ganas de leer el libro (je,je); pero aparte de esta novela de qué me suena a mi el título: Tal vez «Los cuadernos de la romana»
    Un saludo. Te leo.

  6. Vale, lo tendremos en cuenta, tu frase final. Estas insípidas historias, que últimamente abundan no se si a consecuencia de que las editoriales tienen que sacar producto como sea, o pretenden descubrir nuevos escritores exóticos para nosotros sin importar la calidad. Es decir está bien escribir «bien» con las reglas aprendidas y todo eso, pero de lo que se olvidad las nuevas caras es de escribir con las tripas, sin pensar en vender, en entretener a toda costa, en ser originales en la historia, ahí se les pierde el hilo y la razón de su escritura, y de paso perdemos los lectores la razón de nuestra laboriosa felicidad de la lectura (como se dice en el blog). Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here