Cuentos de Malá Strana – Jan Neruda

15
3445

Cuentos de Malá Strana - Jan NerudaSorprende de estos cuentos su modernidad, su rotundo estilo contemporáneo, aun cuando fueron escritos allá por 1870. Jan Neruda es un autor poco conocido y es una verdadera lástima, porque “Cuentos de Malá Strana” es un prodigio de literatura (ignoro si otras obras suyas también, aunque dado el nivel de ésta no sería de extrañar).

Las historias de estos relatos tienen el único nexo de ambientarse en el barrio praguense de Malá Strana, una suerte de microcosmos que sirve al escritor para introducirse en la vida de unos cuantos personajes mundanos, representantes de clases y estados sociales, y dar cuenta de sus miserias cotidianas, de sus deseos insatisfechos, de sus costumbres imperecederas y, por encima de todo, de sus inconmensurables ganas de vivir.

Quizá sea esta última característica la que mejor da idea del espíritu del libro, de sus protagonistas y de la narrativa de Neruda. El barrio de Malá Strana se convierte en un personaje más, oscuro y silencioso, que impregna el ambiente de los cuentos con un aire de alegría y de francachela, sin obviar nunca la miseria de algunos de sus habitantes. Así, por los diferentes relatos del libro desfilan sastres, pintores, abogados, jubilados, amas de casa, niños y un sinfín de seres con pocos rasgos en común, pero unidos todos por esa atmósfera jubilosa que reina sobre Malá Strana. En general, los relatos versan sobre situaciones mundanas: un estudiante de abogacía que busca un lugar tranquilo en el que preparar sus oposiciones, dos ancianos que se odian desde mucho tiempo atrás por causa de un amor común, un niño que se cuela en una vieja iglesia para escuchar la misa nocturna que (cree él) celebra allí San Venceslao…

Como se puede ver, no son relatos de acción, pero en sus páginas se celebra la vida, la autenticidad, y por eso resultan tan conmovedoras y bellas. Sus protagonistas son cercanos, casi conocidos, como esos viejos amigos a los que uno cree reconocer cuando se describe a alguien, antiguos camaradas a los que vemos a través de una escritura mágica, poderosa, que tan pronto se acerca a la panorámica cinematográfica (insto a cualquiera a que lea el comienzo del primero de los cuentos para que se quede boquiabierto: no olvidemos que estos relatos son de finales del XIX) como se enmascara, tenue, pero certera, tras las vicisitudes de unas personas enternecedoras. Y es que Neruda maneja la prosa con mano decidida, alternando pasajes de una belleza exquisita -sobre todo, las descripciones- con otros en los que el diálogo surge espontáneo y fresco.

En suma, unos cuentos excelentes que todo aficionado a la narrativa breve debería leer; los no aficionados al cuento, pero sí a la buena literatura, también.

15 Comentarios

  1. Pues sí, efectivamente, el comienzo del primer cuento es para quedarse boquiabierto, sin habla. Hasta en tres ocasiones he leído los capítulos I y II, recreándome en los despertares de la señora Babor en el interior de su abacería y de los vecinos de la calle de La Espuela. Pero si sorprendente es “Una semana en una casa tranquila”, narración con la que se inicia el libro, lo mismo podríamos decir de casi todo el resto de relatos integrados en esta pequeña gran joya literaria, desconocida, me atrevo a decir, para la inmensa mayoría de los aficionados a la lectura.
    Lo que más llama la atención de “Cuentos de Malá Strana” es la aparente inanidad de los temas tratados: existencias planas, sencillas, nada especial, nada extraordinario, pero a cada historia percibimos el latir imparable de la vida que bulle por todos los rincones de este barrio praguense. Aunque abordado con un estilo diametralmente opuesto, el temario desplegado recuerda mucho a los relatos de Chéjov, esos relatos donde en apariencia nunca ocurre nada, donde los personajes se limitan a vivir sus vidas grises y gastadas, cargando resignadamente a sus espaldas las alegrías y desgracias que el destino les depara; las mismas, por otro lado, que han compungido o regocijado a todos los mortales desde el inicio de los tiempos.
    Creo que en el proceso de la escritura, la dificultad extrema reside precisamente en llevar esa realidad cotidiana hasta el lector. Si encima se hace con el estilo de Jan Neruda, es indudable que estamos ante un ejemplo de buena literatura. No existe ningún escudo protector tras el que parapetarse, desterrados de la trama los golpes efectistas y los sobresaltos, – en demasiadas ocasiones para nuestra desgracia, el socorrido remedio a la falta de inspiración -, el autor debe desplegar toda su habilidad para hacer llegar al lector algo que ya le es muy conocido: la vida de unos protagonistas de carne y hueso como él.
    Éste es el mayor logro de “Cuentos de Malá Strana”, sus personajes. Aunque anclados en la Praga de finales del siglo XIX, nos son próximos, se identifican con nuestras mismas manías, rencores y miedos. Neruda dibuja seres de comportamientos atemporales, y lo hace con una prosa ágil, inteligente, plena de ingenio y fuerza descriptiva, que alcanza posiblemente su máximo poder en el inicio del libro, en esos capítulos para boquiabiertos, donde el inmenso ojo del narrador escruta la oscuridad impenetrable y grasienta de una trastienda o el rápido fluir de vida de un patio vecinal. Pero no cometamos el error de creer que el libro se limita únicamente a este relato, existen otras narraciones tan o más excelentes: “El señor Rysánek y el señor Schlegel”, ejemplo de una inquina secular; la ternura de “La que llevó al mendigo a la miseria” o “De cómo el señor Vorel requemó su pipa”; el brevísimo, pero cruel, “Los Tres Lirios”; “El Doctor Arruinamundos”…
    En fin, un buen libro que no conviene dejar pasar y que debemos a la editorial PRE-TEXTOS. En esta y en más ocasiones, – Max Blecher, Jaimie O’Neill -, me han descubierto autores minoritarios de incuestionable calidad.
    Cordiales saludos a los seguidores de solodelibros

  2. Hola:

    Hace poco un Amigo me comentó de Jan Neruda y un libro llamado La mujer que empobrecio al mendigo, alguien puede decirme en dónde puedo conseguirlo? Ha sido muy dificil localozarlo en mi lugar de origen y es muy importante para mi conseguirlo.

    Gracias

    • Ese cuento es una genialidad que viene en el libro de Cuentos de la Malá Strana. Lo malo es que es de suma dificultad conseguirlos actualmente. Yo lo encontré en una librería de viejo, por una casualidad casi milagrosa.

  3. Me he volcado a buscar información de Jan Neruda por “reportaje al pie del patibulo”, quiero conocer quien conmovio asi a una persona como Julius Fucik.

  4. Me interesé hace poco por la literatura checa, en parte debido a conocer personalmente a una autora checa que lamentablemente al día de hoy no está traducida al castellano: Markéta Pilátová.

    El hecho de que Pablo Neruda haya tomado su seudónimo del apellido de Jan Neruda me llevó a interesarme por este autor. Coincido plenamente con tus opiniones. Ya he realizado algunas sesiones de lectura de sus cuentos al reunirme con mis hijos. ¡Qué vivos están sus personajes! ¡Qué agudas descripciones de esas caras y esas ropas! Al leer el diario del estudiante, el último cuento, lo hice durar, lo leí de a poco, siguiendo los hechos de su vida. Es difícil creer, al apartar la vista del libro, que sólo vivió en la imaginación del autor.

  5. Después de leer a Milan Kundera (La vida esta en otra parte)con un prólogo de Carlos Fuentes.Me atrevo a decir que es una de las novelas más interesantes que he leido, ademas que el prólogo de Fuentes es también excepcional Me interesé por leer autores checos y que mejor que Jan Neruda que nació justamente en Mala Strana, de esta forma me relacioné con este sitio, agradezco iniciativas como estas y especialmente los comentarios.
    Patricia Pérez Madrid
    Poeta chilena

  6. puedes enviarme escritos de JAN NERUDA, PABLO NERUDA O GUSTAVO ADOLFO BECQUER??

    son de GRAN INTERES y serian de gran ayuda para mi!!!!

    excelente entrada! estamos en contacto.

    seudonimo: alizha becquer!

  7. Soy un apasionado de Jan Neruda desde que leí hace muchos años los cuentos de la Malá Strana en la vieja edición de austral. En español existen sólo dos libros más editados por la EDitorial Juventud: “EScenas y arabescos” y “IMágenes de la vieja Praga”.
    Ambos son realmente recomendables.

  8. Yo acabo de leer un libro de relatos y me ha gustado esta otra forma de leer. Resulta siempre muy enriquecedor conocer autores nuevos, como este Neruda, y en versión cuentos. Tomo nota de vuestra recomendación sobre el cuento de Echenique. Más a la lista. Por cierto me han dejado una reseña negativa del Interventor, y es curioso es todo lo contrario de la vuestra. La verdad que encuentro muy exagerado lo que dicen, a mi me está gustando el libro. No es fácil de leer, pero eso es lo que me gusta precisamente. Que lectores más jóvenes tenéis, estupendo que se interesen por los libros!

  9. Kafkaprocesado me ha quitado la idea, y hasta su expresión exacta, de la boca. (Bueno, a un kafka procesado no es extraño que le guste también esta ambientación praguense).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here