Como una novela – Daniel Pennac

39
10144

Como una novela - Daniel PennacSe define este libro como una perfecta animación a la lectura realizada a través de argumentos poco corrientes. No creo que sea así, pero el caso es que uno sale de Como una novela satisfecho, como después de reunirse con unos amigos y charlar de aficiones comunes, sin actitudes ni poses.

Pennac, todo hay que decirlo, no es rimbombante; aborda el problema con simplicidad y directamente, sin andarse con rodeos. El único problema que le encuentro es, quizá, la irrealidad que transpira. Digo esto porque el escritor propone la enseñanza de la literatura a través de la literatura misma, con lecturas, sin caer en la tentación de los comentarios, las exégesis y las reseñas. Lo cual, para qué engañarnos, es hermoso, pero poco práctico.

Aunque no soy partidario de que la letra entre con sangre, sí encuentro necesario que a los niños se les impulse a leer, y ello conlleva que comprendan lo que leen y que lo analicen. Puede que no sea el mejor método existente, puede que debiéramos volver a los paseos de Sócrates, pero hay que ceñirse a un sistema, y no creo que sea el peor de los posibles. Generaciones de lectores se han educado haciendo comentarios de texto y se han apasionado por la buena literatura, más tarde o más temprano, siguiendo o no las recomendaciones de sus profesores; como digo, no será un procedimiento perfecto, pero sí es válido.

Por lo demás, lo mejor de Como una novela es su parte final, donde desgrana diez leyes imprescindibles para todo lector, todas ellas tan ciertas como la vida misma y de una honestidad sorprendente. La número cinco, que habla sobre la calidad de los libros y la existencia de ‘buenas’ y ‘malas’ novelas, es un compendio perfecto de lo que pensamos en SDL, por lo que la cito casi en su totalidad:

…digamos que existe lo que llamaré una ‘literatura industrial’ que se contenta con reproducir hasta la saciedad los mismos tipos de relatos, despacha estereotipos a granel, comercia con buenos sentimientos y sensaciones fuertes, se lanza sobre todos los pretextos ofrecidos por la actualidad para parir una ficción de circunstancias, se entrega a ‘estudios de mercado’ para vender, según la ‘coyuntura’, tal o cual tipo de ‘producto’ que se supone excita a tal o cual categoría de lectores.
Sin lugar a dudas malas novelas.
¿Por qué? Porque no dependen de la creación sino de la reproducción de ‘formas’ preestablecidas, porque son una empresa de simplificación (es decir, de mentira), cuando la novela es arte de la verdad y (es decir, de complejidad), porque al apelar a nuestro automatismo adormecen nuestra curiosidad, y finalmente, y sobre todo, porque el autor no se encuentra en ellas, así como tampoco la realidad que pretende describirnos.
En suma, una literatura del “prêt a disfrutar”, hecha en moldes y que querría meternos en un molde.
No creamos que estas idioteces son un fenómeno reciente, vinculado a la industrialización del libro. En absoluto. La explotación de lo sensacional, de la obrita ingeniosa, del estremecimiento fácil en una frase sin autor no es cosa de ayer. Por citar únicamente dos ejemplos, tanto la novela de caballerías como, mucho tiempo después, el romanticismo se empantanaron ahí. Y como no hay mal que por bien no venga, la reacción a esta literatura desviada nos dio dos de las más hermosas novelas del mundo: “Don Quijote” y “Madame Bovary”.
Así pues, hay ‘buenas’ y ‘malas’ novelas.
Las más de las veces comenzamos a tropezarnos en nuestro camino con las segundas […]. Durante cierto tiempo leemos indiscriminadamente las buenas y las malas […]. Y después, cierto día, sin darnos cuenta, nuestros deseos nos llevan a la frecuentación de los buenos. Buscamos escritores, buscamos escrituras. La mera anécdota ya no nos basta. Ha llegado el momento de que pidamos a la novela algo más que la satisfacción inmediata y exclusiva de nuestras sensaciones.

Qué mejor resumen que éste. Aunque sus tesis sean algo inocentes, lo cierto es que Pennac aboga por el placer de leer buena literatura. Un placer fuera de serie.

Más de Daniel Pennac:

39 Comentarios

  1. de daniel pennac me encanta el capituli IV el que se leera(El mejor derecho es el de releer) Ya que no siempre se comprende en la primera leida y cuando se relee podemos darnos cuenta que hay atras cosas de mucha importania y que en la primera leida no se la dimos. HAY PERSONAS QUE ME DICEN : (OTRA VES TE ESTAS LEYENDO ESE LIBRO, QUE ABURRIDO ESTAS MAL DE LA MEMORIA) ES INTERESANTE CADA VES QUE LO LEO ENCUENTRO ALGO NUEVO Y LO BUENO DE TENER MALA MEMORIA ES QUE SE VUELVEN A LEER LOS MISMOS LIBROS Y VIVES ATRAVEZ DE ELLOS AVENTURAS FANTASTICAS…. EL LIBRO COMO UNA NOVELA, ES EMOCIONANTE NOS LLEVA A VIVIR UNA COMPLEJA INVITACION A LEER PERO TENIENDO EN CUENTA QUE TENEMOS UNOS DERECHOS Y SOMOS NOSOTROS QUIENES ESCOJEMOS EL MEJOR…..

  2. Pues acabo de leer el libro y éste capùitulo que reproducen en su totalidad se llama “EL DERECHO DE LEER CUALQUIER COSA”(la traducción es mia pues tengo la fortuna de haber leído el original). El gusto por la lectura es un regalo… nada que ver con la obligación de que un niño comprenda lo que lee…

  3. Hola Buenas Noches
    Las reglas que propone pennac son ciertas, pero la mayoría ja no se cumplen, casualmente e dicho y mucha gente me a pelado y pelear no es nada argumentar justifica la tecnología vuelve al ser humano mas ignorante y causa peresa y pues como un computador ya hase todo pues no se sabe que puede mas, entonces llegamos a preguntarnos la lectura es la nutrición del cerebro una imagen la cognición del ser los medios como ?

  4. […] cual os invitamos a participar, son los Derechos del Lector de Daniel Pennac, recogidos en su libro Como una novela. Un buen ensayo ameno y divertido sobre lo que la literatura, la lectura y el poder creativo puede […]

  5. Tengo que estar en todo de acuerdo con Julia. Recuerdo que siempre qme ha gustado leer, y en mi casa no había libros ni leía nadie. Además he sido buena estudiante. A pesar de ello,las he pasado canutas para hacer un comentario y esas cosas de los grandes profes de literatura!!!! El libro me ha encantado, pero no voy a comentarlo; sin embargo, ya lo he recomendado. Creo que las lecturas “de calidad” obligadas no están consiguiendo lectores, y a las pruebas me remito. Si hay que comenzar con aventuras y lo que llame la atención al futuro lector, pues empecemos por ahí, luego cada cual elegirá su camino.

  6. Hola,
    en mi caso, mi afición por la lectura surgió de ver leer a mi padre. El no me impuso, ni propuso leer. Cuando yo me acercaba a él y le preguntaba qué leía, me lo contaba y si le pedía algo que leer, entonces se soltaba y empezaba a sacar libros y libros hasta que encontraba uno cuyo argumento captaba mi atención. La lectura puede surgir de manera más natural que en las clases de literatura, como yo las recuerdo, obligados a leer “las ratas” y “los santos inocentes” a muy corta edad. Creo que es contraproducente forzar el criterio de “literatura de calidad”; sólo si disfrutas leyendo podrás ir refinando tu criterio y cada uno debe empezar con aquello que le guste, de manera natural. No creo que este argumento sea ingenuo ó poco práctico: ¿no sería posible que en clase cada niño eligiera lo que desea leer?
    saludos

  7. Es un libro bueno…..me gusta komo pennac promueve la literatura X medio de la literatura misma….tambien observamos la influencia de los medios como la television la radio…etc, en el interes de lectura de las personas.
    los 10 mandamiento ke plantea al final me parecen que son ciertos, ke uno komo lector los cumpple.

  8. yo pienso, que el libro nos da a conocer la lectura adecuadamente y a tener un buen conocimiento sobre ella, ya que la lectura nos abre mas las ideas y nos facilita a la hora de interpretar las cosas desde diferentes perspectivas.

  9. me parece espectacular el libro ya que no enfatiza mucho hacia la literatura, aunque tampoco creo tanto en su inosencia……pero bueno espectacular

  10. Yo acabo de leer este libro para clase y ahora tengo que hacer una reseña de él. Mira qué fácil es romper con sus reglas. Hasta de su libro hay que hacer un análisis. Me ha gustado mucho esta obra porque en algunos aspectos me he sentido identificada y además ha sido muy sincero con cómo se aborda el tema de la lectura. Puede ser que sí sea un poco inocente en las soluciones que propone pero ¿a quién no le gustaría que de vez en cuando alguien le leyese un libro en voz alta y pudiese disfrutar de cómo van fluyendo las palabras en el ambiente?

  11. Me parece y lo dire en publico que esta novela nos da a conocer, y a reflexionar sobre algo muy importante que estamos viviendo hoy, un problema que se esta dando en la juventud y adolecentes que es el de no leer. aunque la tesis del autor es un poco compleja es muy sustanciosa, haciendo ver la realidad, en la pedagogia contemporanea muy deficiente, pero asi mismo dando unas serie de solusiones para mejorarla.

  12. es un libro sencillamente excelente, describe a cabalidad cada sentimiento que vivencia el lector desde su inicio como tal; desde la locura por leer a escondidas, por la emoción de terminar esa historia antes de cualquier cosa, describe ese sin sabor que queda despues de leer magnificas guerras, historias deamor, batallas personales, todo. nos describe a cada uno como uno solo, como un verdadero lector

  13. Basta con leer las primeras hojas de este libro, para darse cuenta q el amor tan profudundi que Daniel penacc siente hacia la literatura, y el que quiere que nosotros sintamos.. y mas aun los maestros, quienes son lo encargados de guiar y llevar a el niño a ese mundo gratuito del cual se nos habla alli. una vez una profesora me dijo de que le sirve al niño aprender a leer un cuento?.. en ese momento no supe responder pero daniel me deja claro que.. yo como futura maestra de literatura y lengua castellana tengo que propiciar el gusto y goce de la lectura, para que? no solo por desarrollar la imaginacion como lo dijo la profesora.., si no para que el niño vaya compendiendo la realidad y creandose una vision de mundo.., por medio de una realidad animada…
    solo puedo decir que me gusto muho…..
    ojala se escribieran mas libros de este tipo..

  14. buenos dias… señores sugerencia seria bueno que en esta pagina dieran la oportunidad de descargar el libro como tal, para poderlo bajar y leerlo, hay muchas personas que no conamos con la posibilidad de comprarlo pero podemos tener la opcion de bajarlo por la web y leerlo y en esta pagina se describe el libro y sus opiniones pero no se puede descargar que es lo que necesito y si existe lña forma les agradeceria que me la comentaran poruqe por mas que intente nunca pude. gracias

  15. Cuando escucho el nombre de Daniel Pennac, recurren a mi mente mil ideas e imágenes, pienso, desde mi punto de vista, que el libro podrá tener muchas cosas, pero de inocente…. nada. La descripción que hace de una realidad, la crítica a la pedagogía, la invitación a la literatura, no son ideas vagas, más me parecen una propuesta para la lectura, pero que involucra más al ser humano como persona que al ser humano como docente, me explico, pienso que su libro trata del sentido de enseñar la lectura con la excelencia de la literatura, como dice otro compañero del blog: cuándo encontraremos el libro “que engancha para siempre”.
    La literatura, diversa como la vida misma permite ese acercamiento en nuestra eterna búsqueda del yo en el otro.
    Aquí viene lo interesante, el maestro, el mediador en este caso (o familiares, amigos, etc.), será quien de la imagen de la lectura, quien muestre el sentido de leer, no considero que Pennac niegue la posibilidad de realizar análisis, más bien invita a que el acto de leer, sea un encuentro con lo cotidiano de nuestra vida, un encuentro incluso con el autor del texto, que sepa el lector, que el autor es una persona como él, que vive, sufre, siente, goza, en ningún momento es “lesa majestad”, y que como tal nos cuenta lo que puede construir. Pienso que a ésto es lo que apuesta el libro, a la forma de acercamiento, un análisis puede ser una tarea aburrida, o una aventura hacia el mundo del escritor, resconstruido con el mundo del lector.

  16. me encanto este libro!
    lo lei en mi colegio, tenia que realizar la reseña d este
    y este blog me sirvio muchisimo gracias!
    me senti muy identificada con este ensayo
    asi es como llega pennac a la gente;
    lograr que la gente se identifique al menos
    con alguna parte del libro y asi envolverla en lo magico
    de su lectura.

    El derecho de:
    1. a no leer
    2. a saltarnos páginas
    3. a no terminar un libro
    4. a releer
    5. a leer cualquier cosa
    6. al bovarismo
    7. a leer en cualquier sitio
    8. a hojear
    9. a leer en voz alta
    10. a callarnos

  17. Me parece preciosa la tesis de Pennac, en humilde opinión la lectura que se impone pierde su gracia ya no es para el goce, la lectura como elemento lúdico y gozoso de la vida, nos invita a crear un nuevo camino una nueva ruta hacia un nuevo lenguaje, donde conocernos a nosotros mismos nos abre las puertas y ventanas hacia la diversidad, buscando nuevas propuestas, para construir un verdadero sentido, el sentido de la vida misma.

  18. “Como una novela” es la vida misma,
    el tambor del lector es destemplado,
    Daniel Pennanc usó muy bien su prisma.
    ¿Del por qué se le hace tan pesado
    a los adolescente la lectura?
    Que en ellos sólo vive travesura
    quieren velocidad no los renglones
    cierran los ojos se rompen la crisma
    la juventud fabrica cabezones.

  19. GrAcIaS a dAniEl PeNnAc!!!!
    He leido este libro y considero que es un libro lleno de muchos
    fundamentos .Por medio de los cuales podemos aprender a amar la lectura y aprender a diferenciar entre la literatura buena y la mala ;de esta forma involuclar a las personas en la lectura , para asi convertirlo en un habito el cual a corto o largo plazo traera grandes beneficios y lo mas importante de todo la construccion de una cultura inimaginable.

  20. quiero argumentar que el libro ¨como una novela¨ es algo que muchos de los seres humanos no ponemmos en practica la lectura. cuado leemos no comprendemos lo que estamos leyendo

  21. “como una novela” estimulo para la lectura
    en mi concepto daniel pennac en su libro como una novela critica fuertemente la pedagogia y tambien explora “chismosea” la reaccion del lector con el libro, e incluso por lo que se puede apresiar nos dice que la forma como se le enseña a los niños a leer no es adecuada “no se puede forzar la curiosidad solo se le debe despertar”.
    si en colombia mi pais natal no miraramos el libro desde el punto de vista del grosor y no concentraramos mas bien en leer nuestra sociedad y hasta el mismo pais seria un “poco” mas culturizado y no se tal vez dariamos un gran avance en cuanto al desarrollo del pais.
    es necesario que todos leamos para recordar que nadie a tenido nunca tiempo para leer pero que nada,jamas, ha podido impedir que acabaramos una novela que amabamos.
    no estoy del todo deacuerdo con un pasaje de este libro pues en la que el profesor les lee a sus alumnos para insentivarlos ala lectura pues creo yo que no es la mejor forma de inducirlos ala lectura, pues este amor de la lectura debe surgir de si mismoy como alguna vez cito joseph roth el escritor propone la enseñansa de la literatura atraves de la literatura misma sin caer en la tentacion de los comentarios lo que es hermoso y poco practico.
    aunque yo no soy partidario de hacer las cosas contra la voluntad de la presona si es necesario que alos niños se les insentive a leer

  22. LA TESIS, ES UNA SINTESIS DE LA DIFERENCIA DE LAS GENERACIONES, SIN EMBARGO LA CREATIVIDAD EN AL CUAL INTENTA PROMEVER EL ESTUDIO DE LA LITERATURA ES AGRADABLE.

  23. La verdad es que a mí me parece que los libros de animación a la lectura llueven sobre mojado. Creo que sólo sirven para convencer a los que ya estamos convencidos. Eso sí, nos lo pasamos bomba comprobando lo buenos que somos. No veo cómo se va a convencer a alguien para que lea a través de otro libro, pero bueno…

    Yo de Pennac sólo he leido La felicidad de los ogros, que empezó muy bien pero luego me decepción en el final. Tengo “en espera” El hada Carabina, a ver cuando tengo un hueco para leerlo. Un saludo,

  24. La clave está en “cuándo”, en qué momento nos damos de bruces con el libro “que engancha para siempre”.
    El entorno, el famoso entorno, es fundamental. Yo, que tengo niños de edad escolar, siembro libros por toda la casa. Terminarán “tropezándose” con aquel que les secuestrará de por vida para la lectura. Por supuesto, dejarán de leer, los arrojarán a la basura, maldecirán, aborrecerán… pero indefectiblemente volverán una y otra vez sobre ellos porque una red invisible los habrá atrapado para siempre. Con el tiempo analizarán, seleccionarán, desecharán libros y autores y terminarán quedándose con lo mejor. El proceso es irreversible. Pennac solamente es un guía más. Lúcido, pero uno más…

  25. Sí, claro que sí: el comentario de textos es esencial, y no hay que tomárselo como algo duro, sino como lo que es: un verdadero disfrute hablando del texto, comentándolo. Qué bien les vendría a algunos que van al cine – y luego hasta se hacen críticos – y sintetizan lo que ven diciendo: es bueno, malo, me gustó, no me gustó, sin más.

  26. Creo que hay que olvidar las tesis y pasar a la praxis: A “Como una novela” le siguen, como ejemplo de lo que defiende el autor, las novelas de Malaussenn, con la particularidad de que , si bien la primera y la segunda son geniales parodias de novela negra, donde lo más importante es la diversión, tanto del escritor como del lector, las últimas entregas de la serie tienden a eso que él llama “literatura industrial”
    De todas formas, desde La felicidad de los ogros, hasta Los frutos de la pasión, hay que leer a Pennac

  27. Esta tarde he estado en la libreria, y ¡he tenido este libro en mis manos!, pero no lo he comprado, deberia haber pasado por aqui antes.

  28. Podemos discutir la operatividad de las tesis de Pennac, lo que valoré del libro es la importancia de plantear alternativas para promover la lectura, y lo bien escrito que está.

    “releer no es repetirse, es ofrecer una prueba siempre nueva de un amor infatigabe…”
    Daniel Pennac, como una novela

  29. “Como una novela” lleva esperando desde Sant Jordi que le llegue el turno.
    El problema de lo que propone Pennac, de todos modos, es que los límites pueden llegar a ser muy difusos. Es decir: no es una cuestión de blanco o negro, sino de escala de grises. Y… ¿quién decide si una novela está más cerca del blanco que del negro, o al revés? Porque, claro, hay ejemplos evidentes, todos los conocemos, pero ¿dónde está el límite?
    Si entramos a juzgar la literatura en términos de “buena” y “mala” literatura, tenemos que aceptar que, algo que a nosotros nos parezca buena puede ser todo lo contrario para otras personas, por mucho que a veces duela.
    Respecto al sistema a seguir para iniciar a los niños a la lectura… si existiera un método infalible, creedme: lo habríamos encontrado (o en la escuela o en las bibliotecas). Igual que para elaborar un buen plato hacen falta multitud de ingredientes, para crear a un buen lector también, y nadie ha encontrado todavía la dosis exacta de cada ingrediente para que el plato siempre salga exquisito. Pero se hace lo que se puede 🙂

  30. Estos días no dispongo de tiempo para leer, aunque ya me duele, ya. Pero volveré y tomaré buena nota, valoro mucho los lugares como el tuyo, que tanto muestran y tanto enseñan.
    Saludos literarios.

  31. Yo creo que no es tan inocente la propuesta de Pennac, desde cierto punto de vista, digamos. Es una forma de decir las cosas, otros lo han dicho con términos más técnicos, si se quiere. Lo que subyace a esa “inocencia” es la defensa (contra todo “sistema”, contra todo gesto de control seudoprogresista) de leer “gratuitamente” (harto potencial puede tener algo gratuito en un mundo regido por la necesidad…), de pensar, de interpretar, etc.

    Muy bueno el blog. Saludos

    Kar3d

  32. Pennac es un maestro en el arte de enseñar a amar los libros y la lectura en general. “Como una novela” es una delicia porque se preocupa de los derechos y deberes de los lectores, algo poco frecuente. Es un libro para disfrutar, esa es la palabra. Saludos

  33. Pues yo debo ser tan ‘inocente’ como las tesis de Pennac. No creo que si el primer acercamiento a la lectura se hace de modo, digamos, academicista y a golpe de comentario de texto se vayan a conseguir muchos lectores. Solo si los niños aprenden a jugar las historias, a recrearlas, a confundirlas incluso con su ‘mundo real’, podrán aficionarse realmente y de modo duradero. Porque aprenderan a amar la literatura; a tenerla como un refugio seguro para siempre. Porque será un hábito, una necesidad…
    Otra cosa, es que una vez nacida la afición, se les procure formación ‘reglada’, digamos; porque hasta entonces, también se les ha estado formando.
    Y después, como dice muy bien este autor, a leer indiscriminadamente hasta formar un criterio propio (que normalmente y, a pesar de la diversidad de gustos, no creo que se decante por los ‘libros a granel’).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here